La vida cotidiana en bastantes hogares del Casco es mucho más dura que en cualquier otro lugar de la ciudad: viviendas pequeñas; no pocas sin baño; más todavía sin calefacción; de una antigüedad tremenda; lo que conlleva en numerosísimos casos la ausencia de ascensor con la consiguiente imposible accesibilidad; escasísimas plazas de garaje…

Esta realidad que se esconde –tras las piedras en las que vive el vecindario- a la mirada de visitantes y turistas a quienes se venden los atractivos de un Casco Medieval inigualable, es, además, ignorada y desatendida por todo tipo de instituciones. Nos encontramos así con la cruel paradoja a la que asiste el vecindario: mientras se dedican millonarias partidas presupuestarias y todo tipo de recursos para convertir el barrio en una imagen de postal que atraiga al turismo y se expanda por todo el universo digital del siglo XXI, al mismo tiempo, por falta de inversiones públicas en la rehabilitación de las viviendas, se condena a buena parte del vecindario a subsistir en unas condiciones no demasiado lejanas a las que se vivía en aquella Edad Media.

En el capítulo 9 hemos hecho ya una primera aproximación a los edificios de viviendas del barrio, no tanto para hablar de sus características, sino para comentar, por un lado, el modelo de hogares o unidades familiares que en ellos residen y, por otro, analizar la forma de tenencia de estas viviendas. Con ello, de alguna forma, dábamos por cerrada la parte de la recopilación de datos relacionada expresamente con las personas, el vecindario del barrio, y, sin descartar que con la aparición de nuevos datos vayamos ampliando ese aspecto relativo a las personas, comenzábamos a abrir el camino a la segunda parte, centrada en conocer las características de los edificios, las viviendas y algunas otras cuestiones más urbanísticas. La intención es, en un tercer gran bloque hablar tanto de los comercios como de algunos servicios del barrio.

De momento, vamos a centrar nuestra atención en intentar conocer un poco por dentro los hogares donde vive el vecindario del barrio, para intentar imaginarnos, hasta donde permiten los datos, algunas de las condiciones que esas características de las viviendas marcan en su vida cotidiana. Los datos que vamos a ver son demoledores. Todos ello, con una primera interpretación, lo podeís encontra en el documento Tipos y características de las viviendas (Diagnóstico del barrio 10, descargar aquí), aquí os dejemos un resumen.

Resumen del Capítulo 10

 TIPOS Y CARACTERÍSTICAS DE LAS VIVIENDAS

10.1.- Los tipos de viviendas

10.1.A.- Datos del barrio

Las viviendas familiares principales en el Casco suponen el 76,66% de todas las viviendas familiares y el 76,51% de todas las viviendas, lo que está muy lejos del 88,80% que suponen en Gasteiz.

El % de las viviendas del Casco calificadas bajo la etiqueta de “Resto” son casi una de cada cuatro (un 23,30%, en concreto 1.243 viviendas), más del doble que el % que se da en el conjunto de Gasteiz

10.1.B.- Análisis por secciones censales

El % de vivienda familiar principal sobre el total de viviendas es similar en la mayoría de las secciones.

Sección 1:

Entre 2013 y 2019 aumenta el número total de viviendas, lo que habla de rehabilitaciones que generan más viviendas o de construcción en antiguos solares. Es llamativo el bajo % de viviendas principales de la sección 1 con respecto al resto de secciones (71,76%), más aún si tenemos en cuenta que de 2011 a 2019 la sección 1 es la única en la que ha aumentado el número de viviendas principales (+19). La explicación fundamental al crecimiento de la sección 1, si tenemos en cuenta que el total de vivienda familiar no ha tenido ese incremento, solo puede venir del hecho de que unas cuantas viviendas secundarias o vacías hayan pasado a viviendas principales, lo que nos habla de rehabilitaciones

Sección 3:

Entre 2013 y 2019 aumenta el número total de viviendas, lo que habla de rehabilitaciones que generan más viviendas o de construcción en antiguos solares.

La sección 3 al tiempo que sufre un cierto recorte en el número de sus viviendas principales (-17), tiene un aumento algo mayor (25) de su Resto de viviendas

Sección 4:

Entre 2013 y 2019 aumenta el número total de viviendas, lo que habla de rehabilitaciones que generan más viviendas o de construcción en antiguos solares.

La sección 4, por su parte, pierde 15 viviendas principales, al tiempo que incrementa en 35 su Resto de viviendas

Sección 5:

Entre 2013 y 2019 se reduce el número de viviendas, las razones tienen que ser principalmente o derribo o estado ruinoso.

Singular es el caso de la sección 5, que es la que más viviendas totales pierde (-20), pero esa pérdida se produce en todas las categorías, lo que no puede hablarnos sino de, entre otros movimientos cruzados, derribos si nueva construcción o edificios en ruinas

Sección 8:

Entre 2013 y 2019 se reduce el número de viviendas, las razones tienen que ser principalmente o derribo o estado ruinoso. La reducción de las viviendas principales de la sección 8, todo indica que la causa principal es que buena parte de ellas han pasado a la categoría de Resto, lo que en el Casco habitualmente quiere decir que el deterioro de las viviendas ha llevado a su abandono.

Al mismo tiempo hay que señalar el alto % de la sección 8 en viviendas principales (83,97%).

Sección 10:

Entre 2013 y 2019 se reduce el número de viviendas, las razones tienen que ser principalmente o derribo o estado ruinoso.

10.2.- El número de viviendas en cada edificio

10.2.A.- En el conjunto del Casco

El edificio tipo en el Casco es el que acoge de 3 a 10 viviendas, a ese modelo responden más del 75% de las viviendas del barrio. La diferencia es muy notable no solo con la media de la ciudad (18,45%), sino con los barrios cercanos (Ensanche el 32,55% y Coronación tan sólo el 9,64%)

El % de edificios con entre 11 y 20 viviendas del Casco (el 19,9%) es mucho menor que el de la media de la ciudad (39,50%) y el Ensanche (42,30%) o Coronación (57,82%).

En el Casco se da también una sobrerrepresentación de edificios de dos viviendas (30 edificios, la mitad de los que le correspondería), aunque mucho más llamativo nos parece el hecho de que en un barrio como el Casco Viejo haya 148 viviendas distribuidas en edificios con entre 21 y 40 viviendas.

Se reducen los edificios con menos viviendas (incluso los que agrupan en torno a 3-10) y aumentan los de 11 a 20.

10.2.B.- Por secciones censales

Sección 1:

Las particularidades de sus edificios tienen que ver, por un lado, en que en ella se agrupan la mayoría de los edificios con una sola vivienda del barrio (5 de 9 edificios), aunque al mismo tiempo no tiene ninguno de dos viviendas. Tiene un mayor % que la media del barrio en edificios con entre 3 y 10 viviendas, que además ha crecido entre 2013 y 2019, a costa de la pérdida de edificios de entre 11 y 20 viviendas (las viviendas que existían en este tipo de edificios pasan de 159 a 149), en contra de la tendencia general del resto de secciones.

Sección 3:

Curiosamente, entre 2013 y 2019 ha construido un edificio más de 2 viviendas. Pero su característica más reseñable es que la inmensa mayoría de sus viviendas (el 90,50%) se agrupan en edificios de entre 3 y 10 viviendas, muy por encima de la media del barrio (76,53%). Consiguientemente, su % de edificios con entre 11 y 20 viviendas es muy bajo, el 5,11%, cuando la media en el barrio es del 19,97%. No obstante, y como efecto de uno de los edificios de la calle Siervas de Jesús que pertenece a esta sección, tiene un edificio que agrupa a 23 viviendas.

Sección 4:

Tiene unos datos muy cercanos a los de la media del conjunto del barrio. Si acaso llama la atención que de 2013 a 2019 ha tenido un incremento de viviendas sensiblemente superior al resto (gana 20 viviendas, cuando el conjunto del barrio gana solo 8), y que una de ellas sea incrementando a 2 el número de edificios de una sola vivienda que hay en esta sección.

Sección 5:

Es, porcentualmente, la que más viviendas ha perdido de 2013 a 2019 (17 viviendas menos, lo que supone una reducción del -1,65%). A pesar de ello, gana viviendas en edificios de entre 11 y 20 viviendas y pierde en edificios de entre 3 y 10 viviendas. Esto nos habla de rehabilitaciones completas en las que los edificios ahora levantados tienen más viviendas que los que se han derruido.

Sección 8:

Se nota la influencia de los edificios de la calle Francia y de la Plaza San Antón. Son edificios con bastantes más plantas en altura de lo que es habitual en el Casco. Por eso en esta sección el % de edificios con 3-10 viviendas desciende hasta el 48,27% (76,53% la media del barrio) y el de edificios con entre 11 y 20 viviendas aumenta hasta el 38,83% (media del barrio 19,97%). Y también por la misma razón se concentran en esta sección la mitad de las viviendas del barrio que se agrupan en edificios con entre 21 y 40 viviendas.

Sección 10:

Sigue una tónica bastante parecida a la secciones cuyos edificios están ubicados mayoritariamente en la Ladera Este (la 5 –aunque no toda-, la 8 y la 10), esto es, ligera reducción del número de viviendas en general; mayor reducción de los edificios de 3 a 10 viviendas, y mayor aumento de los edificios con de 11 a 20 viviendas. Son de destacar también las 52 viviendas ubicadas en edificios de entre 21 y 20 viviendas, pero son producto de un edificio de Portal del Rey y otro de la calle Francia que pertenecen a esta sección.

10.3.- Los metros cuadrados y el número de habitaciones

10.3.A.- El Conjunto del Casco

Casi la mitad de las viviendas familiares del barrio tienen entre 61 y 90 m² (2.521 viviendas, el 47,41%), este %, sin embargo, es una tercera parte inferior al de la media de la ciudad y al de Coronación (67,64% y 62,78% respectivamente), aunque bastante superior al de Ensanche (29,28%).

El Casco más que triplica el % de viviendas familiares de hasta 60 m² que tiene la media de la ciudad (a esa media de Gasteiz se aproximan tanto Ensanche como Coronación). Así, en el Casco, menor de 60 m² son el 37,18% de sus viviendas (en concreto 1.980 viviendas)

Uniendo las dos cuestiones vemos que las viviendas del Casco son sensiblemente más pequeñas de lo habitual en la ciudad. No obstante, llama la atención también que durante el periodo 2013 a 2019 el número de viviendas de más de 151 m² haya aumentado en el Casco en 5 (pasando de 34 a 39)

La superficie media en el Casco la más baja de todos los barrios de la ciudad (72,9 m2), más de 20 m2 por debajo de la media de la ciudad (95,0 m2), y menos de la mitad de metros que el barrio (no rural) con mayor media (Mendizorrotza con 167,8 m2 de media).

El % de viviendas del Casco que tienen entre 1 y 3 habitaciones (25,41%) es el triple del de la media de la ciudad (7,16%). El % de viviendas con 5 habitaciones del barrio (28,17%) es casi la mitad del de la media de la ciudad (54,66%). De todas formas en el Casco el tipo de vivienda con mayor presencia es el de 4 habitaciones (36,17%), mientras que en la media de la ciudad (y Ensanche y Coronación) es el de 5 viviendas.

10.3.B.- Por secciones censales

Sección 1:

De viviendas exageradamente grandes (de más de 151 m2) en el barrio hay 39, destacando las 15 de ellas que se encuentran en la sección 1. De casas grandes (aunque no tanto como las anteriores) también sabe esta sección 1, ya que tiene casi un 20% de sus viviendas que miden más de 90 metros cuadrados. Esta sección 1, por su parte, contiene una de cada tres viviendas del barrio con más de 120 metros cuadrados.

Es también la sección que mayor % tiene de viviendas con más de 7 habitaciones, y la segunda en viviendas con 6 habitaciones.

Sección 3:

La sección con las viviendas más pequeñas es la 3. Es la única en la que la mayoría de sus viviendas (el 58,16%) tienen entre 10 y 60 metros cuadrados. Ello sin duda es producto de la importante rehabilitación pública llevada a cabo en esta sección como efecto directo del PERI de los 80’, por el que se rehabilitaron completamente 19 edificios de viviendas de la sección. Así, en la mayoría de los edificados en la parte de Zapatería que corresponde a esta sección (números 48 a 72), los construidos son de pequeño tamaño (entre 40 y 60 m2)

Es llamativo el reducido % de viviendas entre 91 y 120 m2 de la sección 3 (2,67%, esto es, 18 viviendas). Aún así, es esta sección 3 la que mayor incremento tiene en viviendas de entre 121 y 150 m2, donde pasa de las 5 que tenía en 2013 a las 7 de 2019, aumentando también en una (de 4 a 5) las de más de 151 m2. En esta sección 3 aumentan pues las muy pequeñas y las exageradamente grandes.

Teniendo  en cuenta la definición de habitación del EUSTAT es más fácil entender qué tipo de viviendas son las que se encuentran en los edificios rehabilitados por el PERI de los 80 en la sección 3, que es la que tiene 1 de cada 3 de sus viviendas con entre 1 y 3 habitaciones (en concreto 226 viviendas). Porque si además tenemos en cuenta que, como hemos visto, en esta sección 3 hay 392 viviendas con menos de 61 m2, esto quiere decir que en la sección 3 hay 166 viviendas con más de 3 habitaciones en menos de 61 m2. Si a esos, como máximo, 60 metros cuadrados les restamos lo que ocupen cuartos de baño, vestíbulos y pasillos, nos podemos hacer una idea del tamaño de las habitaciones. La sección 3 no es sólo la que mayor % de viviendas entre 1 y 3 habitaciones tiene, también es la que mayor % tiene de viviendas con 4 habitaciones (42,73%). Tres de cada 4 viviendas de la sección 3 tienen cuatro o menos habitaciones.

Sección 4:

La sección 4 es, tras la 8, la que menor % de viviendas de 1 a 3 habitaciones tiene (un 19,13%, 241 viviendas), lo que contrasta con ser la segunda con mayor % de viviendas de menos de 61 m2 (un 41,49%, 524 viviendas). Esto quiere decir que en esta sección hay 283 viviendas de menos de 61 m2 con, al menos, 4 habitaciones.

Sección 5:

No tiene ninguna particularidad reseñable en estas cuestiones

Sección 8:

Las viviendas de menos de 60 m2 tan sólo suponen el 19,03%. Esta sección 8 y la 10 son las únicas en las que más de la mitad de sus viviendas son de entre 61 y 90 m2. Es llamativo también el alto % de viviendas de entre 91 y 120 m2 de la sección 8 (28,72%, en concreto 166 viviendas).

La sección 8, con el menor % en viviendas de 3 o menos habitaciones (17,82%) y de viviendas con 4 habitaciones (27,68%). Sin embargo es la que mayor % tiene en todas las demás categorías, salvo en la de 7 habitaciones o más.

Sección 10:

Es, junto a la 8, las únicas en las que más de la mitad de sus viviendas son de entre 61 y 90 m2.

10.4.- Viviendas sin baño

10.4.A.- En el conjunto del barrio

La existencia en pleno siglo XXI de un número considerable de viviendas (79) que no tienen baño. Esas 79 viviendas sin baño en el Casco, suponen casi la mitad (el 48,47%) del total de viviendas sin baño que hay en Gasteiz

10.4.B.- En las secciones censales

Sección 3:

Llama la atención que una sección como la 3, en la que ha habido 19 edificios construidos por rehabilitación pública a finales del XX, sea la segunda sección del barrio con mayor % de viviendas sin baño.

Sección 5:

El mayor número de viviendas sin baño se acumulan en la sección 5, que tiene 24 de las 79, lo que supone un 30,38% del total, cuando por número de viviendas le correspondería un 19,30

10.5.- Tipos de calefacción o su carencia

10.5.A.- Datos en el barrio

Sin duda lo más relevante son las ya comentadas120 viviendas familiares principales del Casco sin calefacción, a las que hay que unir las 613 con calefacción puntual, un 17,96% de todas las viviendas del barrio, lo que, teniendo en cuenta que la media de personas que residen en cada vivienda del barrio está en torno a 2, nos da un número aproximado de en torno a las 1.500 personas vecinas del barrio que viven padeciendo esas condiciones

Además, el ritmo de reducción de las viviendas sin calefacción en el Casco (un -24,05% en 6 años), es casi la mitad de la que se da en el conjunto de Gasteiz (-43,11%) y una tercera parte de la que se da tanto en Ensanche como en Coronación (-67,50 y -60,42% respectivamente). Si tenemos en cuenta que en el barrio hay 239 viviendas sin gas por tubería en el edificio, eso quiere decir que si a las citadas 613 le restamos las 239 nos encontramos con 374 viviendas que sí tienen gas por tubería en el edificio, pero no la tienen enganchada en la vivienda. Es una cuestión claramente de incapacidad económica.

10.5.B.- Datos por secciones censales

Sección 1:

En la sección 1 entre 2013 y 2019 aumentan en 2 viviendas tanto las que no tienen calefacción como las que tienen calefacción puntual.

Sección 3:

Llama la atención que una sección como la 3, en la que ha habido 19 edificios construidos por rehabilitación pública a finales del XX, sea la segunda sección del barrio con mayor % de viviendas no sólo sin baño, sino también sin calefacción. Eso nos habla de que en el resto de las viviendas de la sección la proporción de viviendas en esta situación tiene que ser mucho mayor del dato que se observa para la sección en su conjunto.

Sección 4:

Si tenemos en cuenta las viviendas sin calefacción y con calefacción puntual, que podrían ser un claro indicativo de viviendas sin rehabilitación y con peor situación edificatoria, nos encontramos que el tanto por ciento conjunto de ambas situaciones es más elevado en las secciones 5 (22,36%) y 4 (20,74%),

Sección 5:

También en esta cuestión es la sección 5 la que agrupa el mayor tanto por ciento de las viviendas del barrio sin ningún tipo de calefacción (el 35% del total del barrio), esto es, 42 viviendas. Pero es que, además, es la segunda con mayor número de viviendas con calefacción puntual (134) lo que nos habla de las duras condiciones de quienes habitan esas viviendas de la sección 5, que probablemente se vean condenadas a esa situación por falta de ingresos o ingresos insuficientes. Lo mismo que las 120 viviendas que aun teniendo calefacción por tubo en el edificio, no la tienen en la vivienda. Lo peor de todo es que la situación parece empeorar con el paso del tiempo, pues en esta sección 5 es en la única en las que las viviendas sin gas por tubería en el edificio han aumentado de 2013 a 2019 (de 47 a 56).

Si tenemos en cuenta las viviendas sin calefacción y con calefacción puntual, que podrían ser un claro indicativo de viviendas sin rehabilitación y con peor situación edificatoria, nos encontramos que el tanto por ciento conjunto de ambas situaciones es más elevado en las secciones 5 (22,36%) y 4 (20,74%),

Sección 8:

La sección 8 es la que menor número de viviendas tiene tanto en el apartado de “sin calefacción” como en el de “con calefacción puntual”. Tampoco tiene ninguna vivienda sin gas por tubería en el edificio, y es la que menor número de viviendas tiene que aun contando con calefacción por tubería en el edificio, carecen de ella en la vivienda (36 viviendas).

Sección 10:

La sección 10 es la que tiene mayor % de viviendas con calefacción central (24,16%, el doble que la media del barrio y 4 veces más que las secciones que menos), pero, al mismo tiempo, es la que menor % tiene de viviendas con calefacción individual (59,24%, 10 puntos por debajo de la media del barrio)

10.6.- La antigüedad de los edificios de viviendas

10.6.A.- La antigüedad edificatoria en la dimensión de barrio

El Casco es (junto a la Zona Rural Noroeste) el único barrio en que la mayoría de las viviendas (el 35,5%) se construyeron antes de 1900. Es más, aunque las viviendas del barrio sólo suponen el 4,43% de todas las de Gasteiz, sin embargo, las 1.791 viviendas del Casco construidas anteriormente a 1900 suponen el 56,5% del total de las de esa época que hay en la ciudad. Pero, con ser bastante, no queda ahí la cosa, las 620 viviendas del Casco construidas en la primera mitad del siglo XX hacen que el barrio sea tanto cuantitativa como proporcionalmente también el barrio con más viviendas construidas en esa época

Salvo en el lustro 2010-2015, el periodo con menos viviendas construidas en el barrio sea el de 1981-1990, cuando el primer PERI se aprobó a mediados de los 80. Sí se nota, sin embargo, en la siguiente década el efecto de ese PERI, que facilitó la construcción de 659 viviendas, pero que no suponen sino un 13,04% de las viviendas del barrio. Ilustrativo es también que desde entonces, en 15 años, los que van de 2001 a 2015, la rehabilitación integral de edificios casi se haya detenido, pues sólo se han construido 349 viviendas, a pesar de la aprobación del segundo PERI en 2006.

10.6.B.- La antigüedad de los edificios por secciones censales

Sección 1:

Entre las secciones 1 y 3 acapararon el 55,90% de los edificios construidos durante el primer PERI (90 de un total de 161; 50 en la sección 1 y 40 en la sección 3). Eso supuso que durante esos 15 años la sección 1 reedificara más de la cuarta parte de sus edificios.

Aún así, la época de construcción de sus edificios más habitual es la segunda mitad del siglo XIX (el 37,50% de sus edificios).

Sección 3:

Entre las secciones 1 y 3 acapararon el 55,90% de los edificios construidos durante el primer PERI (90 de un total de 161; 50 en la sección 1 y 40 en la sección 3). Eso supuso que durante esos 15 años la sección 3 reedificara una tercera parte de sus edificios. Pero es que desde 1985 la sección 3 ha reedificado casi la mitad de sus edificios (un 47,97%)

Sección 4:

Es la sección no sólo que cuenta con el mayor % por secciones de los edificios construidos anteriormente al siglo XIX (que en su caso son 3), sino que en ella están también casi la mitad de los edificios del barrio construido en la primera mitad del siglo XX, es decir, con una antigüedad de entre 70 y 120 años (45 edificios en esta situación, una cuarta parte de los 91 edificios de la sección).

Sección 5:

Desde 1985 sólo se han reedificado el 16,94% de sus edificios, cuando probablemente sea esta sección 5 la más necesitada, pues acumula un 54,10% de edificios con más de 70 años de antigüedad (99 edificios), de los que un 71,72% (71 edificios) fueron construidos antes del siglo XX.

La época de construcción de sus edificios más habitual es la segunda mitad del siglo XIX (el 26,78%% de sus edificios).

Sección 8.

La sección 8, sin embargo, solo tiene un 14,48% de sus edificios construidos con anterioridad a 1950, siendo el periodo en el que se construyeron más edificios en esta sección el que abarca de 1950 a 1969, donde se construyeron más de la mitad de sus edificios (el 55,07%) y en esta cuestión, evidentemente, no interviene el factor residencia San Prudencio.

Sección 10:

La época de construcción de sus edificios más habitual es la segunda mitad del siglo XIX (el 37,72% de sus edificios, el más alto de todas las secciones).

10.7.- Edificios sin ascensor

10.7.A.- En el conjunto del barrio

6 de cada 10 viviendas del barrio no cuentan con ascensor. Es muchísimo. Este 60,66% no sólo es más de 5 veces el de la media de la ciudad (11,41%), sino que tampoco se da en los barrios adyacentes. Casi 1 de cada 4 viviendas de la ciudad que no tienen ascensor, está en el Casco. Cabría la posibilidad de instalar ascensores en una quinta parte de los edificios del ámbito PERI que no lo tienen. Eso sí, esa posibilidad es mucho mayor en las secciones 8, 5 y 4, que en las 10, 3 y 1, yendo el abanico desde el 36,96% de los edificios de la sección 8 que podrían instalarlo, hasta el 9,84% de los de la sección 1.

En cualquier caso, hay una barbaridad de edificios del Casco en los que la accesibilidad que facilitar el ascensor es inviable. Ello debería tenerse en cuenta para arbitrar medidas que posibiliten, por ejemplo, la permuta de viviendas, o alternativas similares que no condenen a nadie al aislamiento y la soledad.

10.7.B.- Por secciones censales

Hay un dato que demuestra cómo la rehabilitación y nueva construcción se centra sobre todo en las secciones que pertenecen en todo o en parte a la Ladera Oeste, esto es, principalmente las secciones 1 y 3, y parte de la 4. En esta secciones el número de viviendas con ascensor ha aumentado de 2013 a 2019 más que lo que ha disminuido el de viviendas sin ascensor (aumentan en 90 las que cuentan con ascensor, mientras disminuyen en 58 las que no lo tiene), lo que significa nueva construcción, mientras que en las secciones pertenecientes principalmente a la Ladera Este, sucede al revés.

Sección 3:

Elevadísimo % de viviendas sin ascensor (70,18%, el segundo más alto). Sorprende el caso de la sección 3, ya que 19 de sus edificios fueron rehabilitados a finales del siglo XX (en sus fichas urbanísticas aparece como año de construcción 1996), pero esa rehabilitación pública no instaló ascensor alguno en los nuevos edificios.

Sección 4:

Elevado % de viviendas sin ascensor (el 67,86%, el tercero más alto)

Sección 5:

Elevadísimo % de viviendas sin ascensor, el 74,88%, el más alto.

Sección 8:

Para ser del Casco, tiene un elevadísimo % de viviendas con ascensor, casi 2 de cada tres, se nota la influencia de los edificios de la Plaza San Antón, parte de calle Francia y Plaza de Bilbao

Sección 10:

Son mayoría las viviendas con ascensor, el 51,72%, se nota la influencia de la calle Francia, así como Portal del Rey y San Francisco, calles donde es más fácil la instalación física de ascensores.

10.8.- Edificios sin garaje

En el Casco hay una plaza de garaje por cada 10 viviendas (10,24), cuando la media en la ciudad es de casi nueve veces superior (una plaza por cada 1,20 viviendas). Ensanche está en una situación cercana a la de la media de Gasteiz, y Coronación, algo menos, pero mucho más que en el Casco