La revolución kurda es una propuesta alternativa al sistema patriarcal y capitalista que domina al mundo; es un proyecto de vida que tiene como centro la destrucción de la dominación que por más de cinco mil años se ha ejercido sobre las mujeres y la naturaleza. Un principio estratégico de la lucha del pueblo kurdo es que sólo a través de la liberación de las mujeres será posible aspirar a la liberación de la sociedad entera. Su propuesta antipatriarcal, ecológica y democrática es una idea ética de convivencia entre todos los seres humanos y los pueblos; es una revolución desde la vida cotidiana, que en lo concreto no significa luchar contra el hombre sino contra la mentalidad patriarcal. 

 

Hace ya casi 5 años que escribimos en este blog nuestra primera entrada sobre el Confederalismo Democrático kurdo, desde entonces, en un contexto de guerra cada vez más complejo y delicado, el comunalismo kurdo no ha hecho más que crecer y desarrollarse aportando una experiencia extraordinaria de revolución transformadora al mundo. Hoy, cuando el pueblo kurdo, y especialmente las mujeres que con tan especial protagonismo están desarrollando esa revolución, están dando al mundo lecciones de dignidad, entereza y tremenda decisión por crear un mundo distinto para todas las personas, aun en medio de una masacre que se ceba especialmente contra las mujeres kurdas, queremos proponeros centrar en ell@s nuestra mirada.

Porque de esa experiencia hay mucha que aprender (como siempre, aciertos y errores incluidos), mucho que tener en cuenta, y aportan debates y reflexiones muy importante en la apuesta por crear otra forma de organización social. Es curioso contemplar cómo la forma de organización que han puesto en marcha tiene muchos puntos en común con la que hace varios siglos ya utilizaron las Vecindades Vitorianas, esto es, la base comienza en las asambleas vecinales por calles o tramos de calles. Eso sí, mejoradas, porque, en el caso kurdo no es que no se limite la participación en las asambleas a las mujeres, o al vecindario de otras procedencias o creencias, sino que hay mecanismos especiales establecidos para garantizar su presencia. Más todavía, en el caso de las mujeres hay una apuesta doble, por un lado garantizando su presencia en equidad en todos los espacios de decisión y representación, al mismo tiempo que se impulsa la autoorganización paralela de las mujeres en la mayoría de los ámbitos.

Pero vayamos con lo más urgente, recoger los datos sobre la situación a través de diversos documentos o vídeos. Empezamos con la Carta Internacional de Solidaridad con Rojava que se difundió a mediados de octubre pasado

Frente al retiro de las tropas Estadounidenses en Siria, establecido por los presidentes Donald Trump (EUA) y Recep Tayyip Erdoğan (Turquía), y ante la invasión militar en contra de Rojava y de los pueblos libres de ese territorio que este retiro permite, consideramos necesario e inaplazable manifestar lo siguiente:

1. La comuna de Rojava es el primer esfuerzo en Medio Oriente de un proyecto político anticapitalista basado en el Confederalismo Democrático que tiene como fundamento una visión alternativa de organización de la vida basada en la autonomía no estatista, la autodeterminación, la democracia directa y el combate al patriarcado. La autonomía del Rojava es la utopía de un mundo posible, donde la interculturalidad, una diferente y virtuosa relación entre géneros y el respeto de la madre tierra se construyen diariamente. El Rojava nos demuestra que no podemos resignarnos a la barbarie del presente.

2. El primer logro de estas luchas por la autonomía fue la contención de ISIS (Estado Islámico de Irak y el Levante) y de su fundamentalismo. Ahora, este retiro debilita los esfuerzos de las milicias kurdas, atentando contra los notables alcances que YPG (Unidades de Protección Popular) y YPJ (Unidades Femeninas de Protección) han obtenido hasta hoy al enfrentar con éxito los ataques del terrorismo del Estado islámico en el sur de Siria, viéndose obligadas a proteger y liberar el norte por el redoblamiento del asedio de Turquía.

3. La guerra contra la autonomía de Rojava frente al fracaso del Estado sirio se ha venido orquestando sistemáticamente desde años; ataques e invasiones territoriales han sido la normalidad. Con el retiro de las fuerzas militares Estadounidenses del confín turco-siriano, la magnitud de la amenaza sube de nivel, la hostilidad bélica del Estado turco en contra de este esfuerzo por un mundo democrático se convierte en la posibilidad concreta del exterminio étnico.

Por lo tanto, quienes suscribimos esta carta –académicos, estudiantes, activistas, organizaciones sociales, colectivos, pueblos organizados y en resistencia– manifestamos nuestra solidaridad con la lucha de los pueblos kurdos y del norte de Siria y gritamos nuestra rabia en contra de esta nueva ola de agresión capitalista-patriarcal del Estado turco, bajo el silencio y/o la complicidad de la Unión Europea y organismos internacionales como la ONU (Organización de las Naciones Unidas), que siguen demostrando que los Derechos Humanos sólo tienen validez si obedecen a la ley del mercado.

Defender el Rojava significa defender a todos aquellos colectivxs y sujetxs que luchan diariamente en contra de la barbarie capitalista y patriarcal, no solo en Oriente Medio, sino en muchos rincones del mundo. Esta carta es un grito de rabia, indignación y solidaridad con nuestrxs hermanxs kurdxs, quienes luchan por otras formas posibles de vida.

¡Que viva la vida! ¡Que muera la muerte!

¡Rojava no está solo!

A ello le queremos añadir el video con el Mensaje del movimiento de mujeres de Rojava al Encuentro de mujeres Zapatistas de diciembre pasado. La situación bélica que vive la población kurda impidió que las mujeres delegadas acudieran desde Rojava, pero quisieron hacer llegar su mensaje a la selva Lacandona a través de este video:

 

Entrando ya con la aportación de documentos que nos puedan ayudar a conocer mejor la revolución de Rojava, como en su día ya os ofrecimos el texto del Confederalismo Democrático, añadámosle ahora el de la Constitución de las comunidades autónomas kurdas de Rojava, documento de transición elaborado para la fase política actual (al menos de cuando fue aprobado) y cuyo preámbulo dice así:

Nosotros, el pueblo de las Comunidades Autónomas Democráticas de Afrin, Jazira y Kobane, una confederación de kurdos, árabes, Syrics, arameos, turcomanos, armenios y chechenos, libre y solemnemente declaramos y establecemos esta Carta.

En búsqueda de la libertad, la justicia, la dignidad y la democracia y conducido por los principios de la igualdad y la sostenibilidad ambiental, la Carta proclama un nuevo contrato social, basado en la convivencia y el entendimiento mutuo y la paz entre todos los hilos de la sociedad. Protege los derechos humanos y las libertades fundamentales, y reafirma el derecho de los pueblos a la libre determinación.

En virtud de la Carta, nosotros, el pueblo de las Comunidades Autónomas, unimos en el espíritu de la reconciliación, el pluralismo y la participación democrática para que todos puedan expresarse libremente en la vida pública. En la construcción de una sociedad libre de autoritarismo, el militarismo, el centralismo y la intervención de la autoridad religiosa en los asuntos públicos, la Carta reconoce la integridad territorial de Siria y aspira a mantener la paz interna e internacional.

Al establecer esta Carta, declaramos un sistema político y la administración civil fundada en un contrato social que reconcilia el rico mosaico de Siria a través de una fase de transición de la dictadura, la guerra civil y la destrucción, a una nueva sociedad democrática donde se conservan la vida cívica y la justicia social .

Pero, como guía para entender o profundizar en estas cuestiones, queremos terminar con un libro recientemente publicado por la Cátedra Jorge Alonso, cuyo título es el que hemos dado a este post y cuya portada lo encabeza: Revolución de las mujeres y luchas por la vida. ¡Defender Rojava es defender la vida!

Los párrafos introductorios del libro, y en los que hace un resumen indicativo de lo que recoge cada uno de los textos sobre la revolución kurda, son los siguientes:

Las mujeres kurdas son el fundamento de la revolución de su pueblo y han sido conocidas a nivel mundial porque han circulado imágenes de ellas combatiendo al Estado Islámico en Rojava (el Kurdistán en el Norte de Siria). Sin embargo, ellas insisten en que la lucha armada es sólo el 10% de su revolución, pues su fuerza se debe principalmente a la organización para construir una vida libre; esto significa una sociedad que tiene una relación de respeto con la naturaleza y con la vida. 

La lucha de las mujeres kurdas se hace a través del cuidado, la memoria y la recuperación de saberes; trasciende las fronteras creadas por los estados y encuentra resonancia al otro lado del mundo, tal como sucede con las mujeres zapatistas, con quienes han entrelazando sus raíces de resistencia. El Movimiento de Mujeres de Kurdistán representa uno de los proyectos revolucionarios más importantes en la actualidad y dialoga con los fundamentos ético-políticos de los pueblos zapatistas; entre ellos se consideran pueblos hermanos, surgidos de las mismas aguas profundas, con los mismos sueños y la misma utopía: construir una sociedad libre, sin relaciones de dominación, en la que no exista el Estado ni el capital. 

(…)

El texto de Mónica Gallegos, que se incluye en este libro, resalta que el movimiento de mujeres kurdas muestra la urgente necesidad de construir otro mundo, con la posibilidad de ampliar una organización capaz de salvar la vida. La participación de las mujeres liderando la resistencia, dice Mónica, ha sido fundamental para lograr la autodeterminación, la autoadministración y la autodefensa, “esta última entendida más allá de su dimensión militar y relacionada con lo que podríamos entender como la construcción de autonomía en todos los ámbitos de la vida en común”. 

También encontraremos aquí la entrevista que Inés Durán realizó a Melike Yasar durante su visita a Guadalajara. En ella, Inés hace una problematización provocadora de las principales ideas del proyecto democrático de Rojava y entra en los debates que han estado en el aire sobre cuestiones sensibles de la resistencia kurda. 

¿Por qué Jineoloji?”, de Gönül Kaya, y el texto colectivo «El Movimiento de Liberación de las Mujeres de Kurdistán», fueron retomados del libro Mujer Vida Libertad, El movimiento de mujeres de Kurdistán, con autorización de la editorial Mezopotamya; esta Cátedra los reproduce por su importancia en el entendimiento de la resistencia ante el patriarcado en aspectos más allá de la militancia armada. El primero es una conferencia en la que Kaya desarrolla la crítica que la jineoloji hace a las instituciones como la academia y la ciencia, llenas de sexismo y estructuras dominantes. Hace mención especial a las ciencias sociales fragmentarias, a las tesis anticapitalistas pero no antipatriarcales, y comparte los retos que es necesario plantear y superar. El texto colectivo de las mujeres kurdas hace un recorrido por la historia de su organización, sus cambios y su trascendencia internacional: dónde surgió, cómo, qué principios las rigen y hacia dónde van. 

Para conocer y destejer más a fondo la propuesta del confederalismo democrático y la organización del pueblo kurdo, se incluye el artículo “Nación democrática”, de Abdullah Öcalan, una narración de lo que significa la organización horizontal con este proyecto. Es interesante, además, porque elabora una discusión sobre un término muy occidentalizado y moderno en nuestros análisis de academia: la nación. 

El apartado a cargo de Jorge Alonso consiste en una investigación detallada de los acontecimientos y planteamientos más importantes del pueblo kurdo, sobre todo la trayectoria del Movimiento de Mujeres de Kurdistán y el sentido práctico de su lucha. La propuesta de Alonso es conocer cómo el confederalismo democrático está funcionando en Rojava y qué elementos lo componen. A su vez, dibuja cómo la jineoloji permanece inmersa en el funcionamiento del confederalismo democrático y marca la pauta en las formas de administración a través de la reflexión, la crítica y la problematización de las mujeres en esa revolución. Finaliza presentando la situación actual (hasta la edición de este libro) de la guerra que enfrentan el pueblo kurdo y la población de Rojava debido a la actual invasión turca a su territorio en la frontera Norte de Siria; a la par, recoge las acciones que el mundo ha puesto en marcha para respaldar y solidarizarse a través de diversas organizaciones y colectividades con la lucha y resistencia en Kurdistán. 

Marcelo Sandoval reflexiona acerca de la importancia de conocer el movimiento de liberación kurda en medio de la crisis y el caos que se generó en Medio Oriente, no para repetir su discurso, sino para pensar cómo es que desde donde estamos se construye un movimiento internacional que puede impulsar una revolución social mundial. Uno de sus planteamientos es crucial: que la lucha del pueblo kurdo se puede quedar sola si en el resto del mundo no nos organizamos y construimos un pensamiento con horizonte de autonomía, para vivir sin Estado, sin capital y sin patriarcado. 

Jacobo Silva, por su parte, escribe sobre la convergencia que tienen las distintas (pero no distantes) experiencias revolucionarias en el mundo, desde las comunas de Europa hasta las comunidades en Guerrero y otras partes de México, de las comunas confederadas de Rojava a las comunidades zapatistas en Chiapas, pasando por las “zonas de evasión” del capitalismo y la resistencia silenciosa de muchas comunidades. Todas esas rebeldías tienen principios comunes que se encuentran y dialogan, como la autogestión, la autonomía, la autodefensa, y las formas de relaciones antipatriarcales. Además, muestra cómo cada una de éstas promueve y desarrolla sus propias estrategias ante la guerra capitalista y patriarcal que domina la vida. Ese trabajo es un maravilloso encuentro que dibuja y coloca sobre la mesa cómo la resistencia se vuelve una misma cuando nos planteamos que la guerra contra la vida es de múltiples formas, pero la resistencia es aún más creativa. 

Por nuestra parte, recomendamos especialmente el de Mónica Gallegos, que sirve de guía introductoria al tema. El de Gönül Kaya, que nos adentra de forma clara en el fundamental concepto de jineoloji. El artículo de Koma Jinên Kurdistanê es muy útil para ver el proceso de conformación, desarrollo y transformación de las organizaciones revolucionarias de mujeres. Los de Jorge Alonso, que sirven de síntesis y guia para comprender tanto el proceso llevado a cabo hasta la propuesta de la Confederación Democráctica,como el relato telegráfico de lo acontecido en los últimos tiempos (hasta noviembre de 2019). El texto de Öcalan toma una especial dimensión si lo leemos teniendo presente las realidades actuales de los pueblos catalán y vasco, y las formas que la izquierda ha tenido y tiene de enfocarlas ¡¡¡cuánto que aprender de las reflexiones de la propuesta kurda de confederalismo democrático sin Estado-nación!!!. Finalmente, os animamos también a leer con atención el texto de Marcelo Sandoval porque, aun no compartiendo con él algunos criterios, nos parece que hace un esfuerzo de reflexión autocrítica de mucho valor, que aunque él lo enmarque en el contesto latinoamericano, pensamos que es muy válido también para esta parte del planeta.

Para quienes os son más de vuestro agrado los videos que los textos, entre los muchos que hay sobre la cuestión, después de visionar unos cuantos hemos elegido un ramillete de ellos que abordan la revolución de Rojava con distintas características.

Por ejemplo, para de forma telegráfica conocer lo básico alrededor de la revolución kurda en Rojava, nos parece adecuado el video Rojava. La primera revolución del siglo XXI’ es el sexto capítulo de Periferias, el programa que realiza El Salto TV.

 

Para ver la rápida evolución tanto de la revolución kurda como de la conflictiva situación en la zona, os proponemos:

ZonaDocu – Rojava – Norte de Siria: Los kurdos entre la guerra y la democracia

¿Cómo se presenta el futuro en el norte de Siria? Cada una de las partes del conflicto tiene sus propios planes para la región en guerra: Estados Unidos, el régimen de Assad, Rusia, Irán y Turquía. Pero, ¿qué piensan los kurdos de su futuro?

El 31 de marzo de 2019, las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF), apoyadas por los Estados Unidos, liberaron el último bastión del denominado «Estado Islámico». Después de años de sangrientos enfrentamientos, los kurdos y las milicias árabes y asirias aliadas con ellos lograron la victoria militar sobre Estado Islámico. ¿Qué pasará ahora en la zona kurda del norte de Siria? ¿Cuáles son los cambios políticos y sociales a los que aspiran? Ante la amenaza de Turquía y la confrontación con el régimen sirio, ¿tendrán que renunciar a los logros por los que lucharon en la sangrienta guerra contra EI? Un equipo de reporteros ha viajado a la zona para hacerse una idea de la situación en Rojava, como llaman los kurdos a su territorio en el norte de Siria. El reportaje presenta diferentes aspectos de su experimento social y político, con el que comenzaron hace años y que ahora quieren seguir desarrollando. El viaje a Rojava ha sido, al mismo tiempo, un reencuentro con lugares y personas que los reporteros habían conocido años antes durante la guerra

Si lo que se quiere es profundizar en el origen y evolución de la revolución kurda, creemos que estos dos videos pueden ser indicados

La revolución del Kurdistán y el confederalismo democrático.

Escupamos La Historia

En estos días (Octubre 2019, para quienes nos visitan desde el futuro) hemos sido testigos de como el estado turco y el autodenominado estado islámico han comenzado un nuevo ataque al pueblo de Kurdistán, en Rojava (norte de Siria) ¿Pero qué sabemos realmente del pueblo kurdo? ¿qué conocemos de su historia? ¿cómo fue que se comenzó a llevar a cabo una forma de organización basada en el ecologismo, el feminismo, la autogestión, la solidaridad y el apoyo mutuo en la nación sin estado más grande del mundo? En este vídeo intento hacer un resumen de todo esto, no te lo pierdas.

 

 

ROJAVA: una utopía en el corazón del caos sirio

Una película de Chris Den Hond y Mireille Court

En medio de la batalla contra el Estado Islámico, los kurdos y otros pueblos del Norte de Siria intentan establecer un proyecto político original en Oriente Próximo. No es Estado religioso o una Siria árabe nacionalista, pero un Estado sirio pluralista. Los kurdos siguen diciendo que no quieren tampoco un Kurdistán para los kurdos, sino una federación democrática para todos.

El concepto de autodefensa es una de las aportaciones más interesantes de la revolución kurda, pues da la vuelta por completo al concepto de defensa y a las necesidades a defender de la población. En este video se describe ese concepto y propuesta

Más allá del Estado-Nación. Confederalismo democrático, autodefensa y liberación de la vida

 

Finalmente, para quienes se hayan quedado con apetito de profundizar más, puede serles muy útil este largo video elaborado por las compañeras compañeras de Hala Bedi. Sivan Heval, mucho más allá del Confederalismo Democrático en Kurdistan. Sivan Heval es una de las autoridades del Kurdistan en Bruselas. Repasa en Hala Bedi la historia de la lucha del Kurdistan y el Confederalismo Democrático como estrategia política de futuro para los pueblos. Crisis Siria, daesh, Turquía y la guerra sucia contra el pueblo Kurdo.

 

 

La Revolución de las comunidades kurdas, pase lo que pase, es ya, junto a la zapatista, con la que tanto comparte, un aporte esencial para cualquier colectivo, comunidad o pueblo que apueste por una transformación radical del sistema capitalista, del patriarcado y del colonialismo; surgida desde la base y mantenida desde ella; sin vanguardias ni Estados, con autoorganización popular, y con las mujeres y la relación con naturaleza como especiales protagonistas y motores principales.

Hay mucho que aprender de todo lo que nos está enseñando en la práctica el pueblo kurdo. No despreciemos ese enorme tesoro, y no dejemos de empeñarnos en hacerles llegar junto con nuestra gratitud, el apoyo que tanto necesitan. Pero ojo, que como bien puntualiza Melike Yasar, no andan en busca de simplemente solidaridad, sino de entrelazamiento de luchas. Ahí tenemos el gran reto que las mujeres kurdas y la revolución de Rojava nos ponen sobre la mesa.

 

 

 

 

Anuncio publicitario