La constatación durante el confinamiento de la pandemia de lo mucho que tenemos que aprender y trabajar para ir dando forma sólida al embrión de comunidad vecinal en el que se trabaja en el barrio desde hace años, no debe ser vivido con desánimo, sino como reto apasionante al que hacer frente, sabiendo, además, que en los próximos tiempos venideros, probablemente sea la herramienta más idónea para afrontar las situaciones que al barrio y su vecindario nos vienen.

Aprender de los errores y aciertos de las experiencias que están más adelantadas que las nuestras puede ser una ayuda imprescindible en la tarea pendiente, y por eso vamos a seguir insistiendo en ellas. Hace unos post acercábamos la experiencia de Cherán y su autoorganización comunitaria ante la pandemia.

Igualmente, el amigo de KTT Raúl Zibechi, está llevando a cabo una seri de artículos con el título común de “Movimiento en la pandemia” en el que recoge interesantísimas experiencias que están teniendo lugar. Y en este otro artículo Barrios en movimiento, los espacios autónomos en la Ciudad de México, nos cuenta otras experiencias de las que los medios no recogen.

Hoy lo que queremos traer a esta ventanuca de KTT,  son experiencias que, aunque también tienen su desarrollo a miles de kilómetros, se están dando en marcos urbanos donde la labor de tejido de la comunidad vecinal también es relativamente reciente. Y lo podemos hacer gracias al interesantísimo trabajo que está desarrollando la gente de “Cordones Territoriales Valparaiso” y su programa semanal de radio donde, como elles mismes describen lo que pretenden es:

compartir experiencias de las Asambleas Territoriales de Valparaíso en respuesta al coronavirus, con el objetivo de hacer un aprendizaje colectivo desde las acciones que se están llevando en los territorios para enfrentar la pandemia

De los videos colgados hasta la fecha, todos más que interesantes, os recomendamos los dos que os dejamos a continuación (principalmente el capítulo 2), pues nos parece que puedan darnos pistas importantes para las tareas pendientes, y, además, nos trasladan la energía de que esa apuesta por la comunidad vecinal es mucho más que teoría, análisis o deseo utópico.

Abramos oídos y mente, y saquemos todo el jugo que podamos a estas experiencias, alimentándonos con ellas durante la tarea de construcción de la comunidad vecinal de Alde Zaharra.

CAPÍTULO 1 – Apoyo mutuo y economía comunitaria I (08/04/2020)

 

CAPÍTULO 2 – Apoyo mutuo y economía comunitaria II (15/04/2020)