Auzoaren diagnostiko del Casco

 

 

LINKS A LAS PARTES YA PUBLICADAS:

LISTADO DE LAS SECCIONES CENSALES DEL BARRIO

INTRODUCCIÓN

LA POBLACIÓN DEL BARRIO. Datos generales

LA POBLACIÓN POR NACIONALIDAD Y LUGAR DE NACIMIENTO

LOS MOVIMIENTOS EXTERNOS E INTERNOS DEL VECINDARIO

SALUD, ESPERANZA DE VIDA Y MORTALIDAD

NIVEL DE INSTRUCCIÓN O TITULACIÓN ACADÉMICA DE LA POBLACIÓN

CONOCIMIENTO DEL EUSKERA

 

 

DIAGNÓSTICO DEL CASCO VIEJO DE GASTEIZ (Introducción) Un barrio bastante distinto a lo que se piensa (y a lo que pensamos)

 

¿Y si los clichés habituales sobre las características del barrio no fueran reales? Si el Casco no fuera, ni mucho menos, el barrio de Gasteiz con población más envejecida; ni con menor nivel de instrucción; ni con menor renta personal; ni de los que menor % de población ocupada tiene. Si supiéramos que entre el vecindario de origen inmigrante que vive en el barrio hay tantas personas originarias del resto de Europa y América como de toda África. O que Ensanche 21 tiene más de un centenar de viviendas y casi otro centenar de locales de su propiedad en el barrio… Y si a todo eso le añadiéramos que dentro del mismo barrio hay zonas con realidades muy distintas, de tal forma que, por ejemplo, alguna sección censal tiene una renta personal media un 24% superior a la de otra sección censal. Si esto fuera así (que lo es, como otros muchos datos que no cuadran con el imaginario colectivo sobre el barrio) ¿no deberíamos pensar que igual ni se conoce ni conocemos realmente el barrio, y que para intervenir adecuadamente en él (lo que hacemos al intentar impulsar una comunidad vecinal) sería necesario hacer un diagnóstico ajustado a una realidad que desconocemos? Ese del diagnóstico del barrio es el reto que asumimos trasladar a esta ventana de KTT, y al que hoy comenzamos a dar forma.

Desde hace bastante tiempo diversas gentes del barrio veníamos hablando de la necesidad de afrontar la tarea de hacer un diagnóstico del barrio que nos permitiera conocer con detalle características de la población (en muchos sentidos), las viviendas, las lonjas, el comercio, las infraestructuras, etc., con el mayor detalle posible, para, a partir de ahí, saber ajustar más las prioridades, necesidades y retos del trabajo en post de impulsar la comunidad vecinal. Sabemos que todos esos datos, y muchos más, los tienen las instituciones en sus bases de datos, y que seleccionarlos les costaría sólo unos pocos clicks de ratón, pero se niegan a facilitarlos, aunque sea de forma anonimizada, porque temen que descubramos algunas realidades y, sobre todo, porque les asusta que la comunidad vecinal tome forma y se consolide, poniendo en evidencia el sinsentido de muchas políticas institucionales de esas que denominan “sociales”.

Total, que hace ya unos cuantos meses, de la mano de algunas personas de la plataforma Auzoan Bizi, decidimos intentar abordar la tarea. Luego vino la pandemia, el confinamiento y alguna que otra circunstancia añadida que hicieron que ese trabajo colectivo se interrumpiera. Pero en KTT nos planteamos que, a pesar de nuestras limitaciones “académicas” (no somos sociólogas, ni expertas en estadísticas o algo parecido), ese trabajo de buscar, rastrear, ordenar, calcular e interpretar datos podía ser otra forma de contribuir desde estas páginas a la tarea del impulso de la comunidad vecinal autogestionada. Y, partiendo del trabajo colectivo inicial ya comentado, nos pusimos a ello. Pero somos conscientes de que nuestra interpretación de los datos tiene mucha capacidad de mejora, y a eso os llamamos al resto, a que con vuestras contribuciones (publicables o no, según elijáis), ese diagnóstico sea mejorado y, sobre todo, más colectivo. Es más, a lo largo de los capítulos iréis encontrando diversos momentos en los que se os invite expresamente a intentar hallar explicación(es) a hechos que nosotras no sabemos cómo explicar, o la explicación que hallamos no nos convence del todo. Esas llamadas a vuestra participación irán subrayadas en azul.

Han ido pasando los meses, y los datos y los cálculos (que alguien, siempre dispuesto a echarnos una mano, nos ayuda a realizar) se van acumulando en nuestro ordenador. Estamos lejos de haber concluido la tarea, pero hemos pensado que, más que esperar a que esté todo acabado (y cuando eso sucediera haceros llegar un totxazo repleto de números, tablas, estadísticas y demás), igual era oportuno empezar a acercároslos poco a poco, en pequeñas entregas con distintas temáticas. Así, además evitamos que algunos de los datos que empezamos a elaborar hace ya algunos meses, por el paso del tiempo se vayan quedando antiguos (no obstante, también tenemos intención –habrá que ver si somos capaces- de ir poniendo al día los datos que ahora vamos ofreciendo con los nuevos que se vayan publicando, al menos en las principales temáticas o cuando veamos que suponen cambios)

Para proceder a todo ello hemos creído conveniente crear varios  nuevos espacios y apartados en el blog. Así, desde hoy, entre las pestañas de cabecera de KTT introducimos una nueva: Auzoaren diagnostiko del Casco, en ella iremos colocando los post que sobre el particular vayamos elaborando, intentando clasificarlos por temáticas para facilitar la búsqueda del dato concreto que preciséis. Del mismo modo, en nuestra pestaña liburutegia / salita de lectura, abrimos un nuevo apartado con ese titulo Auzoaren diagnostiko del Casco, en el que iremos colocando los pdf que con los distintos datos vayan apareciendo en KTT. Porque ese del archivo pdf (en algún caso archivos de procesador de textos o de hoja de cálculo) es el mecanismo que hemos elegido para ofrecer las tablas que protagonizarán los textos, pues no encontramos mejor forma de hacer frente a nuestra falta de pericia y los problemas de las limitaciones de un blog gratuito como este, que no permite virguerías en la publicación de tablas y gráficos.

 

 

Una importantísima consideración previa

No obstante, y como colofón a esta introducción / presentación del diagnóstico de barrio, nos parece esencial partir de una consideración previa a tener en cuenta en cualquiera de sus apartados: los datos oficiales trasladan solo una parte de la realidad, y a menuda distorsionada; en ella no aparecen muchas personas vecinas, ni situaciones cotidianas.

 Estos datos, que en su inmensa mayoría beben de fuentes públicas (principalmente de los datos del EUSTAT, del Ayuntamiento y del INE), hablan sólo de una parte de la realidad del barrio: aquella parte del vecindario que oficialmente es considerada como “legal”. Esos datos, por tanto, dejan fuera a un número no despreciable de vecinas del barrio a quienes oficialmente se les niega su condición de tales y que, con frecuencia, padecen las peores condiciones habitacionales y socioeconómicas, precisamente porque esas mismas instituciones les niegan el acceso a las herramientas públicas para las personas socioeconómicamente vulnerables y, claro, además estropean los resultados de las políticas públicas de atención social. Para nosotras, no hace falta decirlo, son tan personas vecinas del barrio como cualquiera. Nos consta que, además, no pocas de ellas son parte muy activa en el impulso a las prácticas comunitarias en el barrio, ya sea a través de la labor que desarrollan en sus subcomunidades, ya sea en su quehacer en la comunidad vecinal autogestionada del Casco.

No obstante, las estadísticas oficiales no solo dejan fuera de la realidad del barrio a personas, también a diversas situaciones. En los datos oficiales raramente encontraremos referencias a viviendas okupadas, que todas sabemos que existen en el barrio (instituciones locales incluidas); es más, curiosamente no pocas de esas viviendas okupadas en los datos oficiales aparecerán con la denominación de viviendas desocupadas, eufemismo que utilizan las instituciones para referirse a las viviendas vacías. Pero, en el otro extremo de las dinámicas comunitarias vecinales, los datos oficiales tampoco recogen realidades como, por ejemplo, las prácticas mafiosas de muchos caseros con alquileres abusivos que no se corresponden con los contratos (cuando estos existen); eso, oficialmente, tampoco existe.

En los datos oficiales aparecen las cifras de ayudas sociales, paro, rentas de garantías de ingresos… pero no las realidades de apoyo mutuo vecinal, de reciprocidad, de auzolan, de solidaridad comunitaria, entre personas vecinas, que a menudo son las principales fuentes y herramientas para garantizar la supervivencia de no pocas personas vecinas, y no las cifras de ayudas institucionales.

Y es que los estudios y datos oficiales y sus lecturas e interpretaciones, no nos engañemos, están elaborados y enfocados al servicio de unos intereses políticos concretos (el de quienes los encargan), por eso estudian a fondo algunas cuestiones, y omiten y silencian muchos otros (aunque los conocen perfectamente). No hay más que recordar cómo tras años de decirnos lo mucho que estaba mejorando el barrio con los planes de rehabilitación, con vistas a conseguir ayudas europeos elaboraron un documento con datos estadísticos en el que se presentaba al Casco como la “isla negra” de la ciudad.

En definitiva, que aunque en este apartado del blog van a aparecer muchos datos oficiales, insistiremos una y otra vez, porque queremos que nadie lo olvide, que solo nos presentan una parte de la realidad. Y nosotras no queremos caer en esa trampa, olvidando a todas las personas vecinas que no tienen cabida en los datos y estudios de la oficialidad. El recoger esa realidad y trasladarla a la sociedad es uno de los retos pendientes que también tenemos en el barrio. Pero mientras se realiza ese trabajo, no caigamos en la trampa institucional de confundir el barrio de los datos oficiales con el Casco real,

 

Algunas indispensables aclaraciones metodológicas iniciales.

Sabemos que para algunas de vosotras la observación de los datos con detalle se os puede hacer algo farragoso, por ello intentaremos que al inicio de cada entrega de datos aparezca un breve resumen sobre lo más general, tanto en lo correspondiente al barrio en su conjunto, como a su división en secciones censales (cuando haya datos al respecto), del mismo modo que, a lo largo del texto, iremos subrayando en amarillo aquellas cuestiones que nos parezcan especialmente relevantes. Aunque advertimos de que la verdadera dimensión de algunas de las sorprendentes características que nos vamos a ir encontrando sobre el barrio y sus secciones solo son posibles de conocer yendo algo más allá de esos resúmenes generales.

Como ya hemos comentado, las fuentes principales de las que se nutre este trabajo son las del EUSTA (Instituto Vasco de Estadística, principalmente a través de su herramienta LurData), estudios y memorias municipales sobre distintos apartados, o datos del INE (Instituto Nacional de Estadística), pero no son ni mucho menos las únicas. Los criterios que hemos intentado aplicar han sido:

  • Recoger los datos más actuales sobre cada una de las temáticas
  • Establecer una comparación con un rango temporal que pueda señalar tendencias
  • Establecer una comparación tanto con los datos del conjunto de Gasteiz como de dos barrios adyacentes al Casco, pero con características distintas: Ensanche y Coronación (Errota)

Pero, como cuando analizamos en otro documento los efectos de gentrificación y tugurización provocadas en el barrio por los planes de rehabilitación, nos dimos cuenta de que la realidad del barrio es muy diversa en sus distintas secciones censales, hemos intentado abordar, siempre que el nivel de desglose de los datos nos lo ha permitido, el estudio detallado de los datos por SECCIONES CENSALES.  No porque las secciones censales sean la división del barrio que mejor recojan sus diversas realidades, sino porque son las que nos permiten un análisis más detallado que las generales del barrio, ya que:

Las secciones censales son las unidades de menor nivel para la diseminación de información estadística (por ejemplo, de los censos) y se utilizan también para organizar los procesos electorales. Al tener un carácter básicamente operativo se define siempre por tamaños más o menos fijos: el número de encuestas estadísticas que es capaz de repartir y recoger un agente entrevistador a efectos de recuento de población en el tiempo de uno o dos meses, o el número de personas que pueden votar en una urna sin aglomeraciones en una jornada electoral.

(…) El tamaño viene dado por la Ley de Régimen Electoral, la cual asigna una población mínima y máxima medida en número de electores. Además, se recomienda que el tamaño de una sección no supere esos 2500 habitantes de derecho para facilitar la operatividad de los encuestadores

Si de nosotras hubiera dependido, hubiéramos utilizado otro tipo de divisiones del barrio que nos permitieran observar mejor su realidad, pero hoy por hoy no exista esa posibilidad. Aún así, los datos que ofrecen las secciones censales son muy indicativos de esas distintas realidades socioeconómicas que conviven en el barrio, y que los datos globales del barrio no nos permiten percibir.

En los apartados en los que podamos ofrecer información detallada por secciones censales, intentaremos recoger esa información de forma esquemática (subrayándola en verde), de tal forma que al final del diagnóstico se pueda recoger la información individualizada de cada sección, lo que nos permita una lectura conjunta de todas sus características, lo que nos ayudará a conocer mejor cada sección, y las diferencias entre ellas.

Para que cuando aparezcan los datos sobre secciones censales todas sepamos a qué parte del barrio nos estamos refiriendo se hace necesario indicar cuáles son, y de qué calles o tramos de calle están compuestas. En la inmensa mayoría de los casos la clasificación de secciones censales que vamos a utilizar es la actualmente en vigor, pero en algunos casos que señalaremos (por ejemplo, al tratar la cuestión de las rentas personales y familiares) se utilizan clasificaciones anteriores, porque así están recogidas en las fuentes. Veamos el detalle de las secciones censales, que en la actualidad son 6, la 1, 3, 4, 5, 8 y 10[1]:

 

Sección 1

  • Cantón de Anorbín 9
  • Correría 1 a 57 y de 2 a 58
  • Diputación Foral de Álava 2 a 18 (todo lo del Casco)
  • Fray Zacarías M. 3
  • Siervas de Jesús 4 a 6
  • Herrería 1 a 23 y 2 a 42
  • Pza. de la Provincia 6 a 12
  • Paseo de los Arquillos 1 a 11 (todo)
  • Pza. del Machete 1 a 8 (todo)
  • Mateo B. Moraza 1 a 23 (todo)
  • Pedro Egaña 2 y 4 (toda)
  • Cuesta de S. Francisco 7A a 7C
  • Escaleras de S. Miguel 1 (todo)
  • Pasaje de S. Pedro 1 a 7 (todo)
  • Cantón de S. Roque 2 (todo)
  • Pza. Virgen Blanca 2, 3 y 4
  • Zapatería 1 a 41 y 2 a 46

Sección 3

  • Cantón de Anorbín 1 a 3A
  • Correría 59 a 119 y 60 a 104
  • Fay Zacarías M. 5 y 7
  • Siervas de Jesús 12 a 24
  • Herrería 27 a 37 y 44 a 86
  • Cantón de la Soledad (todo)
  • Cantón de las Carnicerías 2 a 6
  • Zapatería 48 a 94 y 43 a 79

Sección 4

  • Barrenkale (toda la calle)
  • Pza. Bilbao 5
  • Chiquita (toda la calle)
  • Correría 108 a 124 y 121 a 157
  • Cubo (toda la calle)
  • Fray Zacarías M. 9.1 a 9.8
  • Plazuela Fuente Patos 2 (toda)
  • Siervas de Jesús 26 a 40
  • Herrería 39 a 41 y 88 a 108
  • Cantón de las Carnicerías 1A
  • Portal de Arriaga 2 a 12
  • San Ignacio de Loyola 1 a 25 (a. entera)
  • Cantón de Sta. María 3 a 19
  • Santo Domingo (toda)
  • Zapatería 81 a 101 y 94A a 110

Sección 5

  • Cuchillería (toda la calle)
  • Fray Zacarías M. 1, 2, 4 y 6
  • Las Escuelas (toda la calle)
  • Pintorería del 1 al 65 (a. entera)
  • San Francisco 1
  • Cantón S. F. Javier 1 y 2 a 6A
  • Cantón S. Marcos (todo)
  • Cuesta de S. Vicente 1 a 5 (toda)
  • Cantón de Sta. Ana 1 a 9
  • Santa María (toda)
  • Pza. Santa María (toda)
  • Pza. Villa Suso (toda)

Sección 8

  • Pza. de Bilbao 1
  • Bueno Monreal (toda la calle)
  • Colegio S. Prudencio 1
  • Francia 35 a 43
  • Pintorería 66 a 94
  • Pza. San Antón 1 a 6
  • San Ildefonso (toda)
  • San Vicente de P. (toda la calle)
  • Cantón de Sta. Ana 11 y 2 y 2A
  • Cantón de Sta. María 2 a 4

Sección 10

  • Abrevadero (toda la calle)
  • Colegio San Prudencio 2, 4 y 6
  • El Torno 2 a 8 (toda la calle)
  • Francia 1 a 33
  • Nueva Dentro (toda la calle)
  • Nueva Fuera (toda la calle)
  • Pintorería 2 a 62
  • Portal del Rey 1 a 25 (a. entera)
  • Calle San Francisco 3 a 9
  • Cantón S. F. Javier 8 a 10

[1] En tiempos llegaron a ser hasta 11 secciones –todas pertenecientes al primer distrito-, pero, principalmente por la pérdida de población, algunas de ellas fueron desapareciendo –la 2, la 6, la 7, la 9 y la 11- incorporándose en todo o en parte a las secciones que aún subsisten.

 

Datos generales sobre la población

En el periodo 2005 a 2017 se han ido del barrio (o no han tenido más remedio que irse) 285 personas vecinas mayores de 65 años, mientras que en ese mismo periodo en Gasteiz ese tramo de edad aumentaban en un 41,55%. De esas 285 personas mayores de 65 años que han dejado el barrio, resulta que la inmensa mayoría son mujeres, nada más y nada menos que 239 mujeres y 46 hombres. Lo que quiere decir que una de cada 5 mujeres mayores de 65 años (el 20,82%) se han ido (o se han tenido que ir) de 2005 a 2017. Es una auténtica barbaridad, en la mayoría de los casos parece consecuencia directa o indirecta de los planes rehabilitadores.

Este es uno de los datos más dolorosos con los que nos vamos a encontrar en esta primera entrega del Diagnóstico del barrio: La población del barrio (datos generales) Descargar aquí, que se va a centrar en los datos más generales de la población del barrio y de sus secciones censales.

Aunque la verdadera dimensión de los datos, así como las lecturas que sobre ellos hacemos (por qué suceden, qué significan, a qué apuntan) solo se puede entender con la lectura del documento, en ésta, como en la mayoría de las entregas, intentaremos facilitar un resumen de lo que en el documento podréis encontrar. Ah, y no olvidéis que es un documento abierto que solicita vuestra participación, en especial en los renglones subrayados en azul.

 

BREVÍSIMO RESUMEN DE LOS DATOS POBLACIONALES GENERALES DEL BARRIO

La población ha venido disminuyendo desde las 9.585 personas empadronadas en el Casco en el año 2.000, hasta llegar a un mínimo de 8.578 en 2018, si bien es verdad que en los dos últimos años ha habido una recuperación reseñable, hasta volver a datos semejantes a los de 2013.

El Casco no sólo no es un barrio envejecido, sino que de entre los 31 barrios que componen la ciudad es el sexto con menor tanto por ciento de población mayor de 64 años, y eso que sus calles acogen diversas Residencias y Apartamentos Tutelados para personas mayores.

El % de población joven (de 0 a 15 años) del Casco es el 12º más alto de la ciudad, superando por tanto a 19 barrios, con índice menor de menores.

La población total del barrio ha descendido en un -6,3% de 1998 a 2020, su población de menores en ese mismo periodo se ha incrementado en un 22%. Lo que sucede es que la población mayor de 64 años en ese periodo ha descendido ni más ni menos que un -29,6% (de forma especialmente acusada en el periodo 1998 a 2010, donde desciende un -19,9%), mientras que en el conjunto de la ciudad, lejos de descender, ha aumentado un 83,5%. A ello hay que añadir la importante presencia en el barrio del sector de población de 16 a 64 años, con un % por ciento mucho más alto no solo que Ensanche y Coronación, sino que también del conjunto de Gasteiz.

El que las mujeres sean ligera mayoría en el cómputo total de la población del barrio, tiene que ver en que son amplia mayoría en la población de 65 y más años (57,08 de mujeres y 42,92% de hombres), porque en los estratos de población joven y de edad mediana, son mayoría los hombres.

 

Evolución entre los años 2005 y 2017:

Entre la población joven:

Hay una clara diferencia entre sexos, porque mientras los hombres aumentan su número en todos los tramos comprendidos entre los 5 a los 20 años, las mujeres solo lo hacen en el de 10 a 14, lo que provoca que los hombres sean ahora mayoría en todos los tramos, salvo en el de 20 a 24

Entre la población madura:

Durante estos años, a pesar del fuerte crecimiento de hombres en esos tramos de edad, las mujeres que han llegado al barrio son aún 123 más que los hombres. La lectura que cabe hacer de esto datos es que en el barrio ha habido un muy importante crecimiento no solo de hogares familiares tradicionales de madres y padres de edad madura sino que, además, ha habido una muy fuerte incorporación de mujeres de edad madura que encabezan bien familias monoparentales, bien hogares unipersonales.

Entre la población más mayor:

En el periodo 2005 a 2017 se han ido del barrio (o no han tenido más remedio que irse) 285 personas vecinas mayores de 65 años, mientras que en ese mismo periodo en Gasteiz ese tramo de edad aumentaban en un 41,55%. De esas 285 personas mayores de 65 años que han dejado el barrio, resulta que la inmensa mayoría son mujeres, nada más y nada menos que 239 mujeres y 46 hombres. Lo que quiere decir que una de cada 5 mujeres mayores de 65 años (el 20,82%) se han ido (o se han tenido que ir) de 2005 a 2017. Es una auténtica barbaridad, en la mayoría de los casos parece consecuencia directa o indirecta de los planes rehabilitadores.

 

RESUMEN DE LAS PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS POBLACIONALES DE LAS SECCIONES CENSALES

Aunque se entenderán mucho mejor en el contexto del análisis de cada uno de los temas, este es el resumen de la principales características poblacionales analizadas de cada sección censal.

Sección 1:

La cuarta más poblada (1.250 personas, de ellas un 53,12% mujeres) Representa un 14,67% de la población del barrio. Infrarrepresentación en las franjas de edad más jóvenes (de 0 a 29) y las edades medias más altas (de 45 a 54), pero tiene sobrerrepresentación en todas las edades más altas (de 55 a 75 o más). Es la sección con mayor tasa de presencia de mujeres (sólo se le aproxima la sección 8, pero esta debida a la importantísima presencia de mujeres mayores de 75, que suponemos vinculada a la Residencia San Prudencio). Es más, en la franja de edad de 45 a 69 las mujeres son un 24,35% más que los hombres, y en la franja de 20 a 34 ¡¡un 36,73% más!! No le afecta la reducción generalizada en el barrio de las personas entre 25 a 44 años, franja que en esta sección no disminuye ni tan siquiera en el % que lo hace la población en general en el barrio (un -8,04%, mientras que esta franja en la sección 1 sólo se reduce en un -3,25%), por lo que podemos decir que relativamente este segmento de población se incrementa en la sección 1. Por el contrario, tampoco tiene el importante aumento que se da en el barrio en la franja de 50 a 59, su aumento es sólo de 13 personas (6 mujeres y 7 hombres)

Sección 3:

La menos poblada con 937 personas (el 11,00% de la población del barrio), mayoría de mujeres (51,33%). Con diferencia la que mayor % de población ha perdido, especialmente de hombres (un -17,24%) lo que ha llevado a que ahora las mujeres sean mayoría. Se evidencia una clara sobrerrepresentación de las franjas de las edades medias (de 25 a 54), teniendo infrarrepresentación en todas las más mayores y en la mayoría de las más jóvenes. En general no tiene grandes diferencias de proporción entre sexos. Aumenta en 54 personas vecinas, en la franja entre 50 a 59, lo que es bastante, teniendo en cuenta que es la sección con menos población total. Pero ese aumento es muy desequilibrado por sexos. Las mujeres aumentan en 40 y los hombres en 14. No se puede pensar por tanto en la entrada de familias tradicionales, porque además en la sección tres las personas jóvenes en todas las franjas de edad descienden bastante. Por ello tampoco se puede pensar ni en madres solteras ni en mujeres separadas con familia a su cargo. Por eliminación parece que hay que pensar en mujeres solas. Por edad, luego habrá que comprobarlo, tampoco parece responder al perfil típico de mujeres de origen extranjero. Hay que destacar el hecho (que ya ocurría también en 2011) de las muy pocas personas mayores de 70 años que tiene la sección 3 (72 personas, 47 mujeres y 25 hombres), lo que significa un 6,29% de la población total del barrio en esas edades, cuando por población total le correspondería prácticamente el doble (un 11,00%). Y todo ello después de haber aumentado en 13 personas (6 mujeres y 7 hombres) en el tramo de 65 a 75 años

Sección 4:

La más poblada, con sus 2.143 personas recoge al 25,15% de la población del barrio. Una de las dos únicas secciones con mayoría de hombres (50,82%). Mayor pérdida de hombres que de mujeres, pero en ambos casos por debajo de las que ha habido en el conjunto del barrio. Junto con la 5, clara sobrerrepresentación en las franjas de edad más jóvenes (entre 0 y 54 años) con predominio de los hombres, e infrarrepresentación en casi todas las de mayores, con predominio en este caso de las mujeres. En la franja de 50 a 59 años aumenta en 92 personas vecinas, y de una forma bastante pareja entre sexos (47 mujeres y 45 hombres), lo que podría hablarnos de familias tradicionales… pero sin hijas o hijos, ya que la sección 4 en las franjas de edad de quienes podrían ser sus hijas e hijos (franja de 15 a 34 años), no sólo no gana vecindario, sino que lo pierde de una forma importante (113 personas menos, 29 mujeres y 84 hombres). Es también la sección que tiene una pérdida más importante de mujeres a partir de los 70 años, entre 2011 y 2019 pierde algo más de una de cada cuatro (esto es, pierde 42 mujeres mayores de 70 años)

Sección 5:

La segunda más poblada (1.648 personas, el 19,34% del barrio) Mayoría de hombres (51,03%). La segunda sección que menos población ha perdido, pero como en todos los casos, ha perdido más hombres que mujeres. Sobrerrepresentación en todo el tramo de 30 a 59, e infrarrepresentación de 60 años en adelante. En todo el tramo de 0 a 44 años son mayoría los hombres. Sufre de forma especial la reducción de personas entre los 25 y 44 años, ya que disminuye en 198 personas (70 mujeres y 128 hombres), lo que supone un 11,32% de la población total que tenía en 2011. Además, en la franja de 50 a 59 años tiene un aumento importante, 88 personas, de las cuales 52 son mujeres y 36 hombres. Aquí sí puede haber entrada de alguna familia tradicional o de hogares monoparentales con hijes, pues en el tramo 15 a 24 si hay un aumento de 17 personas de esas edades. Gana de forma notable personas de 70 a 75 años (10 mujeres y 14 hombres)

Sección 8:

La segunda con menor población (1.198, el 14,06%) y con mayor % de mujeres (el 53,42%). Aunque pierde más hombres que mujeres, su % de pérdida de hombres es menor que la media del barrio, y su pérdida de mujeres es mayor. Tiene una clara infrarrepresentación en todas las franjas de edad que van de los 0 a los 54 años, y luego tiene una sobrerrepresentación en todos los tramos de edad mayor. Es cierto que en ella se encuentra la Residencia San Prudencio, pero ello explica solo el hecho de su enorme sobrerrepresentación en la franja de 75 años o más (un 24,71%, cuando la media en el barrio es de 9,83%), y no es argumento para justificar su poca representación en las edades jóvenes. Esa sobrerrepresentación de 75 y más años está protagonizada por las mujeres (248 mujeres y 153 hombres), especialmente en el caso de las personas mayores de 85 (189 mujeres y 107 hombres). No tiene el importante aumento que se da en el barrio en la franja de 50 a 59 años, sino que disminuye en 5 (las mujeres se reducen en 10 y los hombres solo aumentan en 5). En la sección 8, justo en la que está la Residencia San Prudencio, se da el retroceso más importante en personas de 70 a 75 años, ya que disminuye en 22, aunque la inmensa mayoría (18) son mujeres, pero es la única sección en la que disminuyen los hombres de esa edad.

Sección 10:

La tercera más poblada (1.346 personas, el 15,79%), mayoría de mujeres (50,37%). Es la que mayor % ha perdido tanto en mujeres como en hombres, aunque la que más equilibrio tiene en la pérdida entre sexos. Aun así, ha supuesto que ahora tenga más mujeres que hombres. Es casi el reverso de la 3, cuenta con infrarrepresentación en casi todas las franjas de las edades medias y con sobrerrepresentación en la mayoría de las más jóvenes y más mayores. Llama la atención la diferencia entre hombres y mujeres en la franja de los 35 a 50 años, los hombres superan a las mujeres en un 27,81%. Hay un aumento en la franja de 50 a 59 de 55 personas, 34 mujeres y 21 hombres. Como en el caso de la sección 5, también hay un ligero aumento en parte de la franja de edad que podría recoger a sus hijas e hijos (9 personas más), pero de nuevo solo sería uno de los factores que ayudaría a comprender la entrada

 

 

La población por nacionalidad y lugar de nacimiento

 

Aclaración previa:

El lugar de nacimiento es tan ajeno a la elección de cualquier persona como su color de piel, y en el tipo de comunidad vecinal que intentamos impulsar en el barrio debería ser un dato intrascendente para la convivencia. Sin embargo, en nuestro actual modelo social, desgraciadamente, es uno de los datos que determina en gran medida las expectativas vitales y socioeconómicas de todas nosotras, ya sea para mal o para bien. Buena parte del vecindario del barrio padece cotidianamente discriminación simplemente por su lugar de nacimiento (o por el acento o color de piel que hacen imaginar una procedencia concreta) y, lo que es peor, en torno a esa discriminación, lo que debería ser una de las virtudes reseñables del barrio (su mayor capacidad que la mayoría de los barrios de la ciudad para cohabitar e incluso convivir entre “diferentes”), en no pocas ocasiones se utiliza como una herramienta para intentar desprestigiar a parte del vecindario del barrio y en consecuencia a su conjunto, impulsando con ello todo tipo de comportamientos xenófobos y racistas. En ocasiones, impulsados desde el propio Alcalde (sí, nos referimos al inefable Tontolnabo).

Por eso, a pesar de todo lo reseñado, hemos creído conveniente indagar en los datos del barrio relacionados con los lugares de nacimiento y nacionalidades de las personas que en él vivimos para, entre otras cosas, desmontar buena parte de los clichés y falsedades que sobre esta cuestión circulan. Pero, insistimos, en nuestro concepto de comunidad vecinal, el origen y la procedencia de cada cual sería un dato anecdótico e intrascendente.

¿Dónde ha nacido la población del barrio? ¿Crece o disminuye el vecindario migrado? ¿Sucede igual con todas las nacionalidades? ¿Aumenta la población originaria de Araba? ¿Y la procedente de otros herrialdes? ¿Se van o vienen más personas nacidas en otras provincias del Estado español? ¿Se observan variaciones de tendencias en los últimos años? ¿Se puede deducir por qué esos cambios?

¿Estas realidades se dan por igual entre mujeres y hombres? ¿Y en las distintas secciones censales en las que está repartido el barrio hay realidades muy diversas de todo ello?

En intentar contestar a estas y otras cuestiones se centra la segunda parte del Diagnóstico del Barrio La población por nacionalidad y lugar de nacimiento (descargar aquí) que hoy os acercamos. Creemos que las sorpresas van a ser muchas (al menos para nosotras lo han sido). En cualquier caso, como ya hemos señalado para las anteriores entregas, recordad que este diagnóstico está abierto a vuestras aportaciones y rectificaciones, tanto en las líneas subrayadas en azul (que son una llamada explícita a ello), como en cualquier otra cuestión.

Recordad también que lo subrayado en verde es un resumen de los datos principales de cada sección (al final del diagnóstico, uniendo todos esos datos podremos hacer una radiografía de cada una de esas secciones censales, tan diversas entre ellas). Finalmente, los subrayados en amarillo intentan destacar las cuestiones que nos han parecido más destacables.

Hay muchos datos y muchas tablas, por lo que os recomendamos leerlos con paciencia, sin atracones que os produzcan indigestiones de números y porcentajes. Y, una vez más, insistir en que los datos aportan la realidad oficial, la de las personas con papeles y situaciones y viviendas legalizadas, lo que, al menos en nuestro barrio, está lejos de ser la fotografía completa del vecindario del barrio.

Como en la anterior entrega, para las más perezosas en lectura, o para quienes se os hagan más difícil la interpretación numérica, os dejamos a continuación lo que pueden ser los datos más destacables, tanto de la realidad del barrio en su conjunto, como de cada una de sus secciones censales. Como veréis, insistimos más en éstas, pues nos parecen que trasladan una realidad bastante desconocida del barrio: hay mundos y realidades muy diversas según la zona del barrio en la que se viva.

 

RESUMEN DE LOS PRINCIPALES DATOS DEL BARRIO

EL VECINDARIO SEGÚN NACIONALIDAD ESPAÑOLA O EXTRANJERA

En el Casco viven/vivimos 2.033 personas vecinas de nacionalidad extranjera, lo que supone un 22,8% de su población. Sin embargo, frente a la idea que a veces parece establecida en buena parte de la población, el incremento de las personas vecinas de nacionalidad extranjera en el Casco desde 2011 ha sido muy leve (+1,2%), mucho menor que el del conjunto de la ciudad (+11,4%), por lo que el % que supone la población de nacionalidad extranjera sobre el total de la población del barrio, en estos 7 años ha descendido de forma importante, un 10,53%, aunque de forma distinta entre sexos: en el caso de los hombres ha decrecido el -16,68%, en el caso de las mujeres en realidad hay un incremento del 0,45%

Las mujeres de nacionalidad española (3.559) son un 10,36% más que los hombres de nacionalidad española (3.559). Las mujeres de nacionalidad extranjera son minoría dentro de la población de nacionalidad extranjera (44,02%), representan solo un 17,69% de las mujeres del barrio.

Un 4,39% de la población de nacionalidad española (374 personas) es el que ha obtenido (o poseía ya la doble) la nacionalidad española habiendo nacido en el extranjero. De él un 53,48% son mujeres (200)

Entre 2012 y 2019 la población de nacionalidad española aumenta su porcentaje en el total de población del barrio; el % de mujeres de nacionalidad española sobre el conjunto de mujeres del barrio apenas varía (pasa del 82,39 al 82,31%), el de los hombres aumenta (pasa del 72,18%, al 76,82)

 

LA NACIONALIDAD DE LAS PERSONAS VECINAS DEL BARRIO DE NACIONALIDAD EXTRANJERA

El Casco, en lo sustancial, sigue las pautas del conjunto de Gasteiz, siendo, por este orden, las principales nacionalidades extranjeras del vecindario que habita en ambos ámbitos: Países del Magreb; América del Sur y Resto de África, solo resalta la poca presencia de personas de Europa del Este, que son incluso menos que las de Asia y Oceanía.

Siendo el número total de hombres de nacionalidad extranjera un 27% superior al de mujeres, sin embargo, en algunas nacionalidades son mayoría las mujeres: las mujeres de Europa del Este son un 19,3% más; las mujeres de América del Sur son un 21,26% más; y las mujeres del Resto de América son un 25,64% más que los hombres.

Por su parte, los hombres de los países del Magreb son un 62% más que las mujeres. Algo que todavía es más desproporcionado con las personas procedentes de Asia y Oceanía, donde los hombres son más del doble que las mujeres. La desproporción es grande, aunque menor, también entre las personas de países del Resto de África, donde los hombres son un 42,73% más que las mujeres

Importante reducción, tanto porcentual como en cantidad bruta, del vecindario del barrio procedente de los países del Magreb. En el intervalo de los 7 años de la comparación han abandonado el barrio un 38,82%, esto es, 360 personas (más de una de cada tres). El vecindario de países de América del Sur también ha descendido en un -14,25%. La tercera procedencia que ha padecido disminución en estos años es la de los países de Europa del Este, aunque en un % menor aún que en el caso de América del Sur, el 6,72%. A partir de ahí, y aun a pesar de la reducción del total de personas de nacionalidad extranjera del barrio, el resto de procedencias han incrementado su presencia en el barrio

 

LA PROCEDENCIA DE LAS PERSONAS VECINAS DEL BARRIO DE NACIONALIDAD ESPAÑOLA

Tres de cada cuatro personas del barrio han nacido en el Estado español. Y casi la mitad de la población del barrio ha nacido en Araba. Llama la atención tanto la igualdad de personas vecinas del barrio que han nacido en Gipuzkoa o Bizkaia, como su reducido número, ya que, por ejemplo, en el barrio viven más personas nacidas en América del Sur que en alguno de esos dos herrialdes. El dato más relevante es que en todos los casos son mayoría las mujeres, aunque con pocas diferencias.

Aunque el total del descenso habido en estos años de la personas nacidas en Otras provincias sea del -9,46%, lo que vemos es que el reparto por sexos es muy desigual, ya que las mujeres han disminuido en -5,46% y los hombres en -13,83%, lo que supone que en cifra bruta los hombres han disminuido más del doble que las mujeres (116 y 50 respectivamente).

En Bizkaia la disminución ha sido bastante pareja (en torno al -10%); en Gipuzkoa, sin embargo, han disminuido bastante más los hombres (-27) que las mujeres (-15). Finalmente, en Araba ha sido al revés, y la disminución mayor se ha dado entre las mujeres (-247) que entre los hombres (-154), lo que ha llevado a equiparar bastante el número de unas y otros

 

RESUMEN DE LOS DATOS DE LAS SECCIONES CENSALES

EL VECINDARIO SEGÚN NACIONALIDAD ESPAÑOLA O EXTRANJERA

Sección 1:

La segunda con mayor % de población de nacionalidad española. Hay un clara infrarrerepesentación con respecto al barrio de población de nacionalidad extranjera La desproporción entre mujeres y hombres nacidos en el extranjero con nacionalidad española es bastante mayor que en el resto de las secciones, pues hay 34 mujeres y 20 hombres. El % de los hombres de nacionalidad española de esta sección entre 2012 y 2019 aumenta de forma importante su % (7,42), pero sin embargo en las mujeres se reduce (-1,46)

Sección 3:

Se mueve más o menos en los parámetros medios del barrio. Entre 2012 y 2019 es la segunda sección en la que más aumenta su % de vecindario de nacionalidad española, debido sobre todo al importante crecimiento porcentual de los hombres (el mayor entre las secciones, un 8,91%)

Sección 4:

La que menor % tiene de vecindario de nacionalidad española. Por sexos, los hombres de nacionalidad española están casi 8 puntos por debajo de las mujeres (70,80 y 78,86 respectivamente), es la sección con mayor diferencia entre sexos. En población de nacionalidad extranjera tiene un 25,43% (una de cada cuatro personas vecinas), aunque es mayor aún en los hombres (29,20%). Teniendo un 59,21% más de población total en su sección que la sección 10, sin embargo, en lo que a personas nacidas en el extranjero que tienen nacionalidad española solo tiene un 7% más

Sección 5:

La segunda con menor % de vecindario de nacionalidad española, y la única también en que los hombres de nacionalidad española son más que las mujeres (aunque solo uno más). Consecuentemente, tiene el segundo mayor % de vecindario de nacionalidad extranjera (24,45% casi una de cada cuatro personas vecinas), puede haber una parte de explicación en los hogares que Berakah tiene en el Cantón de San Marcos, que pertenece a esa sección censal. Ello explica también el que tenga menos personas de nacionalidad española nacidas en el extranjero de la que le correspondería, al ser personas originarias de países a los que se les pone más dificultades para obtener la nacionalización.

Es la única sección en la que entre 2012 y 2019 la proporción de personas de nacionalidad española disminuye (un -1,40%). Esta disminución es debida a la reducción del % de mujeres de nacionalidad española en esta sección, ya que el de hombres aumenta

Sección 8:

La que mayor % tiene de vecindario de nacionalidad española, pero es debido a la Residencia San Prudencio, donde la mayoría de las personas que en ella residen son de nacionalidad española. Sus datos en todos los apartados son muy distintos al resto de secciones, pero por las distorsiones que crea la Residencia San Prudencio.

Sección 10:

Se mueve más o menos en los parámetros medios del barrio, tendiendo a una mayor presencia de vecindario de nacionalidad española. Entre el vecindario de nacionalidad extranjera es la sección con mayor diferencia entre hombres (58,65%) y mujeres (41,35%). Llama la atención el hecho de la sobrerrepresentación de personas con nacionalidad españolas nacidas en el extranjero en la sección 10, en la que reside el 23% del total del vecindario del barrio con nacionalidad española, cuando, por población, le correspondería tener un 15,79. Es debido a que más de una de cada cuatro (el 26,63%) de sus personas vecinas nacidas en el extranjero tenga nacionalidad española. La explicación es que es la sección con mayor % de vecindario extranjero originario de países de América del Sur. Entre 2012 y 2019 es la que más aumenta su % de población de nacionalidad española, debido sobre todo al crecimiento del % de los hombres (8,20%)

 

Las variaciones entre 2012 y 2019 en las secciones censales

Sección 1:

Entre el vecindario de nacionalidad española, los hombres aumentan de forma importante su % (7,42), pero sin embargo en las mujeres se reduce (-1,46)

Es una de las dos únicas secciones en las que las mujeres de nacionalidad extranjera aumentan (un 9,33%), al contrario que sucede con los hombres que se reducen de forma importante (30,13%). En principio no encontramos un factor explicativo claro, pero habrá que prestar atención posteriormente a la nacionalidad de esas mujeres de nacionalidad extranjera que han llegado a la sección, para intentar entender lo que sucede.

Es la única sección donde hay un cierto desequilibrio entre mujeres y hombres de nacionalidad española nacidas en el extranjero (34 mujeres y 20 hombres) lo que indica que en esta sección no se debe a familias tradicionales.

 

Sección 3:

La segunda sección con mayor aumento del % de población de nacionalidad española (5,09%, bastante mayor que en el conjunto del barrio, 1,82%), principalmente debido al crecimiento proporcional de los hombres.

Una de las tres secciones en las que se reduce de forma importante la población de nacionalidad extranjera, un -17,63% (cuando en el conjunto del barrio lo hace en un -10,53%)

 

Sección 4:

Crece más que en el barrio la proporción de población de nacionalidad española, principalmente debido al crecimiento proporcional de los hombres.

Aunque sigue siendo la segunda sección en la que las mujeres de nacionalidad extranjera tienen un mayor % sobre el total de mujeres (21,54%, cuando en el conjunto del barrio es del 17,69%), este se ha reducido, pues antes era del 23,23% (y 17,61% en el barrio). Algo similar pasa con los hombres de nacionalidad extranjera de la sección, que pasan de ser el 33,35% de los hombres de la sección (uno de cada tres) a ser ahora el 29,20% (en el barrio también hay una reducción del 27,82% al 23,18%)

Tiene, tanto en mujeres como en hombres un bastante menor % de personas nacidas en el extranjero que se hayan nacionalizado españolas.

 

Sección 5:

Es la única sección en la que proporcionalmente decrece la población de nacionalidad española, pero por la reducción de las mujeres, ya que los hombres aumentan proporcionalmente.

Ha incrementado el % de su población que suponen las personas de nacionalidad extranjera (incremento del 4,58%), hasta el punto de que, a pesar del descenso de población general del barrio en estos 7 años (pierde 707 personas vecinas), el número de las personas de nacionalidad extranjera en la sección 5 no solo no se reduce como le correspondería, sino que aumenta (pasan de 400 a 403, en una sección que, en cuanto a total de población, sí se reduce, de 1.711 a 1.648). Ello es debido al importante incremento de las mujeres (+25,80%, esto es, 36 mujeres más), porque los hombres disminuyen en 33. La explicación del hecho, en el caso de las mujeres de nacionalidad extranjera de la sección 5 podría venir de la mano de la apertura durante esos años en la sección de los Hogares de Berakah, que acogen en gran medida a mujeres subsaharianas (y sus criaturas)

Como la sección 4, tiene, tanto en mujeres como en hombres un bastante menor % de personas nacidas en el extranjero que se hayan nacionalizado españolas.

 

Sección 8:

Una de las tres secciones en las que se reduce de forma importante la población de nacionalidad extranjera, un -17,30% (cuando en el conjunto del barrio lo hace en un -10,53%)

 

Sección 10:

Es la sección donde proporcionalmente más aumenta la población de nacionalidad española (5,66%, cuando en el barrio lo hace en un 1,82%), principalmente debido al crecimiento proporcional de los hombres.

Ha tenido una importantísima reducción de vecindario de nacionalidad extranjera, (un -20,03%), la sección en la que más se reduce, y lo hace el doble que en el conjunto del barrio (-10,53%)

Tiene un % bastante más elevado que el resto de las secciones en cuanto personas de nacionalidad española nacidas en el extranjero.

 

LA NACIONALIDAD DE LAS PERSONAS VECINAS DEL BARRIO DE NACIONALIDAD EXTRANJERA

Podría resumirse en que, por lo que respecta al vecindario de nacionalidad extranjera, la sección 1 es la sección occidentalizada, la 10, y en parte también la 8, las Latinoamericanas, la 5 la africana subsahariana, y la 3 y la 4 las magrebíes.

Sección 1:

Una muy fuerte sobrerrepresentación de personas del Resto de América; una fuerte sobrerrepresentación en personas del Resto de Europa, y algo de sobrerrepresentación en personas de Europa del Este. Es muy llamativa también su infrarrepresentación en personas del Resto de África. Sería la sección de nacionalidades extranjeras occidentalizadas. En personas de América del Sur los datos de mujeres y hombres de las sección 1 parecen hablarnos de un cierto número de hogares monoparentales encabezados por mujeres o mujeres solas, que no suele ser lo habitual entre el vecindario de nacionalidad extranjera. Es llamativo que tanto en mujeres como en hombres la sección con mayor cifra bruta de personas del Resto de América sea la sección 1.

Llamativos los incrementos de personas tanto de Resto de Europa como de Resto de América, 16 personas en cada uno de los casos.

En la sección 1 vemos que la pérdida de una persona de Europa del Este en realidad se debe a la pérdida de 6 hombres, porque las mujeres crecen en 5, lo que habla de modelos de convivencia distintos a la familia tradicional. Tampoco es equitativa la pérdida de 46 personas de Países del Magreb, porque 31 de ellas son hombres y solo 15 mujeres; aún así, entre quienes quedan 2 de cada tres personas del Magreb de la sección son hombres. En personas de países del Resto de África sucede de forma aún más marcada, porque las 10 personas que abandonan el barrio son todas hombres. Las personas de América del Sur que abandonan la sección sí pueden ser familias tradicionales, pues la división por sexos es muy equitativa, igual que el crecimiento por sexos de las persona de Resto de América. El desequilibrio surge de nuevo con las personas de Asia y Oceanía, donde mientras las mujeres se incrementan en 5, los hombres se reducen en 3.

 

Sección 3:

Fuerte sobrerrepresentación de personas de Europa del Este y algo de personas de Países del Magreb. Ligera infrarrepresentación en Resto de Europa, Resto de África, América del Sur y Asia y Oceanía. Es la única sección en la que son más los hombres de Europa del Este que las mujeres.

Aunque el conjunto de nacionalidades extranjeras de la sección 3 disminuya en un -27,31% (60 personas), hay grupos de nacionalidad en los que aumenta: Resto de América 6 personas; América del Sur 3 personas (con el dato añadido que en esos dos grupos la media del barrio decrece), y Europa del Este 1 persona. La explicación al hecho de la fuerte bajada conjunta en la sección viene de la mano del importante decrecimiento que tienen las personas de los países del Magreb, que se reducen en 59 (pasan de 125 a 66, lo que supone una reducción del 47,20%)

Los desequilibrios entre sexos en la sección 3 se dan en la población de países de Resto de Europa, donde las mujeres crecen y los hombres decrecen, rompiendo así el equilibrio que había en 2012. Como en todas las secciones son muchos más hombres que mujeres de Países del Magreb los que abandonan el barrio. El otro dato llamativo tiene que ver con las personas de Asia y Oceanía, pues mientras son 2 las mujeres que abandonan el barrio, los hombres son 10.

 

Sección 4:

Se mantiene más o menos en los parámetros que le corresponden, salvo en personas del Resto de América, con el % más bajo de todas las secciones. Sin embargo, al contemplar los datos de la población de nacionalidad de Resto de Países de África es muy llamativo que entre la sección 4 y 5 suman el 72,73% de todas las mujeres de esta nacionalidad, cuando por población solo les correspondería el 54,55%.

Lo más llamativo son las 112 personas de Países del Magreb que ha perdido la sección 4. Llamativo es también el crecimiento en 26 personas de Asia y Oceanía que experimenta.

Por lo que respecta a la sección 4, donde en la mayoría de las procedencias son más los hombres que dejan el barrio que las mujeres, llama la atención la excepción, ya que entre la población de países de América del Sur mientras se reduce el número de mujeres (-14) aumenta el de hombres (en 5). También la diferente inercia entre personas de países del Resto de África, ya que mientras las mujeres aumentan en 8, los hombres se reducen en 10.

 

Sección 5:

Clara sobrerrepresentación de vecindario de nacionalidades pertenecientes al Resto de África (22,83%, la mayor tasa de todas las secciones). Clara infrarrepresentación en personas de Asia y Oceanía, fijándonos vemos que entre la sección 4 y 5 suman el 72,73% de todas las mujeres de esta nacionalidad, cuando por población solo les correspondería el 54,55%. Lo señalado es especialmente llamativo en la sección 5 donde la cifra real supera en un 50% a la que le correspondería por población. Entre los hombres pasa algo similar, pero no tan pronunciado. Probablemente el hecho concreto de la sección 5 tenga influencia de los hogares de Berakah. En personas de América del Sur los datos de mujeres y hombres de la sección 5 (50 y 39) parecen también hablarnos de un cierto número de hogares monoparentales encabezados por mujeres o mujeres solas, que no suele ser lo habitual entre el vecindario de nacionalidad extranjera

Tiene un muy notorio crecimiento de personas de Resto de África (41 personas). Y notable también el incremento en 20 personas de América del Sur

La sección 5 tiene bastante equilibrada por sexos su evolución en este periodo, salvo en el caso de la población de Asia y Oceanía, donde las mujeres aumentan en 3, mientras los hombres disminuyen en 10, aún así, los hombres de estas nacionalidades siguen siendo más del doble que las mujeres. Sí hay que resaltar el gran incremento de las mujeres de países del Resto de África, que pasan de ser 16 a ser 41 (un incremento del 156,25%) siendo con ello además sección con mayor número absoluto de mujeres de estas nacionalidades. En esta sección 5 aumenta también el número de hombres, aunque no lo hace en la misma proporción (lo hacen en un 45,71%, pasando de 35 a 51). Como venimos señalando, creemos que ello es efecto de las mujeres (y, en menor medida, hombres) de estas nacionalidades que viven en los hogares y residencias abiertos durante estos años por Berakah en esta sección[1].

 

Sección 8:

Sólo destaca una ligera sobrerrepresentación en personas de América del Sur.

Proporcionalmente es la sección que más población de los Países del Magreb ha perdido (todo un 49,54%, esto es, 54 personas). No obstante, hay nacionalidades cuya presencia no solo no baja, sino que se incrementa: las del Resto de África en 12 (se doblan, pasando de 12 a 24); las del Resto de América en 5 (pasan de 6 a 11) y las del Resto de Europa en 3 (pasan de 7 a 10).

En la sección 8, además de que es en la que mayor desequilibrio entre sexos se da entre la población de los países del Magreb que abandonan el barrio (8 mujeres y 46 hombres), se da la circunstancia de que es la única sección en la que aumenta más el número de hombres que se incorporan al barrio de países del Resto de África (9), que el de mujeres (3). Lo contrario sucede en el caso de las personas de países del Resto de América, donde mientras las mujeres aumentan en 6 los hombres se reducen en 1. O en los países de Asia y Oceanía, donde mientras el número de mujeres permanece estable, el de hombres se reduce en 7.

 

Sección 10:

Una muy fuerte sobrerrepresentación de personas de América del Sur (hasta el punto de que es la mayoritaria en la sección), fuerte sobrerrepresentación de personas de Asia y Oceanía, y unas fuertes infrarrepresentaciones de personas tanto de países del Resto de África como de países del Magreb.

Una muy importante pérdida de personas de América del Sur (-46), lo que la lleva de ser la sección censal con mayor cifra bruta de personas de América del Sur en 2012, a ocupar ahora el tercer lugar. En cualquier caso, se reduce el vecindario de todos los grupos de nacionalidad extranjera, salvo uno, el de los países de Asia y Oceanía, que aumentan en 5.

Salvo en la población de países de Asia y Oceanía pierde vecindario de todas las procedencias, pero en casi todos los casos es más elevado el número de hombres que abandonan el barrio que el de mujeres, salvo en el caso de las personas de los países de América del Sur, donde son más las mujeres que los hombres (27 mujeres y 19 hombres).

 

LA PROCEDENCIA DE LAS PERSONAS VECINAS DEL BARRIO DE NACIONALIDAD ESPAÑOLA

Sección 1:

Bastante mayor presencia que en el conjunto del barrio de mujeres sobre hombres nacidas en el Estado español, principalmente basada en su gran diferencia (la mayor entre las secciones) de mujeres nacidas en Otras provincias del E. español (un 37,62% más de mujeres que de hombres).

Durante el periodo 2012-2019 se vasquiza (pierde menos población nacida en la CAE que nacida den Otras provincias), pero sobre todo debido a que los hombres nacidos en la CAE (en concreto en Bizkaia y, sobre todo, Araba) no solo no disminuyen, sino que aumentan (al contrario que las mujeres)

 

Sección 3:

La sección con mayor % de personas nacidas en la CAE sobre personas nacidas en el Estado español; también de personas nacidas en Araba sobre personas nacidas en el Estado español. En consecuencia también es la sección con menor % de personas nacidas en Otras provincias sobre personas nacidas en el Estado español.

En el periodo 2012-2019 es una de las dos secciones que se españoliza, esto es, pierde proporcionalmente más población nacida en la CAE que nacida en Otras provincias)

 

Sección 4:

Como curiosidad, en contra de la tónica general de descenso de población en todos los sentidos, la población nacida en Bizkaia aumenta en 2 personas en esta sección, pero porque las mujeres han aumentado en 4, mientras los hombres han disminuido en 2.

Durante el periodo 2012-2019 se vasquiza, esto es, pierde menos población nacida en la CAE que nacida den Otras provincias, en concreto mujeres.

 

Sección 5:

Es la sección con menor % de personas nacidas en Araba sobre personas nacidas en la CAE; pero es que es la sección con mayor % de personas nacidas en Gipuzkoa sobre personas nacidas en la CAE, y la segunda con mayor % de personas nacidas en Bizkaia sobre personas nacidas en la CAE, lo que le lleva a ser la segunda sección más vasca por su % de personas nacidas en la CAE sobre personas nacidas en el Estado español.

Es la única sección en que los hombres nacidos en el Estado español (594) son más (594 que las mujeres (593).

Esta sección 5 tiene una distribución por sexos y lugar de nacimiento bastante distinta a la del resto de secciones. Así, son más los hombres nacidos en la CAE que las mujeres (la única sección en la que sucede, 461 hombres por 448 mujeres) y ello fundamentalmente porque son más los hombres nacidos en Araba (397) que las mujeres nacidas en Araba (363), sin embargo luego tiene muchas más mujeres nacidas en Gipuzkoa que hombres (51 mujeres y 33 hombres, un 54,55% más de mujeres, cuando en el resto de secciones tienen cifras muy parejas por sexos) hasta el punto de ser la sección con mayor cifra absoluta de mujeres nacidas en Gipuzkoa, y al mismo tiempo la única sección con más mujeres nacidas en Gipuzkoa que mujeres nacidas en Bizkaia.

Curiosamente entre 2012 y 2019 aumenta su población nacida en Otras provincias, por eso es la sección que más se españoliza (esto es, pierde proporcionalmente más población nacida en la CAE que nacida en Otras provincias), pero porque aumentan los hombres (+10), ya que las mujeres siguen la pauta general de disminuir (-3)

 

Sección 8:

Es la sección con menor tanto por ciento personas nacidas en la CAE de entre las personas nacidas en el Estado español; también de personas nacidas en Araba sobre personas nacidas en el Estado español. Pero, al mismo tiempo, tiene el mayor % de personas nacidas en Araba sobre personas nacidas en la CAE, y el menor de las nacidas en Bizkaia y el penúltimo menor de las nacidas en Gipuzkoa sobre personas nacidas en la CAE.

Consecuentemente con todo lo dicho, es también la sección con mayor % de personas nacidas en Otras provincias sobre personas nacidas en el Estado español.

También es la sección con mayor tanto por ciento de mujeres sobre hombres nacidas en el Estado español.

Entre 2012 y 2019 su descenso en personas nacidas en Otras provincias, un -15%, es bastante mayor que el de la media del barrio (-9,46%), lo que le lleva a vasquizarse (pierde menos población nacida en la CAE que nacida den Otras provincias). No obstante su disminución en personas nacidas en Otras provincias es sobre todo debida a la disminución de hombres (-32), que es el doble que la de mujeres (-16)

 

Sección 10:

En general lleva en casi todos los aspectos tiene unos datos y una evolución muy próximos a la del conjunto del barrio. Quizá se puede destacar que es la sección donde los hombres nacidos en Gipuzkoa son más mayoritarios que las mujeres (30 y 26 respectivamente), y una de las que menos diferencias tiene entre hombres y mujeres nacidas en Otras provincias del E. español. Como también se han reducido más las mujeres nacidas en la CAE que los hombres (principalmente las nacidas en Araba, donde es la sección que más mujeres pierde), todo ello la lleva a ser la sección en la que más se ha reducido la cifra bruta de mujeres nacidas en el Estado español.

[1] https://www.periodistadigital.com/cultura/religion/espana/20181119/ain-karem-belen-techo-cobijarse-abrigo-berakah-noticia-689401922073/

 

LOS MOVIMIENTOS EXTERNOS E INTERNOS DEL VECINDARIO

 

Si fijamos nuestra mirada en la cifra total de movimientos de entrada y salida tanto externos como internos nos encontramos que en el Casco, durante esos diez años ha habido ni más ni menos que 37.376 movimientos, lo que es una auténtica barbaridad. Eso implica una media anual de 3.738 movimientos para un barrio que durante esos años ha tenido una población media de 9.326 personas vecinas, lo que significa es que de media todos los años ha habido cambios equivalentes a un 40,08% de su población. Si tenemos en cuenta que aproximadamente la mitad de ellos son de entrada y la otra mitad de salida, podemos concluir que todos los años ha cambiado el 20% de la población del barrio, una de cada 5 personas vecinas.

Es verdad que una parte importante de la población del barrio habrá protagonizado no uno ni dos, sino bastantes cambios en esa década, pero incluso utilizando los supuestos menos alarmistas, está claro que en una década ha cambiado la población del barrio en, al menos, un 50%.

 

Estas son algunas de las conclusiones del aspecto del barrio que hoy vamos a tratar. La cuestión de los llamados Movimientos de la Población, puede parecer en un principio un dato poco relevante para conocer el barrio. Podemos aseguraros que, al menos en el caso del Casco, no es así. Los datos que vamos a observar nos hablan de un grado de movilidad enorme, algo que hay que tener en cuenta como una dificultad añadida para la generación de comunidad vecinal. Pero también para preguntarnos por las razones de esta tremenda movilidad. Sin duda que una de esas razones la encontraremos cuando en próximos capítulos abordemos la cuestión del estado y condiciones de las viviendas del barrio, así como la situación económica del vecindario.

Esta gran movilidad es, asimismo un condicionamiento que dificulta poder analizar los cambios que se están dando en el barrio (o en algunas zonas del barrio) como producto de procesos de gentrificación y tugurización, pues en buena parte quedan ocultos o camuflados entre los efectos generales de la movilidad. Es otro factor importante a la hora de elaborar el diagnóstico del barrio.

 

Esta tercera parte del diagnóstico del barrio que titulamos Los movimientos de población (descargar aquí) analiza tanto las entradas y salidas al barrio que se llevan o se han llevado a cabo desde y hacia fuera de Gasteiz (y dónde han nacido quienes las protagonizan), como las salidas del Casco a otros barrios de la ciudad y las llegadas desde otros barrios al Casco (y cuáles son los barrios que protagonizan ambos movimientos). Finalmente analizaremos también lo que las personas expertas (insistimos, nosotras no lo somos) denominan Crecimiento vegetativo que es el resultado (positivo o negativo) de restar a los nacimientos en el barrio, las defunciones habidas en igual periodo.

Antes de dejaros con algunas de las principales conclusiones, comentar que, quien acuda directamente a éstas sin leer el texto, contará con la ventaja de no tener que aguantar ni nuestros análisis ni nuestras hipótesis, pero perderá también la posibilidad de sacar las suyas, porque sólo con el conocimiento de los datos se puede llegar a ellas. Además, se quedará sin la opción no solo de corregirnos donde nos hayamos equivocados, sino de poder aportar en esas cuestiones donde tenemos dudas (recordad, las llamadas concretas a vuestra colaboración están subrayada en azul). Seguimos con los brazos abiertos a vuestras aportaciones.

 

 

RESUMEN DE ALGUNAS DE LAS CUESTIONES PRINCIPALES DE ESTA PARTE 3:

 

Los datos que vamos a observar nos hablan de un grado de movilidad enorme, algo que hay que tener en cuenta como una dificultad añadida para la generación de comunidad vecinal. Pero también para preguntarnos por las razones de esta tremenda movilidad

Esta gran movilidad es, asimismo un condicionamiento que dificulta poder analizar los cambios que se están dando en el barrio (o en algunas zonas del barrio) como producto de procesos de gentrificación y tugurización, pues en buena parte quedan ocultos o camuflados entre los efectos generales de la movilidad

Los Movimientos de población que se efectúan en el barrio son de varios tipos. Por un lado tenemos los referentes a lo que denomina movilidad externa, esto es, para nuestro caso, personas que llegan al Casco desde fuera de Gasteiz (entradas) y personas que salen del Casco hacia un lugar fuera de Gasteiz (salidas). A estos hay que añadir la movilidad interna, es decir, personas que llegan al Casco provenientes de otros barrios de la ciudad (entradas) y personas que salen del Casco hacia otros barrios de la ciudad

No nos cansaremos de repetir que todos estos datos sólo tienen en cuenta una parte de la realidad del barrio, aquella que figura empadronada en el Casco, dejando fuera a quienes no pueden acceder a empadronamiento por su carencia de papeles, quienes viven en el barrio de una forma legítima (okupando casas vacías, por necesidad o por opción personal) pero no legal (que, a menudo les impide el empadronamiento), pero también incluyendo gente que está empadronada pero no vive (por ejemplo, por intereses fiscales, ya que estar empadronadas en el barrio les permite acceder a unas ayudas a la rehabilitación de la vivienda con la que pretenden especular, aunque realmente no residan en el Casco).

 

3.1.- MOVILIDAD EXTERNA

En los 10 años que van de 2009 a 2018, al barrio han llegado de fuera de Gasteiz 7.159 personas, un 76,76% de la población media del Casco durante esos 10 años. El % del barrio no sólo es bastante más elevado que el de Ensanche o Coronación, sino que es el doble del de Gasteiz. Aún así, vemos que la evolución en los últimos años es de mayor decrecimiento o menor crecimiento de la entrada por inmigración en el barrio[1], tanto en comparación con la del conjunto de Gasteiz como con la de Ensanche y Coronación

Las salidas del Casco también han sido muchas, aunque menos que las entradas. en este periodo han abandonado el barrio marchándose de Gasteiz 6.241 personas vecinas. Ese índice de salidas vuelve a ser bastante mayor en el Casco que en Ensanche, Coronación y el conjunto de Gasteiz

Veamos lo que se denomina saldo de movilidad exterior, esto es, cuando a las llegadas les restamos las salidas. En el cómputo general de los 10 años, el saldo es positivo y, como en los casos anteriores, el % del Casco es más del doble que el del conjunto de la ciudad, y apreciablemente mayor que el de Coronación y, sobre todo, Ensanche

Nos queda aún por observar cuál ha sido en estos 10 años el total de movimientos externos, esto es, la suma de las entradas y las salidas. La cifra de movimientos en el Casco es impresionante, 13.400 movimientos en 10 años, lo que supone un 143,68% de su población media

 

 

3.1.B.- El lugar de de nacimiento de las quienes protagonizan esos movimientos externos

De las personas nacidas fuera del Estado español

La zona que protagoniza el mayor % de movimientos externos, tanto en llegadas como en salidas, y lógicamente en movilidad total, es la zona de Oriente Medio y África Septentrional, siendo el Casco, al mismo tiempo, el barrio que mayor % de personas nacidas en esta área tienen entrada o salida al barrio. Sin embargo, no es la zona con mayor % de saldo migratorio, porque hay otra zona de nacimiento que tiene mayor % de entradas que de salidas, se trata de las provenientes del Estado español, cuyo saldo migratorio es casi el doble que el de las nacidas en Oriente Medio y África Septentrional (40,06% y 20,47% respectivamente). Las provenientes del E. español son, además, las segundas en mayor % tanto en entradas como en salidas, siendo su cifra de entrada muy similar a las de Oriente Medio y África Septentrional, pero son bastantes menos las personas nacidas en el Estado español que abandonan el Casco en estos diez años (356 menos)

Tras estas zonas de nacimiento, los siguientes puestos, tanto en entradas como en salidas, están ocupados por América Latina y el Caribe (989 entradas y 793 salidas) y, lo que es una gran sorpresa para nosotras, Asia, con 726 entradas y 640 salidas. No lejos de las anteriores están los datos de las vecinas nacidas en África Central y Meridional (614 llegadas y 436 salidas). Llama mucho la atención también la escasísima movilidad externa en el Casco de las personas nacidas en América del Norte (23 entradas y 9 salidas, sólo las nacidas en Oceanía tienen datos menores)

Queda claro que en la elección de destino en Gasteiz por parte de las personas nacidas en el extranjero predomina un componente evidente de clasismo socioeconómico: las personas nacidas en los países cuya población normalmente posee una situación económica más enriquecida van a los barrios ricos de la ciudad, mientras que las personas que proceden de lugares del mundo donde sus poblaciones habitualmente tienen una economía más empobrecida no tienen más remedio que optar por los barrios pobres de la ciudad

 

De las personas nacidas en el Estado español

Fijándonos primeramente en las entradas, como es lógico, los mayores % se dan en Araba, el resto de herrialdes, las provincias cercanas y las provincias con gran población (Madrid, Barcelona y Valencia). Llamativo es el número de personas nacidas en Cáceres (30) situada a más de 500 kilómetros de Gasteiz Cáceres, lo que, junto con el dato de salidas que veremos ahora, refiere una continuidad de la relación estrecha de Gasteiz con Cáceres, algo que durante la segunda mitad del siglo pasado fue así, pero parece mantenerse.

En cuanto a las personas salidas de Gasteiz, sí es muy llamativo el alto porcentaje de las nacidas en Araba (623 personas un 42,35%). Vuelven a ser llamativas las ya comentadas salidas de personas nacidas en Cáceres. El otro dato llamativo en esta ocasión es la salida de 14 personas de Orense, cifra que le hace destacarse del colectivo general “Otros lugares de nacimiento”.

Por lo que respecta al saldo migratorio, señalar el dato negativo de Araba, así como el alto % positivo de Bizkaia (entraron a Gasteiz 131 bizkainas más de las que salieron). Aunque, sin duda, el dato más llamativo es el saldo positivo de Cádiz, nada más y nada menos que 30 personas.

 

De todas las personas, hayan nacido en el lugar del mundo donde hayan nacido

Resaltar una vez más, por no ajustarse al imaginario típico del barrio, los grandes movimientos de personas de América Latina y el Caribe y Asia (prácticamente el doble de las entradas y salidas desde Bizkaia, Gipuzkoa y Nafarroa en el primer caso, y no muy lejos de ese doble en el segundo). Así mismo, las pocas entradas y salidas de personas nacidas en América del Norte (menos, por ejemplo, que las de las nacidas en Cáceres) y, por supuesto el saldo migratorio negativo de Araba

 

 

3.2.- MOVILIDAD INTERNA

Igual que sucedía con la movilidad externa, el % sobre la población media de las entradas al Casco desde otros barrios de la ciudad, es enorme (11.105), rondando su % el doble de la de Gasteiz y bastante por encima de los de Coronación y, sobre todo, Ensanche.

Si enorme nos parecía la cifra media de entradas al barrio, la de salidas (12.871 personas en 10 años) nos parece una auténtica barbaridad. La diferencia en sus % con el conjunto de la ciudad es justo el doble.

Por lo que respecta al saldo (entradas menos salidas) en el barrio vemos un preocupante % del -18,94, que no significa otra cosa sino que en ese periodo han salido del Casco hacia otros barrios 1.766 personas vecinas más de las que han venido de otros barrios al Casco

Los 23.976 movimientos de movilidad interna en 10 años hablan de las dificultades para la consolidación de tejidos comunitarios en el barrio

 

3.2.B.- De qué barrios viene y a qué barrios va la población que se mueve en el barrio

El principal movimiento de entradas y salidas se produce dentro del propio barrio. Así, son 3.416 personas las que han salido de una vivienda del Casco para ir a otra vivienda del Casco. Ello supone toda una cuarta parte de las entradas totales y una quinta parte de las salidas. Habla de la movilidad interna en el barrio debida a la búsqueda continua de un hogar en alquiler que equilibre hasta donde se pueda economías débiles y viviendas lo más dignas posibles. Hay una sola área con la que el barrio tiene un saldo positivo, esto es, que han venido de allá más personas de las que han salido de acá hacia allá. Es el área de Mendebaldea, que agrupa a los barrios de Gazalbide, Txagorritxu, San Martín y Ariznabarra.

El segundo lugar, tanto de origen como de destino, es el del área de Iparraldea que, como hemos visto, está formado por los barrios cercanos al Casco de Coronación, El Pilar y Zaramaga. La salida hacia esos barrios es importante, casi de la misma dimensión que las salidas del Caco al Casco, aunque las entradas son sensiblemente inferiores. Del barrio han salido hacia el área de Iparraldea 617 personas más de las que de allá han venido al Casco. El tercer área con más entradas al Casco es Erdigunea (Ensanche, Lovaina y Desamparados) con 1.446 entradas y el menor de los saldos negativos. No obstante, en número de salidas es superada por Ekialdea (El Anglo, Aranbizkarra, Arana y Santa Lucía).

Fijando la mirada en las salidas hacia los barrios nuevos de la ciudad, esto es, en las áreas de Salburua (Arantzabela y Salburua) y Zabalgana (sólo Zabalgana), vemos que más de 1.800 personas del barrio han salido hacia esas zonas, aunque curiosamente también han venido de esas zonas 856 personas

Demostración palpable de que la idea general de que el Casco es un barrio de gente empobrecida es en parte falsa es el hecho de los movimientos habidos con el área de Mendizorrotza, con mucha diferencia la zona más rica de la ciudad. De allí han llegado al barrio 89 personas, y del barrio han salido hacia allá nada menos que 388

 

3.2.C.- La totalidad de movimientos en el barrio durante 2009-2018

Si fijamos nuestra mirada en la cifra total de movimientos de entrada y salida tanto externos como internos nos encontramos que en el Casco, durante esos diez años ha habido ni más ni menos que 37.376 movimientos, lo que es una auténtica barbaridad. Eso implica una media anual de 3.738 movimientos para un barrio que durante esos años ha tenido una población media de 9.326 personas vecinas, lo que significa es que de media todos los años ha habido cambios equivalentes a un 40,08% de su población. Si tenemos en cuenta que aproximadamente la mitad de ellos son de entrada y la otra mitad de salida, podemos concluir que todos los años ha cambiado el 20% de la población del barrio, una de cada 5 personas vecinas.

Es verdad que una parte importante de la población del barrio habrá protagonizado no uno ni dos, sino bastantes cambios en esa década, pero incluso utilizando los supuestos menos alarmistas, está claro que en una década ha cambiado la población del barrio en, al menos, un 50%.

Subrayaríamos que no solo se trata del acceso desigual a la vivienda y al espacio urbano, sino a qué tipo de vivienda y si las condiciones de algunas de ellas, y de las agrupaciones que algunas personas se ven obligadas a llevar a cabo, pueden o no permitir una vida digna (y eso para quienes, como las que aparecen en las estadísticas, cuentan con una situación legal que les permite empadronarse). Eso lo veremos en próximos apartados.

Por lo que respecta a la lectura final de estas movilidades, volver a insistir, como llevamos haciendo en todo el capítulo, que esta tremenda movilidad ha de ser un factor a tener muy en cuenta a la hora de trabajar la dimensión de barrio y la comunidad vecinal. No sólo por la dificultad añadida para el conocimiento mutuo que puede traer consigo la gran movilidad, sino porque, además, la situación y condiciones de no pocas de las personas que llegan al barrio, hagan que para su supervivencia y vida digna en nuestras calles les sea imprescindible el apoyo de la comunidad vecinal. Insistimos así mismo en que esa tremenda movilidad es un factor que dificulta el conocimiento de ciertos movimientos que se están dando en el barrio (o en zonas del barrio) como producto, lento pero continuo, de procesos de gentrificación y tugurizacion, pero que quedan camuflados dentro del gran proceso de movilidad general en el barrio.

 

3.3.- CRECIMIENTO VEGETATIVO

En el periodo 2010-2019 en el barrio ha habido más defunciones (1.122) que nacimientos (854), lo que nos da un saldo vegetativo negativo de -268, que supone una pérdida en este periodo del -3,06% de la población de 2019. Ahora bien, si lo comparamos con el resto de los barrios de Gasteiz, observamos que hay 18 barrios (de un total de 31) que han tenido un saldo vegetativo más negativo

Si retomamos lo visto en el apartado de la población por nacionalidad y origen, veremos que en el periodo 2011 a 2020 la población de nacionalidad extranjera aumentó en el barrio en un 1,2%, sin embargo, los nacimientos en el barrio en el periodo 2010-2019 disminuyeron en un 17,82%. Hay más factores que interrelacionan entre estos datos, pero parece evidente que el aumento del vecindario de origen extranjero no conlleva el aumento de nacimientos

Para el conjunto de los 10 años analizados, las cifras son muy similares en ambos sexos tanto en nacimientos como en defunciones, con una ligera mayoría de mujeres tanto en nacimientos como en defunciones (51,9% para las mujeres en ambos casos), y el saldo vegetativo de los 10 años significa una pérdida de 10 mujeres más que de hombres, lo que supone de media una pérdida de una mujer al año

[1] Para que nadie confunda terminología, en este contexto, cuando hablamos de inmigración nos referimos a cualquier persona que haya llegado al barrio desde fuera de Gasteiz, sea desde otros pueblos de Araba, sea desde otros herrialdes, provincias españolas u otros lugares del mundo.

 

Salud, esperanza de vida y mortalidad

Somos conscientes de que “salud” es uno de esos conceptos con múltiples interpretaciones, y que en muchas ocasiones los Centros de Salud responden (o se les hace responder, tanto por falta de medios como por imposición de criterios) a funcionamiento muy alejados de la definición de salud de la propia Organización Mundial de la Salud: “La salud es un estado de bienestar físico, mental y social completo, y no meramente la ausencia del mal o la enfermedad“.

Desgraciadamente, en los Centros de Salud, habitualmente, solo se tratan las enfermedades, y están muy lejos de utilizar enfoques, cuidados, métodos o terapias alternativas que se basen en la consideración de la persona como un todo (enfoque holístico), en interacción continua y cambio con el entorno, integrando aspectos físicos, genéticos, mentales, emocionales, espirituales, medioambientales y sociales. Es una cuestión tan apasionante como fundamental, pero no es este el documento para profundizar sobre ella.

En este tema, como en tantos otros, los datos para nuestro diagnóstico de barrio van a tener importantes limitaciones, no ya solo por estar centrados en los conceptos oficiales de salud, esperanza de vida y mortalidad sino, además, porque es una de las cuestiones sobre la que menos información accesible hemos encontrado. Igual algunas de las conclusiones a las que vamos a llegar explican esa falta de trasparencia, a menudo disfrazada de confidencialidad de los datos personales.

RESUMEN DE LOS DATOS MÁS SIGNIFICATIVOS

4.1.- El Centro de Salud del Casco

Es en los tramos de edad de entre 18 a 44 años donde el % de la población susceptible de ser atendida es mayor en el Casco, especialmente la franja de 25 a 34 y, sólo un poco también, la de mayores de 65 años

Personal médico del Centro de Salud del Casco: 12 médic@s de cabecera y 2 pediatras

La ratio media en Araba es de 723 pacientes por pediatra, lo que supondría que la de la zona sanitaria del Casco es un 63,48% superior, de ahí que les deriven a medicina familiar

Es extremadamente grave que el 26,7% de las mujeres (algo más de una de cada cuatro, y teniendo en cuenta todas las edades) de Casco Viejo – Ensanche muestren síntomas de ansiedad y/o depresión. Los hombres de la misma zona solo los muestran en un 7,0%

 

4.2.- Esperanza de vida

Se observa una evolución a mejor, tanto en el aumento de la esperanza de vida con el paso de los años, como porque la zona básica de salud del Casco abandona poco a poco los últimos lugares

 

4.3.- La mortalidad, sus causas y su relación con las desigualdades sociales

  1. a) En el conjunto del área de salud del Casco:

Hay algunas causas de mortalidad que en el barrio tienen una mayor incidencia tanto en mujeres como en hombres (Cardiopatías isquémicas, Demencias y Alzheimer, EPOC y SIDA), así como otras que se dan concretamente en las mujeres (Cáncer de mama, Diabetes, Infecciones respiratorias agudas y Cáncer de estómago) o en los hombres (Enfermedades cerebro vasculares, Cáncer del tracto aéreo-digestivo superior, Cáncer de pulmón y Cirrosis)

  1. b) En las secciones censales del Casco:

Hay una sección que, a diferencia del resto, en ambos periodos estudiados tiene un menor índice de privación socioeconómica que el resto, se trata de la sección 1

La segunda sección con menor índice de privación es la sección 2 (0,94)[1], y la tercera y cuartas con un índice muy similar, las secciones 8 y 11

Por lo que respecta a las secciones con peor situación socioeconómica, tras la ya comentada 4 aparece la 9[2] (1,89) y tras ella la sección 7[3] (1,74). Finalmente, en una situación media quedan las secciones 3 (1,51), 5 (1,55) y 10 (1,56)

La sección censal con un mayor riesgo de mortalidad es la 9. Tras ella, y en cuanto a mayor riesgo se refiere, se sitúa la antigua sección 7, le sigue la sección 4 y concluyendo la lista de las secciones en la que en ambos sexos el riesgo de mortalidad es superior a la media de Euskadi, nos encontramos la sección 2

En cuanto a las secciones que tienen mejor ratio (menos elevada) que la media de Euskadi, nos encontramos con la sección 1, la sección 11 (que mejora en ambos sexos) y la 8 (que también mejora en ambos sexos).

En conclusión, por lo visto, el vecindario de las secciones 4, 7 y 9 no sólo padece mayores índices de privación socioeconómica, sino que, además, tienen un mayor riesgo de mortalidad. Mientras que a las secciones 1, 8 y 11 les sucede justamente lo contrario

 

4.4.- La mortalidad en las personas mayores de 65 años

En el Casco hay mayor % ciento de muertes, siendo el segundo barrio de la ciudad con mayor %. Es más, el % del Casco (6,09) es un 76,52% más elevado que el del conjunto de Gasteiz (3,45). Trasladándolo a número de personas eso quiere decir que de las 1.380 personas mayores de 65 años fallecidas en ese periodo en el Casco, de haber tenido la proporción de Gasteiz, los fallecimientos habrían sido 781 (599 menos). Es una barbaridad

Si contemplamos los datos por sexos, con respecto a las mujeres de 65 años y más vemos que el Casco ocupa también el segundo lugar, y que su diferencia con el conjunto de Gasteiz aumenta en este caso hasta un 81,79%. Por lo que respecta a los hombres, es el Casco el de mayor % de fallecimientos, aunque en este caso su diferencia con Gasteiz es del 72,80%.

[1] Que con el tiempo desparecería, incluyéndose al completo en la sección 1, con lo que, al unirse las dos secciones con mejor situación socioeconómica, las diferencias con la otras secciones serán aún hoy mayores

[2] Al desaparecer se repartiría entre, sobre todo, la sección 5, y otra parte a la sección 8.

[3] Al desaparecer se integra en la sección 4.

 

 

NIVEL DE INSTRUCCIÓN O TITULACIÓN ACADÉMICA DE LA POBLACIÓN

Somos muy conscientes de que el grado de conocimiento o sabiduría de una población está en coordenadas muy distintas a las que se usan en el actual modelo social (el capitalismo en su fase neoliberal), que se empeña en medirlas en base a unas titulaciones otorgadas por unos conocimientos que tal vez sean válidos para lo que ese modelo capitalista espera de nosotras (formarnos para mejor servirle) pero que, en lo fundamental, poco o nada tienen que ver con las capacidades y los conocimientos que puedan sernos de utilidad en nuestra supervivencia como parte integrante de la naturaleza mundo y, tal y como lo describen l@s zapatista@s, conocer el mundo, nombrarlo, para que la gente aprenda a decir su palabra e intente transformarlo. Una educación para los pueblos y las comunidades en busca de la emancipación de cualquier tutela, subordinación, dependencia o servidumbre. Una educación que es, principalmente, un aprendizaje recíproco y mutuo, donde las experiencias propias y colectivas, la sabiduría popular y el conocimiento atesorado por las personas mayores tendrían una importancia fundamental.

Pero ese concepto de educación no es medible con títulos, y tampoco es recogido o analizado por estadística alguna (no es útil a los intereses de quienes impulsan las estadísticas). No es, pues, el que vamos a abordar en este apartado que se va a centrar en la estrecha y absurda mirada sobre eso que denominan nivel de instrucción o titulación académica. Una gran pena.

 

RESUMEN DEL NIVEL DE INSTRUCCIÓN O TITULACIÓN ACADÉMICA

 

  1. A) En el barrio

De entre los 31 barrios de la ciudad, hay 13 barrios donde el tanto por ciento de la población mayor de 10 años que tiene estudios primarios o inferiores es mayor que en el Casco. Y el Casco está prácticamente en la media de la ciudad.

De forma parecida, hay 15 barrios donde el % de la población que tiene estudios medio-superiores o superiores es inferior al del Casco

En general vemos una tendencia a la reducción del tanto por ciento de personas del barrio y las secciones con estudios primarios

Se aprecia que en estos 5 años en general ha aumentado el % de las personas del barrio con estudios profesionales, aunque el aumento general es debido al aumento de los hombres, ya que el % de las mujeres con estudios profesionales disminuye.

El de estudios secundarios es el segundo nivel de estudios más frecuente en el barrio, sólo por detrás del de estudios primarios, cerca de una de cada cuatro personas mayores de 10 años del barrio es el nivel de instrucción que posee. Sin embargo, el número total y el % de personas con estudios secundarios han disminuido ligeramente en el barrio en estos 5 años, tanto en mujeres como en hombres.

La categoría de estudios medios-superiores es la que recoge menor % de la población del barrio (y de cada una de sus secciones), en concreto tan sólo el 7,03%. Además, en el barrio durante estos 5 años decrece muy levemente el número de personas con estudios medios-superiores. No obstante aclaremos que con respecto a los datos de las personas con estudios medios-superiores hay elementos extraños. Por ejemplo, en la franja de 19 a 24 años no hay ninguna persona en el barrio con estudios medios-superiores y sí 28 personas con estudios superiores. De todas formas, Lo más destacable es que, tanto hace 5 años como ahora, el número de mujeres con estudios medios-superiores es muchísimo más elevado que el de hombres (en la actualidad un 77,72% superior).

Un 16,17% de la población del barrio mayor de 10 años tiene estudios superiores, aunque está muy desequilibradamente repartido entre secciones censales. Parece que no hay que descartar una paulatina incorporación en los últimos años de nuevo vecindario al barrio con este perfil de estudios superiores, especialmente en la sección 1, pues si comparamos los datos entre 2013 y 2018, aunque la población de la sección1 en esa franja de edad era mayor que ahora (210 por 202) el número de personas con estudios superiores en esa franja de edad era menor (64 en 2013 por 72 en 2018). No obstante, en el conjunto del barrio como en la mayoría de sus secciones en estos 5 años tiene lugar un incremento del número de personas con estudios superiores En todas las secciones y en el conjunto del barrio es mayor el % de mujeres que tienen estudios superiores que el de hombres

 

  1. B) En las secciones censales

Sección 1:

Es la que menos personas con estudios primarios o inferiores tiene, al mismo tiempo que es la que tiene más % de personas con estudios medio-superiores o superiores.

Infrarrepresentación en estudios primarios, con fuerte infrarrepresentación en casi todos los tramos que van de los 30 a los 74 años.

La presencia en la sección 1 de las residencias y apartamentos de Aurora y Arquillos podría ser también la explicación para el hecho de que esa sección que en casi todas las franjas de edad ha tenido bastante menos % de personas con estudios primarios de lo que le correspondería por población, al llegar al segmento de más de 75 años, pase a tener más % que le correspondería.

Está infrarrepresentada en estudios profesionales, especialmente entre los hombres, y eso que estos últimos entre 2013 y 2018 han crecido porcentualmente mucho más que las mujeres.

Incremento importante de las personas con estudios secundarios, especialmente entre los hombres, aunque siguen siendo menos que las mujeres.

Clara sobrerrepresentación de personas con estudios medios-superiores, donde los hombres son claramente mayoritarios, ya que en % casi duplican al de las mujeres.

Es la sección con mayor % de personas con estudios superiores, un 21,41%. Su clara sobrerrepresentación es especialmente intensa en las franjas de 35 a 44 y de mayores de 55 años. De hecho, en el tramo de 35 a 44 años un 35,64% tiene estudios superiores (la media del barrio es del 24,39%). En la de 60 años en adelante esta sección acumula casi el 40% de todos los estudios superiores del barrio de esas edades.

De cualquier forma son las mujeres con estudios superiores las que aumentan su % en los años 2013 a 2018 (en un 12,90%), porque el de los hombres se reduce en un 8,11%)

 

Sección 3:

Tiene una notable sobrerrepresentación en personas sin estudios de más de 70 años.

Muy sobrerrepresentada en los hombres estudios profesionales, de forma muy especial en los tramos que van de los 65 a los 74 años, donde de las 57 personas de esa edad con que cuenta la sección no hay ni una sola cuyo nivel académico sea el de estudios profesionales. Entre 2013 y 2018 ha tenido un incremento muy alto de personas con estudios profesionales (29,19%), tanto en mujeres como en hombres (29,11 en mujeres, 30,10 en hombres)

Es la única sección en la que el % de mujeres con estudios secundarios es mayor que el de hombres, no obstante, en ambos sexos ha habido un importante descenso, que una vez tenida en cuenta la variación de la población se cifra en un -16,04%

Es la sección que proporcionalmente pierde más personas con estudios medios-superiores, aunque lo más llamativo en esta categoría es que en esta sección las mujeres son el doble que los hombres con estudios medios-superiores.

En la franja de 60 años, del total de 143 personas, solo tiene 3 personas con estudios superiores.

Las mujeres con estudios superiores son un 20,55% del total de mujeres y los hombres tan sólo el 13,59%.

 

Sección 4

Tras la sección 8 es la segunda sección con mayor % de personas con estudios primarios o inferiores, y la segunda también con menor % de personas con estudios medio-superiores o superiores. Refleja en lo referente a estudios realizados una situación peor a la de la media del barrio.

Notoria sobrerrepresentación en estudios primarios en la mayoría de los tramos de edad.

Es llamativo que de las 93 personas de entre 65 y 69 años con que cuenta la sección 4, no haya ninguna que tenga estudios profesionales, así como que sea la única sección en la que porcentualmente aumentan más las mujeres con estudios profesionales que los hombres.

En estudios secundarios mientras se ha incrementado el % de mujeres, ha disminuido el de hombres, las mujeres aumentan un 7,36% y los hombres disminuyen un 5,81%, pero siguen siendo mayoría los hombres.

Clara infrarrepresentación de personas con estudios medios-superiores.

Es una de las dos únicas secciones que aumenta su número de personas con estudios medios-superiores, aunque solo en una persona. Son muchas más las mujeres con estudios medios-superiores.

Es la segunda sección con menor % de vecindario con estudios superiores, sólo por encima de la sección 8 (Residencia San Prudencio), incluida la franja joven (25-29 años). Tiene especialmente pocas personas con estos estudios en la franja de 60 años y más.

 

Sección 5:

Tanto el barrio como todas las secciones, incluso en su división por sexos, disminuyen en estos 5 años la presencia y porcentaje de personas con estudios primarios, salvo en una importante excepción: las mujeres de la sección 5, que no solo no disminuyen, sino que aumentan. Y la explicación no es que lo hagan porque el conjunto de las mujeres de la sección 5 haya aumentado en esos 5 años (no lo ha hecho, se han reducido de 733 a 720). Eso quiere decir que en estos 5 años ha habido una importante incorporación a la sección 5 de mujeres con estudios primarios. Probablemente se debe al Hogar Belén ubicado desde 2016 en el Cantón de San Marcos, que pertenece a esta sección.

Sobrerrepresentada en hombres con estudios profesionales, de forma muy especial en las personas con 60 años y más.

Es la sección en el que el % de los hombres con estudios secundarios es más mayoritario.

Incremento notable en las personas con estudios secundarios, especialmente entre los hombres, aunque siguen siendo mayoría.

Bastante mayor el % de hombres con estudios medios-superiores que el de mujeres. En los cinco años de la comparación es la segunda sección con mayor pérdida proporcional.

 

Sección 8:

Es la sección con mayor % de personas con estudios primarios o inferiores, y con menor % de personas con estudios medio-superiores o superiores, probablemente por la presencia en ella de la Residencia San Prudencio. Refleja en lo referente a estudios realizados una situación peor a la de la media del barrio.

Sobrerrepresentación en estudios primarios.

Sobrerrepresentada en hombres con estudios profesionales, mientras que destaca también por su muy bajo % de mujeres con estudios profesionales (sólo 8 mujeres).

Se incrementa el % de mujeres con estudios secundarios, y el de hombres disminuye, consecuencia de ello ahora las mujeres con estudios secundarios pasan a ser mayoría en la seccion.

Son muchas más las mujeres con estudios medios-superiores.

La sección con menor tanto por ciento de personas con estudios superiores, incluso en la franja de 25-29 años.

En estudios superiores, disminuye en ambos sexos, pero mientras en los hombres lo hace en un -8,33%, en el caso de las mujeres alcanza el -14,08%.

 

Sección 10

Tras la sección 1 es la segunda que menos personas con estudios primarios o inferiores tiene, al mismo tiempo que es la segunda que tiene más % de personas con estudios medio-superiores o superiores.

Entre el 30,78% de las mujeres de la sección 10 con estudios primarios y el 25,89% de los hombres, en realidad supone que hay un 18,89% más de mujeres que de hombres. Y eso es una diferencia notable, que si la pasamos a cifras concretas, como en la siguiente tabla, nos muestran una diferencia de 193 mujeres y 153 hombres

Infrarrepresentada en estudios profesionales.

Mientras el % de hombres con estudios secundarios aumenta ligeramente, el de mujeres disminuye de forma algo notable, ello lleva a que ahora los hombres pasen a ser mayoría.

Bastante mayor el % de hombres con estudios medios-superiores que el de mujeres. En los 5 años de la comparación es una de las dos únicas secciones en las que aumentan las personas con estudios medios-superiores.

Es muy llamativo su alto % de personas con estudios superiores en la franja 25-29 años, todo un 37,21%, cuando la media del barrio es del 24,28%. Significa que más de un tercio de la juventud de esas edades tiene (ya) estudios superiores. Es llamativo también cómo en esta franja de edad de los 35 a los 44 años baja sustancialmente el % de personas de la sección 10 con estudios superiores (en la franja de 25 a 29 era de un 37,21% y en la de 35 a 44 pasa a un 25,35%), aunque siga siendo mayor a la media del barrio

 

 

 

 

Si, como decíamos en el capítulo dedicado a nivel de instrucción y titulación, el conocimiento y sabiduría de una población está muy lejos de poder restringirse a las titulaciones académicas por ella alcanzadas, en relación al conocimiento de un idioma, en este caso el euskera, está lejos igualmente de poder equipararse a la titulación (o su ausencia) que en referencia a ella posean las personas. Aunque la dinámica actual parezca no querer tenerlo en cuenta, poseer los conocimientos académicos que otorgan la titulación correspondiente en euskera está muy lejos de suponer su uso o empleo real. Y, al contrario, la falta de titulación al respecto no tiene por qué suponer su falta de conocimiento y empleo.

Afortunadamente, los datos que vamos a observar en este apartado están basados no tanto en la titulación académica que cada persona posea, sino en lo que cada persona declara en base a su conocimiento y uso real (que distan mucho de ser lo mismo), pues beben de las informaciones aportadas al respecto por las propias personas en el momento de realizar los Censos de Población y Viviendas (elaborados por el INE) en 2011 y 2016. Porque, por extraño que parezca, en lo relativo al euskera ni el INE ni el EUSTAT tienen en el momento de redactar estas líneas ningún estudio realizado con datos posteriores a ese 2016 que cuente con desglose por barrios (ni qué decir ya por secciones censales).

Teniendo en cuenta todo ello, os dejamos el documento Conocimineto del euskera (Diagnóstico de barrio 6, descargar aquí), y os dejamos abajo el resumen con las cuestiones más importantes, recordando que en este link podéis encontrar el LISTADO DE LAS SECCIONES CENSALES DEL BARRIO

 

RESUMEN SOBRE CONOCIMIENTO DE EUSKERA

A) En el barrio:

El % de la población mayor de 2 años que se declara euskaldun en el Casco ha pasado de ser una de cada cinco personas en 2011 (el 20,93%) a ser casi una de cada cuatro en 2016 (el 24,75%). Aun siendo un incremento importante en tan solo cinco años (de un 18,25%), es, sin embargo, algo menor al que se ha dado tanto en el conjunto de Gasteiz (21,46%). Pero, si lo que observamos es el % de la población mayor de 2 años que se declara euskaldun, el del Casco, tanto en mujeres (25,88%) como en hombres (23,58%) es superior al de Coronación (20,54 y 20,15% respectivamente), aunque ligeramente inferior al del conjunto de Gasteiz (28,15 y y 26,36%)

Por lo que respecta la población que se declara erdaldun, aunque en el barrio ha crecido más que en las zonas con las que le comparamos. El % de la población del Casco que es erdaldun (56,93%) sigue siendo menor que el de Coronación (63,07%), aunque mayor que el de Ensanche (53,27%) y el del conjunto de Gasteiz (53,06).

En ese aumento de vecindario del barrio erdaldun llama la atención que el incremento en el número de mujeres erdaldunes (6,80%) es más del doble que el de hombres (2,83%)

Sin olvidar que la población de 2 o más años en los cinco años transcurridos ha disminuido en 279 personas, vemos que el total de personas cuasi euskaldunes se ha reducido en 378, a la par que el de erdaldunes solo ha aumentado en 2, mientras que el de euskaldunes lo ha hecho en 97

B) Los datos por secciones censales

Según el nivel de conocimiento del euskera

Sección 1:

La tercera con menor % de población euskaldun (23,97%, por debajo de la media del barrio), y entre euskaldunes, tiene muchas más mujeres que hombres (57,34 de mujeres), la sección con mayor diferencia entre sexos. Es la segunda sección con mayor incremento de personas euskaldunes (10,85%) entre 2011-2016, en buena parte por el importante crecimiento de sus hombres euskaldunes (14,02%). Es muy llamativa su desproporción entre sexos de las personas euskaldunes no alfabetizadas (36,36% de mujeres), así como su crecimiento en personas euskaldunes no alfabetizadas (pasa de 5 a 11, siendo el crecimiento tanto en mujeres como hombres)

Entre 2011 y 2016, al contrario que en la mayoría de las secciones, ha tenido un crecimiento de sus mujeres erdaldunes (7,99%,), lo que hace que éstas sean ahora más que los hombres erdaldunes.

Sección 3:

La segunda con mayor % de población euskaldun (26,83%), aunque es la segunda que menos ha crecido en % de personas euskaldunes (4,39%) entre 2011-2016, por ser junto a la sección 10 la única en la que los hombres euskaldunes se reducen (-2,68%), aún así, es muy llamativa su desproporción entre sexos de las personas euskaldunes no alfabetizadas (33,33% de mujeres, una tercera parte).

Entre 2011 y 2016 ha tenido un importante descenso en hombres erdaldunes (17,95%, el mayor entre secciones)

Sección 4:

La segunda con menor % de población euskaldun (23,52%), sin embargo es la que mayor aumento (11,47%) ha experimentado entre 2011-2016, especialmente entre las mujeres euskaldunes (15,90%)

Sección 5:

Es la que tiene un mayor % de población euskaldun (27,46%) y la tercera que más ha crecido en % de euskaldunes entre 2011-2016 (9,16%). Es la única sección en la que entre personas euskaldunes son más los hombres que las mujeres, pero por el importante crecimiento de sus hombres euskaldunes (16,67%, la que más). Es muy llamativa su desproporción entre sexos de las personas euskaldunes no alfabetizadas (33,33% de mujeres, una tercera parte), en buena parte porque entre 2011 y 2016 ellas se reducen (pasan de 10 a 6) mientras que ellos aumentan (pasan de 8 a 12)

Es la sección con menor % de personas erdaldunes (52,82%), y eso que entre 2011 y 2016 su mujeres erdaldunes han aumentado en un 5,41% (sólo aumentan en la 5 y en la 1)

Sección 8:

La que menor % tiene de población euskaldun (20,55%), aunque entre 2011 y 2016 sus mujeres euskaldunes son las segunda con mayor % de crecimiento (13,04%)

Es la sección con mayor % de personas erdaldunes (63,88%).

Sección 10:

La tercera con mayor % de población euskaldun (26,57%), aunque es la mayor % de mujeres euskaldunes tiene (29,12%). Es también la que menos ha crecido en % de personas euskaldunes entre 2011-2016, porque sus hombres euskaldunes han disminuido en un -4,94% (la que más de las dos únicas en que se reducen)

Conocimiento del euskera y lengua materna según lugar de nacimiento

Sección 1:

De entre las personas nacidas en Araba, tiene un % de personas euskaldunes algo menor que el conjunto del barrio y un % mayor de erdaldunes, siendo respectivamente la segunda más baja y la segunda más alta (sólo por detrás en ambos casos de la 8, con la Residencia San Prudencio). Las personas de la sección nacidas en Nafarroa tienen un elevado conocimiento de euskera (25,00%). Así mismo, tiene el % mayor de todas las secciones en cuanto a personas nacidas fuera de Hegoalde que no saben euskera (81,74%)

Su % de personas nacidas en Araba y Gipuzkoa con euskera como lengua materna, es el menor de todas las secciones.

Se puede concluir que, más allá del caso atípico de la sección 8, la sección 1 se caracteriza por tener la población, tanto de origen en Hegoalde, como fuera de Hegoalde, que menos conocimiento tiene de euskera.

Sección 3:

Destaca por ser la que tiene mayor % de arabarrak euskaldunes (39,47%) y el menor de erdaldunes (37,72%) siendo la única sección en que son más las personas nacidas en Araba euskaldunes que las no euskaldunes. También es la segunda sección con menor % de personas nacidas fuera de Hegoalde que son erdaldunes. Por el contrario, conociendo ese dato llama la atención que su % de personas euskaldunes nacidas en los otros tres herrialdes es más bajo que el del conjunto del barrio.

Todo apunta a que ello es debido al esfuerzo (y/o ganas) de aprender euskera de la población de esta sección, pues sus tantos por ciento de personas nacidas en Araba o fuera de Hegoalde con el euskera como lengua materna son de los más bajos de todas las secciones.

Importante descenso en personas con idioma materno castellano nacidas en Araba (81 personas menos). Esa importante reducción en la sección 3 se repite también entre las personas con idioma materno castellano nacidas en los demás lugares (porcentualmente importante en el caso de las personas nacidas en Bizkaia, que pasan de 41 a 25).

Tiene un importante descenso en personas con idioma materno ni euskera ni castellano nacidas fuera de Hegoalde (-30 personas)

Sección 4

La segunda sección con mayor % de arabarrak euskaldunes (37,81%), sin embargo, tanto en lo referente a las personas nacidas en el resto de herrialdes, como las nacidas fuera de Hegoalde, su % de personas euskaldunes es inferior al conjunto del barrio en todos los casos. Su elevado % con respecto al conjunto del barrio tanto de personas nacidas en Araba como fuera de Hegoalde cuya lengua materna no es el euskera ni el castellano indican una mayor presencia de vecindario de origen migrante, lo que sin embargo no la lleva a estar entre las secciones con mayor tanto por ciento de personas nacidas fuera de Hegoalde que no son euskaldunes, lo que se explica por tener mayor % que otras secciones de cuasi euskaldunes, lo que denota un interés o esfuerzo por aprender euskera por parte de la población migrada.

En el periodo 2011-2016 es una de las dos únicas secciones donde hay un aumento de personas con el euskera como lengua materna (pasa de 96 a 104), siendo principalmente por el aumento de personas con idioma materno euskera nacidas en Araba (pasa de 35 a 44)

Importante descenso en personas con idioma materno castellano nacidas en Araba (-124), sin embargo aumentan tanto las personas de idioma materno castellano nacidas en Gipuzkoa (pasan de 32 a 40), como las nacidas en Bizkaia (de 56 a 67), lo que no sucede en casi ninguna de las otras secciones.

llama la atención el importante incremento de personas con idioma maternos euskera y castellano nacidas en Araba de la sección 4 (pasa de 34 a 45, aumentando en más de un 32%, lo que es mucho).

Importante incremento de personas con idioma materno ni euskera ni castellano (+12), porque crecen las de este perfil nacidas fuera de Hegoalde (+8)

Sección 5

La sección más euskaldun. Sea cual sea el lugar de nacimiento de su vecindario, el % de euskaldunes de la sección es en cada categoría mayor que el del conjunto del barrio. Llama la atención especialmente el % de la población euskaldun nacida en Gipuzkoa (71,43%, cuando en el conjunto del barrio es del 62,22% y en algunas secciones apenas rebasa el 50%) Y destaca también por su alto % de personas cuasi euskaldunes nacidas en Araba o fuera de Hegoalde. De este último lugar de nacimiento (fuera de Hegoalde) tiene los % mayores de población euskaldun y cuasi euskaldun (y, consecuentemente, el menor en erdaldun). Es, también, la sección con mayor % de arabarrak con el euskera como lengua materna. Todo ello no quita para que, a su vez, sea la sección con mayor % de población nacida fuera de Hegoalde que no tiene por lengua materna ni el euskera ni el castellano (el 28,01%). Este último dato podría estar influenciado por los hogares de Berakah, y algunos de los comentados con respecto a otros herrialde, a una mayor presencia que en otras secciones de sector estudiantil proveniente de Hegoalde.

Importante descenso en personas con idioma materno castellano nacidas en Araba (-82)

Es la única sección que en el intervalo 2011 a 2016 pierde personas con idioma materno euskera y castellano, pasando de 73 a 68, debido a su más importante pérdida (también es la única sección en la que esto ocurre) en personas con idioma materno euskera y castellano nacidas en Araba (pasa de 46 a 38).

Importante incremento de personas con idioma materno ni euskera ni castellano (+17), porque crecen las de este perfil no nacidas en Hegoalde (+15)

Sección 8

La presencia en ella de la Residencia San Prudencio vuelve de nuevo a marcarla. Es la sección con mayor % de personas nacidas en Araba que no saben euskera (el 54,90%, cuando en el conjunto del barrio es del 42,69%) y sus índices son los más bajos tanto en euskaldunes como en casi euskaldunes de nacimiento alavés. Pero también tiene uno de los índices más bajos de personas euskaldunes nacidas fuera de Hegoalde. Para terminar de rematar la situación, sus % de personas euskaldunes de otros herrialdes están también entre los más bajos, de forma especialmente reseñable en el caso de las personas nacidas en Nafarroa en esta sección, de las que son euskaldunes solo un 3,85% (cuando en el conjunto del barrio lo son el 16,44 de las personas nacidas en ese herrialde).

Aunque tiene igualmente el segundo % más elevado de personas nacidas fuera de Hegoalde en las que su lengua materna es el castellano, cuanto así mismo con el menor % de personas nacidas fuera de Hegoalde cuya lengua materna no es ni el euskera ni el castellano. En definitiva que por muchas causas (no solo la Residencia San Prudencio) es la sección menos euskaldun con diferencia.

Durante el perido 2011-2016 tiene un importante aumento (que solo se da en dos secciones) de personas con euskera de idioma materno (pasa de 56 a 68, con un crecimiento del 21,43%), aunque en su caso no es tanto por las nacidas en Araba (pasan de 25 a 29) como sobre todo por la sorprendente subida de las nacidas den Gipuzkoa (pasan de 15 a 22, cuando en el resto de secciones o disminuyen o permanecen igual).

Importante incremento de personas con idioma materno ni euskera ni castellano (+27). Fijando nuestra atención en esos datos de la sección 8 vemos que el aumento de personas con idioma materno ni euskera ni castellano es protagonizado por personas nacidas en Araba (+7 personas, que nos hablan de segundas generaciones de vecindario de origen extranjero), como de personas nacidas fuera de Hegoalde (+20, de origen extranjero, aunque no necesariamente llegando directamente desde sus lugares de nacimiento)

Sección 10

En general se mantiene en unos parámetros similares a los del conjunto del barrio. Quizá llama la atención su bajo % de personas euskaldunes nacidas en Gipuzkoa, al mismo tiempo que el alto % de euskaldunes de Bizkia y Nafarroa y fuera de Hegoalde.

Es la sección con mayor % de arabarrak con lengua materna euskera y castellano, así como el menor % con lengua materna otra distinta al euskera o castellano. Lo que nos habla de menor presencia de vecindario de origen migrante internacional y, probablemente, una población relativamente más joven (la que se corresponde con arabarrak con madres/padres bilingües). Sin embargo, al mismo tiempo, es la sección con mayor tanto por ciento de personas nacidas fuera de Hegoalde, que tienen como lengua materna el castellano, lo que sigue incidiendo en la baja presencia de personas de origen migrante internacional, o que éste sea proveniente de países con el castellano como lengua oficial.

En el periodo 2011-2016 tiene un destacable aumento de personas con euskera como idioma materno, pero nacidas en Araba (pasan de 17 a 24). Al mismo tiempo, tiene un descenso especialmente acusado en comparación con las otras secciones en las personas con idioma materno castellano nacidas fuera de Hegoalde (se reduce en 97 personas, algo más de un 20%).