Historia de la ZAD de Notre Dame des Landes (y llamada al Auzolan en la AmbaZADa y a la “Semana intergaláctica”)

Desde Euskal Herria se está llevando a cabo una nueva llamada al Auzolan en apoyo a las gentes de la ZAD de Notre Dame des Landes (veremos su historia con detenimiento), tras los destrozos por la intervención policial-militar desde la primavera. El Auzolan se extenderá del 31 de julio al 26 de agosto, dando paso con ello a la “Semana Intergaláctica” que ha organizado el ZAD del 27 de agosto al 2 de septiembre.

Por esos despistes incomprensibles que a veces nosotras mismas no somos capaces de explicarnos, nos hemos dado cuenta que el post que hace unos meses preparamos para hablar sobre la ZAD (Zona A Defender) de Notre Dame des Landes, nunca llegó a ser colgado en KTT, y aunque en varias ocasiones hemos hecho referencia a esta importantísima experiencia de autoorganización popular y de construcción de una comunidad de resistencia muy particular, muy viva, muy potente y de la que hay mucho que aprender (de sus muchos aciertos y de sus no pocos errores, como sus propias protagonistas analizan), no hemos abierto espacio en este blog a la información sobre esta lucha y sus pormenores. Intentemos solventar primeramente nuestro error dando una extensa información que contendrá en sus últimos puntos los dos importantes llamamientos y convocatorias que en torno al ZAD se nos hacen para las próximas semanas y meses. Todo ello a través del documento (elaborado en buena parte con los testimonios de las propias protagonistas)  Historia de la ZAD de Notre Dame des Landes (y llamada al auzolan en la ambaZADa y a la “Semana Intergalática” (descargar aquí)

 

ÍNDICE DEL DOCUMENTO

  • ¿Qué es la ZAD de Notre Dame des Landes?
  • La ZAD y la asamblea de los comunales
  • Cronología de la lucha de la ZAD de Notre Dame des Landes
  • Los debates continúan: Defender la ZAD
  • Mientras tanto, el apoyo y solidaridad internacional va en aumento. El caso de Euskal Herria
  • Y en enero de 2018 los poderes renuncian al proyecto de aeropuerto… pero se prepara la “venganza” contra las resistentes. La respuesta, autodefensa, imaginación, trabajo colectivo y solidaridad
  • En el momento actual la represión continúa, pero la resistencia y la solidaridad van conformando una capacidad de defensa cada vez mayor
    • A) La nueva llamada al auzolan que se ha convocado desde la AmbaZADa durante los días 30 de julio a 26 de agosto:
    • B) Semana Intergaláctica (del 27 de agosto al 2 de Septiembre)

 

Pero que nadie piense que esto va a parar, se anuncia ya para finales de septiembre (días 29 y 30) una gran movilización para garantizar el futuro del ZAD.

En cualquier caso, compartimos como conclusión actual las palabras escritas en febrero por Miguel Amorós cuando en su artículo La victoria de la ZAD, dice:

La lucha contra el proyecto accede a un nuevo escenario: se trata ahora de conservar y ampliar el legado de la lucha, desarrollar infraestructuras alternativas, autogestionar de un territorio liberado. Lo fundamental es eso: mantener y reforzar los organismos de autogobierno, soslayar las trampas institucionales y resistir las presiones de la economía de mercado. En resumidas cuentas, forjar vínculos, establecer lazos morales de compromiso, cooperación y apoyo mutuo. Lo que los sociólogos llaman tejido social.  La lucha ha dejado de ser principalmente defensiva, para convertirse en una acción constructiva basada en relaciones no desarrollistas. Se ha hecho bastante (redes de apoyo, talleres, huertos colectivos, comedores, radio, semillas…) pero queda mucho por hacer.

 (…)

     Los zadistas no se empeñan demasiado en negociar; saben que nadan contra la corriente y que lo que más les conviene es mantener el enemigo a distancia, aliviar la presión para plantear nuevas formas de convivencia sobre el terreno más sólidas. No ignoran que las movilizaciones no han acabado, que los problemas entre los ocupas siguen ahí, como por ejemplo, el asunto de la creación de una entidad legal que represente al movimiento; en fin, que el equilibrio interno es frágil y la determinación del enemigo, poderosa. (…) En cambio, lo que nadie les podrá quitar ya es la demostración de que se puede hacer frente a condiciones adversas; de que se puede concentrar fuerzas suficientes para resistir y revertir el curso de las cosas; en definitiva, que no se pierde el tiempo luchando, y que a veces, incluso se sale ganando.

 ¡Viva la ZAD!

 ¡Por una sociedad libre y autogestionada!

 

 Hala Bedi!!! gehitzen dugu. Baina horretarako guztion lana, elkartasuna eta presentzia ezinbesteko lagunak bihurtzen zaizkie, eta datozen astetan izango diren ekimenetan oso aukera polita dugu gure ekarpenak gauzatzeko. Gora ZAD!!

 

 

Anuncios

Estudio Diagnóstico sobre la calle Santo Domingo (Santo Domingo Bizirik, 2ª Parte) Y la fiesta como herramienta de denuncia

 

En esta post os acercamos un nuevo documento elaborado por la Plataforma Santo Domingo Bizirik!!, titulado Estudio-Diagnóstico sobre la calle Santo Domingo (descargar aquí) que, como en el mismo se dice, tiene como objetivo:

el facilitar una herramienta útil para que, a partir del conocimiento previo de la realidad socioeconómica del vecindario de la calle Santo Domingo y de los edificios que la conforman (junto con otros aspectos que contemplan una visión general de la problemática completa de la calle y que aquí no se abordan, como, por ejemplo, la conflictividad vecinal o la grave situación del comercio y carencia de servicios y equipamientos básicos) tanto la propia plataforma Santo Domingo Bizirik! como el resto de colectivos, entes, organizaciones y administraciones puedan diseñar las líneas de actuación adecuadas a la realidad que posibiliten al corto y medio plazo una vida digna para esta hermosa calle de nuestro Casco Viejo.

Hace ya siete meses recogíamos en este blog un documento (SANTO DOMINGO BIZIRIK!!! (1ª Parte): El magnífico ejemplo de comunidad vecinal ante el abandono, la desidia y el maltrato municipal a 12 familias desalojadas. Movilicémonos en su apoyo) que nos daba una primera visión general tanto de la problemática que estaban sufriendo las 12 familias desalojadas de las viviendas de Santo Domingo 40 y 42, como de la magnífica respuesta que a esta problemática se estaba dando desde la comunidad vecinal de Alde Zaharra, con especial hincapié en las familias directamente afectadas.

Durante estos seis meses la plataforma ha seguido con un trabajo continuo, tal y como comentamos en un post de primeros de mayo, en el que ya adelantábamos que, dado que el Ayuntamiento a pesar de prometerlo no lo estaba haciendo, Santo Domingo Bizirik!! estaba elaborando un documento sobre la situación de la calle. El pasado 19 de junio se presentó públicamente ese documento, aprovechando la ocasión para, además, recordar otras cuestiones:

 Desde la creación de la plataforma vecinal Santo Domingo Bizirik! hemos llevado a cabo numerosas iniciativas. Desde kalejiras, concentraciones, caceroladas, y chocolatadas, hasta talleres de costura e imprenta donde las vecinas hemos creado nuestras propias banderas reivindicativas, siempre con la colaboración de asociaciones y colectivos del Casco Viejo. El objetivo de la plataforma es visibilizar y abordar las problemáticas y necesidades particulares de nuestra calle, como son el precario estado de muchas viviendas, la falta de comercio y los problemas de convivencia, enquistados desde hace años por la falta absoluta de compromiso o actuación municipal y por el abandono institucional.

Hoy queremos hablar del estado de las viviendas, y para ello hemos elaborado un estudio-diagnóstico que, junto a la propuesta de cambios para la Normativa de ayudas a la Rehabilitación, es parte del trabajo desarrollado desde la plataforma.

En cuanto a esta propuesta de cambios para la Norma Reguladora de las ayudas a la rehabilitación de las viviendas y edificios residenciales en Vitoria-Gasteiz para el ejercicio de 2018, fueron varias las aportaciones que presentamos a la junta de Ensanche21. Allí, un único punto fue aceptado por unanimidad y recogido para la Normativa del 2018. Por un lado valoramos positivamente el hecho de haber podido incidir con el trabajo vecinal en el ámbito institucional. Pero, por otra parte, no lo podemos ver aún como una victoria ya que la modificación ha sido tan nimia que, a efectos prácticos, no parece aportar nada nuevo.

Pero, volviendo al Estudio-Diagnóstico, veamos primero cuál es el índice del documento:

INTRODUCCIÓN

  • Fuentes principales del estudio diagnóstico
  • Fuentes secundarias

ÍNDICE DEL DOCUMENTO

UN POCO DE HISTORIA EN DATOS

  1. CARACTERÍSTICAS Y SITUACIÓN/CONDICIÓN DE LAS PERSONAS VECINAS:
  2. a) Características del vecindario de Santo Domingo según la edad, la nacionalidad y el sexo de sus personas vecinas
  3. b) Características según el tipo de hogares o unidades familiares
  4. c) Características según la situación socioeconómica del vecindario
  5. CARACTERÍSTICAS Y SITUACIÓN/CONDICIÓN DE LAS VIVIENDAS DE SANTO DOMINGO:
  6. a) La antigüedad de las viviendas de Santo Domingo
  7. b) Una política de rehabilitación totalmente fallida en Santo Domingo
  8. c) La dejadez y abandono institucional como base principal del problema
  9. d) El desolador ejemplo de Santo Domingo 40 y 42
  10. e) La puntilla de la Inspección Técnica de Edificios (ITE)
  11. f) El penoso estado de las lonjas
  12. ALGUNAS DE LAS PRINCIPALES CONCLUSIONES DEL ESTUDIO-DIAGNÓSTICO

ANEXOS:

  • Formulario de preguntas sobre situación del edificio y de las circunstancias socioeconómicas del vecindario, repartido entre los 34 edificios con residentes, (marzo-abril-mayo 2018)
  • Formulario encuesta al azar realizado por Auzokom (principios 2016)

 

Y recojamos también las gravemente preocupantes conclusiones del mismo:

Con base a la contundencia de buena parte de los datos que se nos han ido mostrando a lo largo de las páginas de este trabajo, creemos que surgen con fuerza algunas conclusiones evidentes sobre la especial situación, tanto de la realidad socioeconómica del vecindario de Santo Domingo, como de la preocupante situación en la que se encuentra la mayoría parque de edificios de viviendas. Intentemos recogerlas, ahora de forma concisa: Sigue leyendo

ZAHARRAZ HARRO 2018!! (en su décima edición, recordando su origen con textos e imágenes)

 

Parece mentira, pero las fiestas populares del Casco Viejo  gasteiztarra llegan este año ya a su décima edición. Dejadnos por ello que nos pongamos un poco nostálgicas y echemos la vista atrás, recuperemos archivos cubiertos de polvo electrónico e intentemos recordar cómo surgieron, rescatando al mismo tiempo del pasado algunos momentos especiales. Todo ello con dos objetivos. Primero, colaborar con la asamblea organizadora de las fiestas de este año en el intento de dar un papel destacado a los inicios de Zaharraz Harro!! Y, sobre todo, colaborar también nosotras en la transmisión generacional que tanto reclamos, y poner al servicio de todas materiales y reflexiones que ahora mismo están solo en algunas memorias electrónicas. Lo nuestro son los textos, y en ello nos centraremos, aunque haremos un esfuerzo por rescatar también algunas pocas imágenes. En cualquier caso será sólo una parte de lo archivado… y los sentimientos, emociones, relaciones y germen de comunidad vecinal que ha generado y genera, afortunadamente, no caben en memoria USB alguna.

Lo que sí cabe es el programa de las Zaharraz Harro!! 2018 que encabeza este post y que podéis ver con más detalle clicando en su imagen, así como el resumen del programa que ofrece la propia Asamblea.

 

Echando la vista atrás… hasta el 2009. el inico de Zaharraz Harro!!

Aunque probablemente sean pocas las que lo recuerden, el nombre inicial pensado para las fiestas del barrio no era Zaharraz Harro!!. Así puede verse en el primer texto público que hemos encontrado, nada más y nada menos que de marzo de 2009, donde el ya desparecido colectivo Egin Ayllu convocaba al resto de colectivos del barrio  a una reunión inicial para tratar la cuestión. Este es el texto de esa convocatoria inicial (que, por cierto, originalmente fue escrita en euskera por una de las personas que estuvo en sus orígenes, luego dejó la Asamblea de Zaharraz Harro, para en los últimos tiempos volver a ella):

 

Aupa Alde Zaharreko auzokide zein eragile!!!

             Egin Ayllu kolektibotik idazten dizuegu proposamen baten berri emateko asmoz. Auzotarron  jaiak hain zuzen ere. Alde Zaharraren izaeraren islada izango diren jaiak prestatzeko gogoz gabiltza eta eragile ta auzokideen artean prestatzea ezinbesteko deritzogu.

            Jarraian  irizpide minimo batzuk proposatzen  digutu jai hauen antolaketarako:

            -Auzoko sektore guztiak bilduko dituen jaiak izango dira (gazteak, adinduak, etorkinak, langileak, emakumeak…)

            -Jaien antolaketa autogestionatua izango da, bai baliabide aldetik (ta auzo honek baditu!) ta baita ekonomikoki ere.

            –Partehartzaileak, ikuskizunean oinarritzen ez diren jaiak.

            –Auzo harrotasuna isladatuko duen ospakizuna nahi du izan.

                        Datei dagokionez, Uztailaren lehen asteburua bururatu zaigu, Auzolan frontoiaren lehen urtemuga aprobetxatuz eta bestelako auzoen jaiekin ez zapaltzeko. Beraz, lanari ekitea besterik ez zaigu falta eta deialdia ahalik eta gehien zabaltzea. Asanblada bat burutuko dugu Apirilaren 2an, arratsaldeko 20tan Kutxitril Ateneoan  eta bertan parte hartzera animatu nahi zaitugu, auzoko jaiak benetan auzokoak izan daitezen guztion erantzunkizuna izan behar duelako. Besterik gabe, zure ideia zaparradaren zain!!! Besarkada bero bat!!!

 

 EGIN AYLLU

¡¡¡A todas las vecinas y vecinos del Casco Viejo!!!

             Desde el Colectivo Egin Ayllu os escribimos para daros una noticia: andamos con la intención de organizar las Fiestas del Casco Viejo y por supuesto creemos que las deberíamos preparar entre todas y todos.

                        Dentro del Colectivo hemos discutido y decidido algunos mínimos que creemos debieran cumplirse en este proceso:

–     que sean unas Fiestas que reúnan a todos los sectores del barrio (jóvenes y mayores, personas extranjeras y no extranjeras, personas trabajadoras y no trabajadoras, mujeres y hombres…)

–     que la organización de las Fiestas sea autogestionada, ¡que recursos no nos faltan! tanto humanos, como materiales, como económicos

–     que sean unas Fiestas lo más participativas posible

–     que reflejen el “orgullo de barrio”, lo que más nos caracteriza a las y los que vivimos en él

 Con respecto a la fecha, habíamos pensado en el primer fin de semana de julio, haciéndolas coincidir con el primer aniversario del Frontón Auzolan y sin pisar otras fiestas de otros barrios. Por lo tanto, sólo falta ponerse manos a la obra y expandir este mensaje a los cuatro vientos. Habíamos pensado convocar una asamblea el día………..para invitaros a participar entre todas y todos en unas Fiestas que sean de verdad de y para el barrio. ¡¡¡Sin más, esperamos vuestra lluvia de ideas!!!

¡¡¡Un abrazo!!!

Como hemos visto, el no demasiado original nombre inicial era el de “Auzotarron jaiak”. Afortunadamente posteriormente a otras personas con más imaginación se les ocurrió el de Zaharraz Harro!! Bien por ellas!! Sigue leyendo

Iniciativas que entretejen comunidad vecinal: las últimas propuestas de Amalur, Goian, Al Indimay, Zaharraz Harro, Gaztetxe…

 

En el Casco Viejo gasteiztarra siguen surgiendo iniciativas que, como la lluvia fina que a penas se nota pero cala, son imprescindibles para la maduración de la semilla comunitaria. Muchas de estas iniciativas no trascienden en los grandes medios, no concitan “interés político”, no están en las “grandes agendas”… pero, quizá también por ello, realizan la imprescindible labor de unir y reunir gentes; desde lo cotidiano; desde la proximidad no forzada; donde el encontrarse resulta celebración, y no pose; donde las palabras y los sentimientos, junto con los nombres y vicisitudes personales y grupales, se intercambian y entrecruzan ayudando a tejer redes de relación que escapan a las miradas superficiales. Ese encontrarse, conocerse y comunicarse, posibilitando el crear relación entre mundos, por desconocidos, aparentemente opuestos o distantes, es parte fundamental de la “masa madre” imprescindible para el surgimiento de las comunidades vecinales. Y, afortunadamente, siguen surgiendo e impulsándose en el barrio. Veamos sólo algunas de esas iniciativas que en las últimas semanas o meses han propiciado el encuentro y la siembra comunitaria.

 

Encuentro e intercambio de saberes y costumbres entre culturas

Los pasados días 7 y 8 de abril tuvo lugar este encuentro organizado por la Asociación “AMALUR” (asociación por la descolonización del pensamiento en Euskal Herria), que tuvo lugar en el salón de actos de Hala Bedi Irratia. El objetivo del encuentro nos lo resumían las propias organizadoras:

Se trata de presentar el mito, la historia o la leyenda, la danza, el cuento, y generar un diálogo para aprender un poco sobre el origen y evolución de nuestras sociedades identificando similitudes, respeto, conservación, así como la relación con nuestra comprensión de la naturaleza y su cuidado; los valores que dichas tradiciones y cuentos transmiten a las nuevas generaciones, significado para cada quien el mantener y preservar las raíces culturales y apreciar las de los demás, reflexionando en qué ha servido a las personas y a la sociedad.

El primer momento de esos encuentros lo podéis ver en el video que se puede ver en este link:

 

Jornadas: Educar y vivir en comunidad

La asociación cultural y deportiva GOIAN, surgida y ubicada en el Casco Viejo hace ya bastantes años, se define como:

un proyecto socio educativo en el que buscamos favorecer la convivencia desde el respeto, la comunicación y la cooperación de las distintas personas, colectivos, y entidades que compartimos un territorio, en nuestro caso, el Casco Viejo. Para nosotros/as, sentirme parte de algo, de un espacio, entorno, de un territorio es necesario en la construcción de mi identidad como persona y también como vecino/a consciente e implicado/a en la construcción de esa convivencia. Y esta pertenencia requiere tanto de un esfuerzo individual por querer estar, como también de transformaciones sociales más complejas que construyan entornos, propuestas que me acojan y hagan sentir bien.

Pues bien, en esa línea, entre el 28 de mayo y el 7 de junio han venido desarrollando unas tan nutritivas como intensas jornadas bajo el lema: “Educar y vivir en comunidad”, como se recoge en el siguiente cartel:

 

La invitación que nos hacían llegar al vecindario del Casco era la siguiente:

Os queremos invitar a las jornadas que hemos organizado con mucho mimo desde la asociación cultural y deportiva Goian. Un montón de actividades a partir del 28 de Mayo mediante las que queremos alimentar y enriquecer debates y procesos en los que estamos inmersas las personas que participamos en Goian.

Trataremos temas como la crianza, la convivencia en el barrio, la co-educación o la educación inclusiva en formatos diferentes. El 1 de Junio celebraremos el GOIAN eguna, día en el que además de disfrutar de encuentros de pelota, fútbol, juegos del mundo o baloncesto, podremos ver el trabajo de todo el año de los grupos culturales de circo, taller de música o auzodance. Terminaremos con una fiesta organizada por los y las jóvenes de Goian en el gaztetxe.

Queremos seguir construyendo Goian en comunidad…¿Nos acompañas?

Si su propuesta de jornadas estaba repleta de sugerentes iniciativas, entre ellas queremos resaltar una, porque abordaba uno de los retos de la cuestión comunitaria: los problemas de convivencia. Y no lo hacía desde el análisis frío o teórico, sino desde la realidad de un conflicto. Nos referimos a la “Tertulia sobre la convivencia: Santo Domingo en boca de todas”, que contó con la presencia de vecinas del barrio, especialmente de la calle Santo Domingo, como podéis ver en esta foto:

 

 

Invitación al Iftar (ruptura del ayuno): “compartiendo experiencias, rompiendo estereotipos”

No es la primera vez que la comunidad musulmana, especialmente numerosa entre el vecindario del Casco Viejo, de la mano de la asociación AL INDIMAY invita al barrio (y al resto de la ciudad) a la celebración del Iftar, como lo han hecho este año también, el pasado 8 de junio, tal y como recoge el siguiente cartel:

Pero si traemos a este apartado de experiencias tejedoras de comunidad esta celebración religiosa, es porque tiene vocación de ello. De hecho, el título de la celebración ha sido este año “compartiendo experiencias, rompiendo esterotipos”, porque como nos dicen en su invitación, su deseo es:

compartir la experiencia, aprender sobre diferentes culturas y creencias y tener la oportunidad de conocer a otras familias de nuestra comunidad.

Una imagen de esa celebración / encuentro con vocación comunitaria la podéis ver en esta imagen:

Argazkia: Juanan Ruiz @foku, Berrian

Y la celebración ha tenido lugar en el frontón Auzolana, es espacio recuperado y autogestionado por el barrio que tantas oportunidades brinda al encuentro y siembra de la comunidad vecinal. Horri buruzko kronika polit bat Berrian, besteak beste,  topa dezakezue.

 

Hortxe duzu aukera, izan domingera! Zaharraz Harro 2018!!

Aunque en próximos posts habrá tiempo de comentar los pormenores de las Zaharraz Harro!! (las fiestas populares y autogestionadas del barrio) de este año, de momento queremos fijar la mirada en su lema y su cartel, porque representan esa intención de que el barrio sepa aunar fiesta y reivindicación, poniendo en el centro de las mismas a las personas vecinas que más precisan en este momento el calor vecinal: las vecinas de la calle Santo Domingo.

Esta problemática se recoge, por un lado, en el lema de las Zaharraz Harro de este año: Hortxe duzu aukera, izan domingera (porque ese “ser dominguera” al que se llama tiene que ver con una reivindicación irónico festiva para dotar a la Calle Santo Domingo de playa). Por otro, en el precioso cartel principal de las Zaharraz Harro 2018!! una cuidada reproducción de muchas de las viviendas y comercios de “la Santo”. Y no será lo único, ya que, por ejemplo, la comida popular que se organiza todos los años, tendrá lugar el sábado 30 de junio en la propia Santo Domingo.

 

Auzoan, defendatuz maite dugun hori. Ekaina Gasteizko Gaztetxean

Dentro de la dínámica que está llevando adelante el Gaztetxe por su 30 aniversario, de dedicar cada mes a alguna de las cuestiones principales para la existencia del propio Gazte, el mes de junio está dedicado al barrio. Por eso ese lema que llama a que en el barrio defendamos eso que tanto queremos… un guiño también a la última campaña conjunta del barrio para defender el frontón Auzolana, para lo que se utilizó ese mismo lema.

En este cartel podéis ver las actividades organizadas durante este mes.

 

En resumen, un placer inmenso observar y sentir cómo, cada quien a su ritmo y manera, las subcomunidades, colectivos, vecinas y visitantes del barrio se encuentran, para conocerse, para reconocerse, para comunicarse, para festejar, para organizarse y reivindicar… en definitiva, para sembrar, abonar y regar semilla comunitaria vecinal. Nola ez garen egongo bada Alde Zaharraren Harro!!

 

 

Cuestiones a tener en cuenta a la hora de impulsar una comunidad vecinal autogestionada (Ekintza Zuzena nº 44)

 

Hace unos meses, como ya recogimos en este blog, escribimos un largo texto sobre la realidad actual y perspectivas de futuro de las experiencias de autogestión vecinal colectiva en el Casco Viejo gasteiztarra. En él dedicábamos un último capítulo a analizar algunos de los retos de futuro que consideramos que esa experiencia tiene:

El horizonte a corto y medio plazo está cuajado de diversos retos, cuya forma de resolución determinará si se ha llegado al final de un proceso desarrollado durante una década, o si, por el contrario, la solidez y enraizamiento de ese proceso es capaz de resolver los retos y corregir errores, consiguiendo así que la autogestión vecinal salga fortalecida

Al hilo de ello las compañeras de EZ nos sugirieron profundizar en algunas de esas cuestiones, y aceptamos gustosamente la invitación (añadiendo nosotras la elección de hacerlo en algunos aspectos habitualmente menos ‘politizados’), dejando claro, no obstante, que nuestra aportación está basada en esa experiencia concreta (aunque intentemos ampliar el marco panorámico de nuestras reflexiones y dudas), por lo que, aun si fuera acertada, con toda probabilidad no sería extrapolable tal cual a cualquier otra experiencia.

Ese nuevo texto sugerido por Ekintza Zuzena es el que hoy os acercamos con el título de Cuestiones a tener en cuenta a la hora de impulsar una comunidad vecinal autogestionada (descargar aquí) y ha visto la luz definitivamente en el número 44 de Ekintza Zuzena que acaba de ser publicado.

Pero no es éste el único artículo de este nuevo número de Ekintza Zuzena que queremos comentar, ya que este 44 viene cargado de interesantes aportaciones. Ciñéndonos solamente a las que de una forma u otra tienen relación con los textos que abordamos en KTT, hay que resaltar los diversos escritos que nos cuenta la situación actual de algunas luchas vecinales recientes. Por ejemplo, el artículo titulado “ERREKALEOR, ocupación, vida comunitaria y rebeldía en Gasteiz”; o la situación actual del combativo barrio burgalés de Gamonal, que se aborda en “GAMONAL, orgullo de barrio”, ambas experiencias y luchas vecinales ya comentadas en alguna ocasión en KTT.

Especialmente interesante nos ha parecido la “ZAD” (Zona A Defender) a pequeña escala mantenida en los últimos tiempos en la localidad de Getxo (Bizkaia): la lucha de Tous Betirako en contra del parking de Ibarbengoa, que a través del artículo “TOSU una lucha antidesarrollista en el Gran Bilbao” nos aporta un montón de aprendizajes a tener en cuenta, tanto en los aciertos como en los errores cometidos (el tono del artículo invita y ayuda a esos análisis). E igualmente la iniciativa popular Satorralaia nos habla de su experiencia en: “METRO EN DONOSTIA. Una lucha vecinal en contra de su construcción

A nivel internacional este Ekintza Zuzena nos abre la puerta para seguir conociendo tanto la realidad sobre la lucha de la población kurda ( en el artículo “Preguntas sobre RAJOVA”), así como sobre la “RESISTENCIA MAPUCHE

Pero hay un espacio en este Ekintza Zuzena que queremos resaltar por la temática que aborda, el dedicado a la reflexión, análisis y autocrítica sobre las formas de organizarnos, de actuar y de cuidarnos que llevamos adelante las personas y colectivos que apostamos por la transformación social desde de una perspectiva autogestionada, asamblearia y popular. Estas cuestiones se abordan en un texto ya conocido por quienes sigáis KTT, que resume los planteamientos de las gentes de Ilusionismo Social, es el titulado Autogestión de la vida cotidiana y culturas populares”. Un segundo artículo recoge la experiencia cántabra de un “Debate sobre los debates”, realizada en abril de 2017 y que es resumida en el texto “Resistir a la inercia”. Finalmente, encontramos un recomendable artículo, a leer y releer con tranquilidad y sosiego, que bajo el nombre de “La gestión emocional en el activismo social”, cuya introducción es la siguiente:

Quienes llevamos años participando en colectivos sociales comprobamos que, aunque pase el tiempo y cambien las personas, hay ciertos conflictos que se repiten sistemáticamente, como son los relacionados con una mala gestión del poder, tensiones por diferentes grados de implicación, falta de motivación… Todos estos conflictos tienen un claro componente emocional. Sin embargo, el activismo social se ha enfrentado tradicionalmente a este tema con reticencias y miedos.

Nos faltan referentes claros de gestión emocional grupal para poder aprender de sus errores o aciertos. Parimos prácticamente de cero, lo que implica iniciar procesos de indagación y experimentación colectiva hasta encontrar la fórmula que mejor se adapte a nuestra realidad.

Las emociones son protagonistas de muchos de los conflictos a los que nos enfrentamos y de su posible solución o escalada. Condicionan todas las facetas del trabajo individual y grupal: cohesión interna, motivación, implicación, participación, toma de decisiones… Si no abordamos las emociones desde la legitimidad y la consciencia colectiva, seguirán acampando a sus anchas condicionando nuestro trabajo y deteriorando las relaciones de grupo.

Posteriormente y de forma sucinta, por el calado del tema, aborda alguna de estas cuestiones.

Lo dicho, un número este 44 de Ekintza Zuzena cargado de interesantes aportaciones y herramientas para el análisis, el conocimiento, la reflexión y la acción. El sabroso menú está servido… a disfrutar. Zorionak eta On egin!!!

 

Hau KOMUNgrafia bat da… 30 urtetan zehar Gasteizko Gaztetxearen “sentimendu gaztetxeroz” kutsatutako guztiena

 

Blog honetan askotan inbidiaz ikusi dugu ze erreztasun duten munduko beste leku batzuetako mugimenduek eta komunitatek belaunaldien arteko esperientzia transmisiorako. Eta halakoak ze gutxitan hemendik ikusten diren. Ba gaur esparru honetara ekartzen dugun adibide liluragarria gutxi horien artean kokatu behar da: Gasteizko Gaztetxearen 30 urteetako historia(k) islatzen duena. Eta harrigarriena nork egindakoa: Gaztetxeak berak!!! Baina literalki, ETXEAK BERAK idatzitakoa da. Eskerrak burmuineko/adineko kontuak agertu baino lehen egin duen!!! ZORIONAK eta Gora Muineko “Zaharretxea”!!!

Liburua dagoeneko kalean da: eginiko prentsaurrekoan argitu zenez:

Gasteizen, Zapateneo Kultur Gunean, Gaztetxean, Hala Bedi tabernan eta Zuloa, Mara-Mara, Jakintza, Albeniz, Arlekin, eta Anegon liburu-dendatan dago salgai. Liburutegi publikoetan hartzea ere egongo da, Ignacio Aldekoa kultur-guneak zein udal-liburutegien sareak maileguan eskainiko baitute. Arabako eta Euskal Herri osoko eskualde gehienetara ere banatu dugu honezkero. Gaztetxe, liburu-denda, taberna eta kultur-guneetara. Sare sozialen bidez jakinaraziko dugu zerrenda osoa. Azkenik, internet bidez eskuratu daiteke ere, Argia aldizkariko azokaren bitartez

Prezioa? 12 euroren truke zurea. Ulertuko duzuenez, prezio horrekin helubura ez da etekin ekonomikorik ateratzea (galtzea ezta ere, jakina, gure Gazte-zaharraren pentsioa ere oso txikia baita). Hala ere, eta diru arazoak dutenentzat interntetik doanik deskargatzeko aukera izango da.

Aurkezpen publiko bi dagoeneko egin dira, aipatutako prentsaurreko apartez, oso ekimen polit baten bitartez (mimoz prestaturikoa), gaztetxero guztiei (oso modu zabalean ulertuta) liburuaren berri eman zitzaien. Eta ekimen horretan liburuaren “doinua” laburbiltzen duen bideo bat erakutsi ziguten:

 

 

Baina goazen pizkat liburua aztertzera, ea horrela zalantzetan zaudetenei gogoa pizten dizuegun, zeren bene-benetan merezi baitu.

Hasteko, “datu teknikoak” edo: Gasteizko Gaztetxeak, idatzi ezezik, argitaratu ere egin du. 380 orrialde inguru ditu… baina ez beldurtu: idazkera liluragarria eta harrapalari apartez (horretan orain sartuko gara) 50 orrialde argazkiez beterik daude; eta mimoz eginda dagoenez, liburuan zehar, testua laguntzen, 65 “argazki-marrazki” baino gehiago. Zoragarria!!! Eta ez dira horiek topatuko ditugun sorpresa bakarrak: bidetik, bertsoak ere agertuko zaizkigu oso modu berezian.

 

Liburua gauzatzeko prozesuaz

Eta horren berezia den liburuaren analisiari ekiteko (edo), leku berezi batetik hasi behar: kontrazalatik hain zuzen, liburuaren oinarri sendoenetariko bat argitzen baitigu:

Hau ez da nire 30 urtetako bizitzaren AUTObiografia. Hau, KOMUNgrafia bat da.

 Komunean argitaratua izan baita. Kontatu nik kontatzen dut, Gasteizko Gaztetxeak, baina hamarnaka eskuk, buruk, bihotzek erditu dute, nork bere aletxoa jarrita.

Komunean ditugun hamaika bizipen eta istorio jasotzen dituelako. Nire bizitzak dimentsio partikular eta berezitua du, noski. Aldi berean, ordea, nire 30 urteak gure auzoarekin, gure hiriarekin, gure herriarekin lotzen dituzten hariak zenbakaitzak eta askotarikoak dira.

Komunean idatzia dagoelako, nire patioko komun-zuloan. Euskal herrietako gaztetxeon eta tabernen komunetako historia, gu guztionaren ispilu eta metafora da. Bertan ase izan ditugu, garaian-garaian, gure behar oinarrizkoenetako asko. Hormen aurka maitatuz, polizietatik ezkutatuz eta probak estoldati behera botaz, konketetan drogatuz, parrandari edo eztabaidari berrekiteko barrenak libratuz, hormetan libreki adierazita pegata edo rotulki bidez.

Ziur gaude zuetariko batek baino gehiagok dagoeneko galdetuko duela: baina zer esan nahai da esaten denean egilea Gaztetxea dela? Ba, horixe bera: liburua Gaztetxeak berak idatzi duela lehenengo pertsonan. Ea honen erabakia nola azaltzen digun:

Liburuaz lehenbizikoz hizketan entzun nituenean Gazte Asanbladako gaztetxitak —birjaio nintzen egunean oraindik munduratu gabeak, atakontuk—, gogoeta maltzurra piztu zitzaidan ganbaran: «hara, gauzatu gabe geratuko den beste egitasmo bat».

(…) Luze joan da jatorrizko burutaziotik liburuaz erditu arteko bidea, urte mordoxka igaro dira, baina zertan uka: gozatu egin dut sabelaldia, garai ezberdinetako gaztetxeroak eztabaidatzen eta egiten zutena zelatatzen. Lehenik, ideiaren berri eman barruan hara eta hona ibili zaizkidan aurreko belaunaldiei; ondoren, interesa zutenak elkarrekin biltzen hasi; egin beharrekoak eztabaidatu, adostu eta banatu; hemeroteka-lan nekosoa; hamaika etxe partikularretan barreiatuta egon zitezkeen argazki, kartel, idatzi eta abarrak bildu; Gazte Asanbladaren 30 urteotako bileren aktak irakurri; Gazte Asanbladako hainbat garaitako kideekin talde-solasaldiak antolatu, grabatu eta transkribatu; zirriborroak hainbat begi parez irakurri-moldatu-berrirakurri…; zuzentzaile taldearen buruko minak; argitaratze moduen inguruko eztabaidak egin; libururako hamaika irudi eta marrazki sortu; maketazioaren xinaurri lana…

(…) Honezkero nabarituko zenutenez, harrotasuna piztu zidan baten batek nirebizitzan ardaztutako liburua egin nahi izateak. Baina, harrotasunaren ondotik, ardura etorri zen, hainbeste hilabete lanean emandako kabroi-kuadrilla hori irribarre maltzurrez nigana etorri eta zera bota zidanean: «Guk materiala jaso dugu, eta laguntzeko prest gauzkazu; baina zuk zeuk kontatu, zeure hitzekin, ados?» Kaka! Horrela planteatuta, ezin ezetzik eman!

Eta ez, ez da erreza izan liburua borobiltzea, 5 urte baino gehiago behar izan dira!!!

Gure hasierako asmoa, liburua 25 urte betetzean argitaratzea zen. Zazpi urtetako sabelaldia orotara, to! Bigarren aitorpena. Luzatu ez ezik, sabelaldia nahigabeko abortuan finituko zela ere pentsatu izan dugu batzuetan. Orriotaraino ekarri gaituen bidea, lan-talde ezberdinak bata bestearen atzetik kateatu izanaren emaitza da. Eta lan-talde bakoitzaren gutxi gorabeherako prozesua, antzekoa: proiektuari ilusioz eta fundamentuz helduluzatu ahala batean zein bestean behera eginkri-kri hotsa denbora tarte baterako. Eta berriz ere: Lan-talde (erdi)berri batek proiektuari ilusioz eta fundamentuz helduluzatu ahala… Horrela, hamarnaka esku-buru-bihotz-erraietatik igaro ostean, zure eskuetara heldu arte. Nola deitzen diote gaztetxeroek metodologia zorrotz honi? Estilo gaztetxeroa. Eta lasai asko geratzen dira, azala behar da gero!

Kontuan hartu behar erronka ez zela nolanhaikoa. Gaztetxeak nola planteatu zuten azaltzen digu:

Nola harilkatu bizipen desordenatu horiek guztiak modu ordenatuan? Ezin. Nola saiatu gara egiten? Gainerako modu guztiak bezain modu subjektiboan. Baga: epeen sailkapenerako irizpide bezala belaunaldi gaztetxero ezberdinak eta gertaera erabakigarrienak hartuta, hurrenkera kronologikoan. Biga: narrazioa osatzeko hiru iturritik edanez nagu siki, memoria oral kolektiboa, dokumentu propioak eta prentsa. Higa: dimentsio ezberdinen arteko begirada orekatua saiatuz, hala nola une ikusgarrienei zein egunerokotasunari arreta jarriz, lan publikoenari zein barne bizitza «pribatuari», diskurtso teorikoei zein praktika errealei. Laga: euskararen alde eginaz.

“Estilo gaztetxeroa” belaunaldien arteko komuneko giltza bihurtuta liburua gauzatzea lortu zuten, eta liburuan aurkituko dugun mamia eta helburua horrela laburtzen digu:

Ados jarri ginen, beraz: ez da ideia bat, sentimendua baizik. Autogestioa, asanblada, okupazioa. Ideia batzuk daude oinarrian, bai, baina ideia horiek egunero bizitzeak edo egunero bizitzeko ahaleginak sortzen duen sentimendua da. Herri-borrokak erditutako beste identitate kolektibo bat. Beste kidetasun-sentimendu asko bezain polita eta indartsua, beste asko bezain miseriatsua eta kontraesankorra. Geurea, besterik gabe. BESTERIK GABE. Ahoskatu egin genuen azkenik zera hori: sentimendu gaztetxeroa.

Eta horixe aurkituko duzu orriotako gertakizunetan, ametsetan, gauzatutako zein erdibidean utzitako proiektuetan, hanka-sartze nahiz asmatzeetan; alegia, borrokaren lekukotzaren azpian. Hori da behintzat liburu honek transmititu nahi lizuekeena: sentimendu gaztetxeroa. Ez iragan eta soilik iragan den orbanik gabeko bide bezala marraztua. Kontrara. Bere argi-itzaletatik orainaldian eta etorkizunari begira borrokan jarraitzeko ilusioen, sentsibilitateen, moduen eta arrazoien kontrabandorako erreminta bezala ulertua.

Eta zin egiten dizuegu, paragrafo horietan agintzen diguna betetzen dela

 

Liburuaren altxorrak

Bere magiaz blaitzeko, liburua irakurri behar da. Bere osotasunaz aditzeko, liburua irakurri behar da. Bere ezinbesteko ekarpenez ikasteko, liburua irakurri behar da… Bai, argi eta garbi dugu liburuaren altxorra bereganatzeko liburua irakurri behar dela. Horrexegatik oraingo honetan ez dizuegu laburpenik egingo, baina zuek tentatzen laguntzeko zenbait beita bota nahi ditugu, eta horretarako zer egokiagoa altxorrak gordetzen dituen perla batzuk erakustea baino?

Esate baterako, liburuak biltzen dituen dokumentu artean, 1988an garai hartako Gasteiz Txikiko lehendakariak (74 urte zituenak) Gaztetxeari buruzko hitzak, egunkarian agertu zirenak:

Gaztetxeak eta gazteria

Hirurogeita hamalau urte asko dira, orain eta hemendik —Alde Zaharretik— gazteria modu erraz eta xaloan ulertzeko. Hain harrigarri eta bat-batekoa izan da zuen jauzi kualitatiboa —eta jauzia diot eta ez aurrerapena, zuen kontzeptu sozial eta ekintza-moldeak neure eginda—, hain harrigarri eta bat-bateko lotu eta meztitu ere egiten zaituzteten baldintza sozialak izanda ere egin duzuen jauzi hau, ezen ez baita sartzen gerrak, goseak eta langile borroka gogor, luze eta klandestinoek markatutako gure belaunaldi karrozero eta adinduaren buruetan, gustuz txikitzeko edo enbarazu egiteko astirik ematen ez zigun gure belaunaldi honen buruetan, ez bada zerbait hobea eraikitzeko.

Hala ere, uste dut ulertzen dudala; ulertu nahiko nuke Gaztetxeen ekintza hau. Gazteek libre izan nahi dute, ez erabiliak, ez alienatuak, ez kulturalki ezta sozialki ere. Buruak fresko dituzte, borborka, eta, gehienetan, gureak baino eskuzabalagoak eta ez hain sasijakintsuak. Pentsatzeko libre izan nahi dute, eta haien ideiak martxan jarri, eta hau esperantzagarria da, baldin eta egia bada eta haien asmoa eraikitzea bada.

Gabezietan bat egiteagatik, behintzat, irizpideetan bat egiten dugu: lokalen faltan, auzoari ukatu eta hiriari eskaintzen zaizkionak; modu arraro batean berritu eta biziberritu nahi den auzo baten zerbitzuen faltan; baliabide sozialen gabezian.

Harrigarria ezta auzokide “gazte” honen pentsamendua? … eta argigarria ere, zeren hau bezalako auzokideen laguntzaz errezago ulertzen baita nola gaztetxe batek 30 urte egin duenik

Baina lehen esan dugunez Gaztetxeak idatzitako liburu honek ez du ekidisten autokritika, are gehiago, saiatzen da autokritika sakona egiten, ez autoflagelaziorako, hanka sartzeaz edota egindako akatsez guztiok ikasteko baizik. Adibide bat:

Agian, pentsatzen arituko zarete: zertara dator orain trapu zikinak azalaraztea? Ba, ez da neure burua zigortzearren edo kaka zabaltzearren. Uste dut onuragarria dela nire bizitza luzea zeharkatu duten barne-kontraesanak, gabeziak, akatsak eta abarrak (ere) landu eta ezagutzea. Eztabaida zintzoak eta interesgarriak ere izan zirelako. Horietako asko hobeto planteatu zitezkeen, baina nirea bezalako beste edozein proiektu eraldatzaile, asanbleario eta autogestionatu batean agertu egin behar dute ezinbestean. Presente izaten laguntzen digulako edozein egitasmo utopikok arazo askori eta askotarikoei aurre egin behar diola egunerokotasunean. Eta arazo praktiko horietako asko itsusiak izan dira, eta izango dira; zauriak eragin dizkigute, eta eragingo dituzte; noraezean utzi gintuzten, eta utziko gaituzte.

Garaiok berriro gogoratzean, galderak datozkit sabaira. Adibidez: kolektibo bati denbora gehiago eskaintzen dion lagunak erabakitzeko ahalmen gehiago izan behar al du? Nola baloratu pertsona edo talde baten inplikazio-maila? Nondik heldu bizitza pertsonalaren eta militantearen arteko aldeari, kontraesanei? Nola kudeatu ezberdintasun pertsonalak, kolektiboak, izaerazkoak, genero-mailakoak edo ideologikoak? Nola ekidin gehiegizko espezializazioa? Nola mantendu osasuntsu asanblada bat? Eta asanblada heterogeneo bat? Nola bermatu kolektiboki harriaren etengabeko mugimendu eraikitzailea goroldiorik hazi ez dakion?

Liburu honen zioa iragana kontatze hutsetik harago doa: neure burua goratze eta ederreste nahiaz harago. Dagokionean geure buruari loreak botatzea ondo dago, baina, beharrezkoa denean, loreontziak botatzen ere jakin beharko. Horrela eskatu zidaten behintzat gaztetxeroek enkargua egitean —damutuko ote zaizkit hauek irakurtzean? Kar-kar—. Kontakizun eredugarri eta orbanik gabeko bat harilkatzea baino gehiago, egungo eta etorkizuneko borroketarako baliagarria izan zitekeen lanabesa izatea zen helburua. Horretarako, hutsegiteak, gabeziak eta zailtasunak orriotara ekartzea ezinbestekoa da. Ez genioke inori mesederik egingo nire bizitza kontraesankorra eta gorabeheratsua idealizatuz.

 

Eta benetazko autokritika egiteko, izandako ikuspuntu ezberdinaz aritu behar, eta horiek ere bere “gordintasunean” liburuan agertzen dira. Esatebaterako:

Gorabehera, eztabaida eta zalantza asko izan ziren orduan, jakina! Eta zer esanik ez nire okupa bizitzaren 30 urte hauetan guztietan. Esan gabe doa, beraz, Gazte Asanbladak eta biok ez dugula inongo asmorik beste ezein gune okupaturi leziorik emateko hutsarazte-mehatxu baten aurrean hartu beharreko posizioari dagokionez. 30 urteotan, une zehatz batzuetan, beste kokapen bat negoziatzeko prest izan da Gazte Asanblada. Beste batzuetan, ez du aukera jendaurrean ukatu, baina eztabaida parametro horietatik aldentzen saiatu da. Esan izan dute ere ez dagoela Gaztetxea beste inon ulertzerik eta, beraz, ez direla mugituko. Erabaki ezberdin horietako batzuetan, gaztetxero berak egon ziren; beste batzuetan, berriz, erabat berritutako Gazte Asanbladako kideak. Arrazoi ideologiko hutsak eta indar-harremanekin lotutako arrazoi praktikoagoak nahastu izan dira garaiz garai. Kontuak kontu, eta kontakizunari berriz ere helduz, hitzarmen-zirriborroak eta guzti jarri ziren mahai gainean 94aren hondarretan nahiz 95aren hasieran, Gazte Asanbladak nahiz Udalak izkiriatutakoak.

Gaztetxeak bere barnean izandako eztabaida luze eta mamitsuez ere berri ematen digu, ezinbesteko datuak hausnarketarako. Eta haietariko batzuk, nahiko “potolak. Adibidez zer egin Udalak “bere laguntza” eman nahi duenean (bai, 30 urtetan denetarik ikusi du Gaztetxeak):

Udalak eskainitako dirua onartzearen aldekoak ziren batzuk, hauen antzeko argudioak entzun nituen: «Azken batean, diru publikoa guztion dirua da; horrelakoetan gastatu behar da, eta ez ohikoak dituzten proiektu faraoniko edo komertzialetan. Aukera errepikaezina da Gaztetxea guztiz eraberritu eta erabiltzeko baldintza ezin hobeagoetan uzteko. Etengabean hainbeste ahalegin eskatzen diguten lanak urte askotarako burutik kenduko genituzke, eta gure ahaleginak beste esparru batzuetara bideratu. Egungo zenbait gabezia deseroso gainditu —geletako hotza, estali gabeko patioa—, eta Gaztetxearen bizitza biderkatuko litzateke tamaina honetako lanak eginda. Eta hori da garrantzitsuena, azken finean. Nahi izanda ere, ezinezkoa zaigu behar diren lanei aurre egitea, eta gure ahaletik kanpo dago ekonomikoki zein lan aldetik».

Ez zitzaien arrazoirik falta. Baina bazen bestelako argudiorik ere: «Diru hori onartzekotan, autonomia galtzeko arriskuan jarriko gara. Nahiz eta guk horrela ikusi ez, nolabait zorretan geratuko gara Udalaren begietara, baita gasteiztarron begietara ere. Egiten dugunak garrantzia du, baina ez egiteko moduak baino gutxiago. Sistemarekiko alternatiba moduan ikusten badugu geure burua, eta alternatiba horren oinarrietako bat autogestioa baldin bada, autogestioaren ahala argi uztea dugu borroka. Autogestioa ez dugu aldarrikatzen diru-laguntzarik jasotzeko aukerarik ez eta beste aukerarik ez dugulako. Autogestioa balore bat da. Ekonomikoa, batetik, mesfidantza sortzen diguten erakundeekiko mendekotasunik ez izatea ahalbidetzen digulako; baina baita bestelako jendarte-eredu bat irudikatzeko eta tarteka praktikatzeko balio digulako ere. Obrak geuk eginda, ahaldundu egiten gara; ikasi egiten dugu, lanak adituen esku utzi ordez; elkarrekiko lotura estutzen dugu, lanak egingo dizkigutenekiko harreman monetarioak ezarri ordez; etxearekin eta proiektuarekin dugun atxikimendu emozionala biderkatzen dugu. Izan ere, edertzeko lanetan eskuetan atera zaizkigun babak sufritu gabe, horko horma zerorrek zarpiatu eta pintatu ordez diruz ordaindutako aditu batek atondu izan balu, berdin maitatuko al genuke Gaztetxea? Argi dago geure kabuz ezingo genituzkeela nahi ditugun konponketa guztiak aldi berean egin, baina, lehentasunak markatuta, eta astiroago joanda, bai, aurre egin diezaiekegu». Horien modukoak bota izan ziren lanei autogestioaren bitartez heltzeko beharra argudiatzeko, eta horiei ere ez zitzaien arrazoirik falta.

Egoera larrietan (eta horretan Muineko Etxea Master dexente -eta dezente- baditu) askotan gauzak korapilatzen dira, eta tira-birak sortzen dira. Momentu horietan oinarrizkoak ziren gauza batzuk ere “kolokan” jartzen dira. Onerako edo txarrerako, baina?:

Egoera hura izanik, abuztu amaieran ilustreen koadrilarengana jo zuten, eta arazoetan sakontzea besterik ez zuen ekarri horrek. Izan ere, tentsioen iturri nagusietako bat zen distantzia handiegia zegoela parte hartzen ari ziren gaztetxeroen artean, erritmoetan eta inplikazioan. Ilustreei deitzeko arrazoia horixe izan zen, erritmoa nahikoa ez zela uste izatea. Eskatutakoa bete zuten (txapo!): erritmoa biziagotu eta lan-karga handitu egin zen… Ondorioz, lehenagotik baztertuak eta erabakietatik kanpo sentitzen zirenak are kanpoago sentitu ziren. Buru-belarri murgilduak zebiltzanak, aldiz, aurrera modu itsuagoan. Ondorioz, gehiago antzematen zuten esku gehiagoren beharra eta txip desberdinen arteko aldea. Ilustreei laguntza eskatzea proposatu zutenek jakin bazekiten hori gertatuko zela ziurrenik; ideologikoki lotsaz bizi izan zuten, baina ez zuten beste aukerarik ikusten Gzattexe Eugna ondo aterako bazen. Gainerakoek ere, eztabaidak eztabaida, onartu egin zuten. Hautu egokia al zen? Gzattexe Eugn bikain bat lehenestea, egiteko moduen gainetik? Edo balaztari eragin behar zioten, arazoa autogestioaren eta asanblearismoaren balioetatik abiatuta planteatuz eta, ondorioz, Gzattexe Eugna zalantzan jarriz? Egoera guztietarako hautu egokia berbera al da? Alegia, berdin al da ni eraisteko arriskuan egotea ala ez egotea? Gzattexe Eugnaren arrakasta edo porrotaren arabera, nire etorkizunak batera ala bestera egin zezakeela uste izanik? Orain ere erantzuteko zail egiten bazaizkit, pentsa gaztetxerek zenbat zalantza, larritasuneko eta hiperaktibitateko une haietan.

Hilabetetan pilatutako minen errepresentazio fidelena Gzattexe Eugn osteko balorazio-asanblada izan zen. «Muturtuta eta biraoka amaituko zuten », pentsatuko duzu agian, irakurle, aurrekoak irakurri ondoren. Ba, ez. Baina egoera hura baino gauza tristeagorik, Gaztetxearen autogestioaren eta asanblearismoaren alde 15.000 lagunetik gora biltzea lortu eta gero… Ez zegoen balorazio zintzo baterako konfiantzazko girorik. Isiltasun-une asko, tentsio nabaria; txarto egindakoez aritzean, orokortasun asko eta sakontasun gutxi; baten bat negarrez, edo hasteko zorian. Hainbat aldiz entzun nizkien tankerakoak bateko zein besteko gaztetxo zein beteranoei: «Zakurraren putza. Militantziarako eskola dibertigarria eta mamitsua izan zitekeena, sufrikario bihurtuta. Elkar ezagutza sustatzeko eta konplizitatea eraikitzeko aukera bikaina zena, haserrerako eta distantziarako motibo bilakatua».

—Balorazio orokorra positiboa izan zen, baina gauza oso gogorrak bizi izan ziren.

—Eragina izan zuen Asanbladaren funtzionamendu normalizatuan, gaiztotu egin zuen.

—Gaztetxe Eguna eta gero, jendeak bajoia zuen, irudipena nuen Asanblada pot eginda zegoela… animoak ez zeuden batere indartsu.

—Baina Asanbladaren errealitatea zen nagusiek hanka egin zutela, geure belaunaldikoak geunden, jada finkatuta geundenok, eta sartu berriak, kezka desberdinak zituen jendea… Eta hura ez zen nahita egindako zerbait. Kontua da garai hartan ez geundela jende asko Asanbladan.

—Gero nola geratu zen Asanblada?

—Ba, kristo bat eginda.

Bai, ni ere tristatu naiz idazte hutsarekin. Zuek behar baino gorputzaldi eskasagoarekin ez uzteko, esan dezadan orduan harilkatu zirela, arazoak arazo, gerora estutuko ziren harreman pertsonal eta politiko ugari. Denbora lagun, zauriak orbanduz eta distantziak murriztuz joan ziren. Orduko haserre-kide asko gaurko borroka-kide dira oraindik ere.

Landu beharrekoaz, eta inoiz fundamentoz jorratutakoaz ere Gaztetxeak hitz egiten digu. Horien artean larriena aipatu beharko bagenu, zalantzarik gabe feminismo eta generoa izango ziren. Libururen hasieratik aipatzen da:

Nire hormen artean sortu diren talde horietako emakume ugarik, besteak beste, Gazte Asanbladan ere militatu izan dute. Nire hormen artean antolatu dituzte haien ekimenetako asko. Baina, hara: urteetan, ezer gutxi landu izan da feminismoa esplizituki Gazte Asanblada barnean, nahiz eta Gazte Asanblada ez den, presisamente, parekidetasuna lortua eta heteropatriarkatua gainditua duen irla zoriontsua. Egungo belaunaldia, gaztetxitena, dugu zorioneko salbuespena. Ez nadin aurreratu, ordea.

Eta belaunaldiz-belaunaldi zer egin denaren (edota zer egin ez denaren) ere berria badugu. Gaur egungo belaunaldiaren ikuspuntua hau da:

Gazte Asanbladan feminismoa propio lantzen? Horrela izendatu dut azpititulua. Orain artekoa hari komuna nire kontakizunean eta belaunaldiz belaunaldi hori izan baita. Feminismoa presente, bai; talde feministak nirean, bai; feminista antolatu edo antolatu gabeak asanbladan, bai. Baina, barne mailako lanketa propio espliziturik edo jarraiturik ez. 2012an egindako gaztetxitoen belaunaldiaren talde elkarrizketak berbera azaltzen du. 25 urte bete nituen arte irakurritako aktek, antzekoa…

Zorionez, ez litzateke zuzena gaztetxiten belaunaldia beteranoen belaunaldiekin berdintzea arlo honi dagokionez. Aurrekoek hamarkadetan egin ez dutena beraiek ere ez zuten egin lehenbiziko urte eta erdi eskasean. Baina, nik 25 urte bete eta gutxira, barne-mailako lehenengo tailer feminista antolatu zuten. Are gehiago, tailer bakarrarekin nahikoa ez eta bigarren baterako elkartu ziren urte berean. Eta ez zen ekimen isolatua izan. Aitzitik, feminismoari arreta gehiago jartzen dion eraldaketa orokorrago baten barnean kokatu behar ditugu tailerrak.*

Gogoan dut antzerki talde baten laguntzarekin nirean ematen diren eraso matxisten aurrean erantzunak lantzeko elkartu zirenekoa. Hausnarketa hura, beste saio batzuekin batera, erabakigarria izan zen eraso matxisten aurreko lehenengo protokoloa eratzeko. Noski, horrek ez du arazoa berez desagerrarazten, honen modukoak entzun izan dizkiet gaztetxitei: «Protokoloak, protokolo… Teoria polita da baina praktikara eramatea ez da horren erraza». «Ni batzuetan ez naiz ahaldunduta sentitzen gizon bat gaztetxetik botatzeko, edo musika gelditzeko». «Egoera bakoitza ezberdina da.

Adibidez, ez da berdina barran dagoena emakumea edo gizona den, edo erasoa eszenatokian dagoen norbaiten partez gertatu den edo taberna barruan… ». «Nik uste guztion artean hartutako erabakiak edo behintzat eztabaidatutako ideiek zilegitasuna eta segurtasuna ematen digutela erantzun bat emateko. Niri behintzat bai. Gainera, ez gaude behartuta protokoloan finkatutako pausuak zorroztasunez jarraitzera, tresna bat da». Horiek eta beste aldaketa batzuk antzematen joan naiz, pixkana-pixkana: Oholtza gainean emakume gehiago ikustea, aste feministak, emakume trans eta bollerentzako jaialdiak, Gasteizko mugimendu feministarekin eta LGTBIarekin elkarlana, barne mailako txip aldaketak, eta abar. Horrekin batera, kasualitate, kausalitate, edo biak aldi berean, asanbladan erdia baino gehiago emakumezkoak dira egun. Oso bastak!

Baina ez pentsa, liburuan agertzen diren ekarpen guztiek egindako hutsarekin edo autokritikarekin zerikusirik dutenek, Gaztetxeak 30 urtez (eta geratzen zaioan) horren sasoi onena izateko bere sekretu bat baino gehiago aitortzen digu. Haien artean bitxi hau ez da txantxekoa:

 Badago faktore bat huts egindako berritze-saiakerek ni akabatu ez izana azaltzeko: Gaztetxearen proiektuarekiko konpromisoa. Sekula idatzi ez baina nahikotxotan eztabaidatutako printzipio lausoa da, gutxi gorabehera honela laburbildu genezakeena: Gaztetxea ez da egun jakin batean itxi daitekeen lokal bat; ez da Gazte Asanbladaren apeta hutsen arabera erabili daitekeen espazioa. Alde batetik, aurrekoen lanarekiko errespetuaren izenean, eta, bestetik, herri-mugimenduaren tresna bat izanik, ez Gazte Asanbladarena soilik, ezinbestekoa da Gazte Asanbladatik alde egin aurretik Gaztetxea esku onetan uztea. Proiektuak aurrera egingo duela sentitu behar dugu —beste kontu bat da gero kalkulu horretan huts egitea—.

 

Harribitxi batzuk

Uste dugu dagoeneko ikusitakoarekin gutxi izango zaretela oraindik liburua irakurtzeko gogo, nahia edota beharra sentitzen ez dituzuenik, baina gutxi horiek konbentzitzeko Gaztetxeak erditutako haur zoragarri hau, besoazpian harribitxi sorta ikaragarri batekin munduratu da. Sorta horretatik lore pare bat edo erakutsiz ea burugogor-zetati-temati horiek tentazioari eusten dioten.

Hasteko, Gaztetxeak poliziari “maitasun aitorpena” egiten diona!!!:

 

Polizia ez da gaiztoa; poliziak ez du jendea egurtzen, inozenteak ez behintzat; polizia beti doa identifikazioa agerian, legeak agindu moduan; poliziak ez dira liskarzale harroputzen kuadrillak; poliziak ez du biolentziaren monopolioaren erabilera bidegaberik egiten; poliziak inoiz ez du lekukotasun faltsurik ematen epaiketa batean; poliziak ez du zigorgabetasuna bermaturik politikari, epaile eta hedabideei esker; poliziak ez du torturatzen; polizia ez da hiltzailea; polizia ez da naturarentzat kaltegarri izateagatik kaleetatik desagertua nahiko genukeen espeziea, ez eboluzio naturalaren indarrez, ez beste inongo indarrez ere; poliziak ez dira jendea egurtzen gozatzen duten txerrikume biolento ankerrak.

Polizia ona da. Neronek egiaztatu ahal izan dut nire leihoetan zehar, neure begiz, urte hauetan guztietan. Polizia ona da. Egia da gutxi batzuetan gutxi batzuek gehiegikeria puntual eta bakanak egin izan dituztela. Agian, akaso, apika, beharbada. Nork ez du akatsik egiten? Izan ere, polizia ona da.

Ez, lasai, ez da Gaztetxeak komisaldegi batean “bolondratez” egindako “aitorpena”. Gazetari maltxurrek askotan egiten duten bezala, “kontestuz kanpo” hartutako paragrafua baizik. Ikus dezagun bere azalpena, justu aurreko parrafoa baino lehen idatzitakoa:

 

Pesaos, sois unos pesaos

Barkatuko didazue azpiataltxo honen izenbururako gaztelaniara pasatzea, ordenaren zaindariekin izandako ika-mika tontoak lantzeko. Kontua da egokia iruditu zaidala, anekdota sinpatiko bati erantzuten diolako. Zipaioak Gasteizera heltzeak are askeago bilakatu zituen dagoeneko aske ziren gure askatasunak. Ez sinesteko modukoa zen ni eta nire bisitari guztiak zaintzeko zuten ardura. Astebururo ate ondoan furgoneta koloretsuekin, sarritan astegunetan ere bai, bereziki astelehenetan, Gazte Asanblada biltzen zen egunetan; pilotekin olgetan, nire barrura sartzen, irten nahi zutenekin eztabaida biziak izaten eta lasterketetan jolasten…

Hain ziren tematiak haien jarrera arretatsuan, ezen azkenerako kariño pertsonala hartu baitzieten gaztetxeroek —hartu baikenien denok— zipaio eta patruila batzuei. Eta, ordutik gaurdaino, zaharrak berri. Horregatik, urtemugan antolatutako kalejirarako abesti eta bertsio batzuk prestatzean, natural-natural atera zen haientzako bat egitea. Doinua ezin dizuet kantatu liburuan, baina letrak honela zioen:

Pesaos, pesaos,

Sois unos pesaos,

El 1028,

El 1078,

Zipayo seboso,

Eres un pesao,

PESAO!!! (Bis)

Maitasunez betetako garai haien omenez, izenburutxo bera erabiliko dut poliziekin izandako gaizki-ulertu garrantzi gabeak landu behar ditudan bakoitzean. Eta, memoriari eragiten hasita, noiz edo noiz erabili beharko dut izenburutxoa, bai. Gaizki-ulertuak zein zorigaiztoko istripu eta kalamitateak, gainera, Alde Zaharrean eta Gasteizen ez ezik, Euskal Herri osoan gertatu dira, tamalez. Historia osoan zehar, eta polizia mota guztiekin. Horrek ezin ezaba dezake, ordea, gure esker oneko sentimendu sakona. Inongo ironiarik gabe doakie hurrengo hau, bihotz-bihotzez:

Liburuan bertsoak agertzen zirela hasieran aipatu dugu. Eta hala da. Baina agertzeko modua ere berezia da. Liburuaren atal bakoitzari hasiera emanez, komentatzen duen gaiarekin lotuta, “bertso oin bat” (edo) agertzen zaigu, eta Gaztetxearen magiari esker, azken atalerako, guztiak bilduta, bertso eder pare bat agertzen zaigu:

 

BEHARRA SORTUZ TA GERO ASETUZ

BARRURA JO_GABE ALDABA

DI-DA BIZITZA INPLOSIO LATZA

EZ SINESTEKO ABIADA

BAINA_ABIADURAK EZ DAKAR ONIK

GAIXO BADA ASANBLADA

GAZTETXE JALGI PLAZARA!

TA BEHIN LORTUTA PATXADA

ETSAIEI ORRO LAGUNEI IRRI

GURE ARTEAN ALGARA

GAZTEAK OKUPAK AUZOZALEAK

HORI ETA GEHIO GARA

ALIKATEA HARROPUTZ HASI

TA ETSI AZKENERAKO

ERRELEBOA EZ DA ERRAZA

BADIRA MEHATXU FRANKO

AZEKN BATIALA GZATTEXE EUGNA

GUER SEANK DIOSUKLAKO

PERIA-ren AURKA A SAKO

IRRATI AHIZPAREKIN BAPO

INURRI LANAZ LURRA_ONGARRITU

EGUNEROKO UZTARAKO

HOGEITA HAMAR ASKO EZ ASKI…

BESTE HORRENBESTETARAKO!!!

 

Eta harribitxiekin bukatzeko, Gaztetxearen lagunak aipatu behar. Ez ohikoak edo arruntak gainera. Pertsonai xelebre bati dagozkionak baizik. Zeren liburuari esker bizitza bereganatzen duen pertsonaia ez da bakarrik Gaztetxea. Bere lagun batzuek ere liburuaren zehar hitza hartzen dute. Haien artean hauek, hain zuzen: Hala Bediko Irratia; Txo (Gaztetxean urteak eman zituen txakur ospetsua); Rafa Plaza; Zirauntxo iratxoa (Basoetako Iratxoen Asanbladakoa); Palmondoa (Gaztetxearen “bostgarren dorrean bizi dena), baita Montehermoso kultur gunea ere!

Eta nortzuek eta haiek, Gaztetxearekin batera, solasaldi hunkigarri batean libururaren azken atala idazten dute. Hauek dira elkarrizketan horren azken zatiak:

Eguzki jaio berriari hostoak zabal-zabal eskaini, fotosintesi-aurpegi gozatsua marraztu, eta ideiak harilkatzeko istant bat hartuta kontakizunari heldu zion berriro ere.

—Ezein haize boladek aise airean eraman zezakeen kimu hauskor munduratu izanagatik, sustraituz eta sustraituz joan ginen, gero eta lurrean sakonago eta sendoago, enbatei ere aurre egiteko tenorean izan arte. Periferian jaioak, ni zure eraikinarenean eta zu Gasteizko periferia ideologiko-soziologikoaren bazterrean, erdigunerako bidaia geldoa baina etengabea hasi genuen, gure gorputzak eta printzipioak lekuz aldatu gabe beti ere. Ni, zure iruditerian gero eta presenteago, zure aurrealdearen argazkian gero eta nabarmenago; zu, auzoaren eta hiriaren bizitzan gero eta presenteago gero eta modu naturalagoan… Hazi egin naiz, bai, urte luzeotan. Lehen itzala zure hormek ematen zidaten. Orain nik freskatzen dut zure harrizko egitura ez ezik nire azpiko lur zati txiki horretan garatzen den bizitza, zein nire abarora hurbildu nahi duen oro. Distantzian daudenentzat ere, gustuko ez nautenentzat ere, ikusgarri nago, hain bilakatu naiz handi eta sendo. Eta horrek badu eraginik. Izan amorratzeko, irribarre bat marrazteko edo esperantzari haginka heltzeko, horiek guztiek badakite baietz, posible dela: ernatu daitekeela ezusteko fruiturik ustezko lugorrian. Zehazki, Euskal Herri tropikala —jarraitu zuen haria eten ezinik.

—Berdin hazi zara zu ere. Fenomeno bitxia: fisikoki handitu ez izanagatik, zure itzala hedatuz eta hedatuz joan da auzoan, Gasteizen. Baita Euskal Herrian ere, neurri batean. Ezin zenbatuzkoa da zurekin modu batera edo bestera erlazioa izan duten gasteiztarren kopurua. Moduak hamaika, batzuk hurbilekoak eta zuzenak, beste hainbat urrunak edo zeharkakoak. Sustraietatik eta zimenduetatik kontaktu periferikoenetara joz: Gazte Asanbladatik pasa diren dozenaka gaztetxerak; Gazte Asanbladan parte hartu gabe bertako lanetan parte hartu dutenak; zure barrunbeak modu jarraian erabili dituzten kolektiboetako ehunka lagunak; Gaztetxea noizbait behintzat erabili duten kolektibo politiko, sozial eta kulturaletako milaka bidaideak; Gaztetxean antolatutako hamaika jarduera ezberdinetara inoiz hurbildu diren hamarna milaka kideak; erasoen aurrean Gaztetxea babestu duten ezinbesteko konplizeak; urteen poderioz, prentsagatik, jarduera zehatz batengatik, seme-alabengatik kosmos gaztetxeroaren printza batzuk ezagutzen dituztenak, inoiz hurreratu ere egin gabe… Goitik behera blaitu dituen ur-jausi ezin indartsuagoa izan zara batzuen bizitzan, apenas oihartzun urruna beste batzuenean. Baina okupazioaren, autogestioaren, asanbladaren iruditeria kolektiboarekin kontakturen bat izan dute horiek denek.

—Nola neurtu horren guztiaren eragina? —guztioi zuzetzen zitzaigun orain gure Palmondo sentibera—. Ideologikoki, soziologikoki, politikoki, auzogintzaren eta herrigintzaren ikuspuntutik? Zenbakaitza, neurgaitza Hain zuzen ere, neurgaitza den horrek soilik esplika lezake ulergaitza dena: Nola azaldu, esaterako, zaren etxe ziztrinaren defentsan 10.000 pertsona ateratzea kalera 2001ean, 15.000tik gora 2005ean? Gazte Asanblada hogei pertsonak edota hamar baino gutxiagok osatzen zuten garaietan? Ulergaitzaren ederrak barrenetan gordin sentituta eta hunkituta denak, isiltasun erabatekoa egin zen segundo batzuez. Eta ez nuen isiltasuna urratu inongo bainarekin.

Palmondoa izan zen bere hitzekin gaupasaren errealitatera erakarri gintuena.

—Beno, koadrila, solemneegi ez zaiteztela jarri. Esan dizuet behin-behineko hausnarrak direla. Iraganez eta orainez ez ezik etorkizunez beteak baikaude oraindik, etxe maite. Urte askotarako!

—Baina… —hartu nuen hitza. Eta Montehermosok, Rafa plazak, Zirauntxok, Txok eta Palmondok berak ez-zara-amaiera-eder-hau-zapuzteko-bezain-abilidaderik-gabea-izango-ezta? aurpegikeraz fusilatu ninduten atoan—. Baina —errepikatu nuen, suabe-suabe—, hori horrela bada, kontakizun honi ezin diogu guk eman amaiera.

Hitzen beharrik gabe jakin genuen ados ginela denak. Hortaz, nire oraina eta etorkizuna eskuetan duzuen gaztetxitak, zuena da azken hitza, merezimendu osoz. Nire aldetik, irakurle maite, akabo txapa. Plazera izan zait hogeita hamar urte hauek zurekin batera orriotan berpiztea, are plazer handiagoa urtez urte, zimendu eta arima bizi izana. Eta plazera izaten jarraituko du.

Uste dugu dagoeneko erakutsitako “aperitiboekin” zaila izango zaizuela bapo geratzeko tentatua ez izatea. Ba, irakurri osoa, eta on egin!!! Eta ez ahaztu liburuaren kontrazalean agertzen den azken ideia edo desoía:

Horixe usnatuko duzu orriotako gertakizunetan, ametsetan, gauzatutako zein erdibidean utzitako proiektuetan, hanka-sartze nahiz asmatzeetan; alegia, borrokaren lekukotzaren azpian. Hori da behintzat liburu honek transmititu nahi lizukeena. Ez iragan eta soilik iragan den orbanik gabeko bide bezala marraztua. Kontrara. Bere argi-itzaletatik, orainaldian eta etorkizunari begira borrokan jarraitzeko ilusioen, sentsibilitateen, moduen eta arrazoien kontrabandorako erreminta bezala ulertua.

Liburuari amaiera gaur egungo Gazte Asanbladak ematen dio:

(…) Maitasunez betetako muxu eta besarkada zaparrada hau bukatzeko, ezin ahaztu liburu hau errealitate egin duzuenok, liburua osatzerako orduan aspaldiko gertaerak eta kontakizunak memorian mantendu dituzuen pureta zein beteranoak. Eta baita ere, nola ez, aktei berei ere! Ezin zenba dezakegu liburuaren prozesuan aletxoa (edo aletzarra) jarri duen jende guztia: duela sei urte liburuaren ideiaren txinparta piztu zenutenak; elkarrizketetan parte hartu duzuen gaztetxerak, eta elkarrizketak transkribatu dituzuenak; aktak, argazkiak eta albisteak biltzen ibili zaretenak; informazio hori guztia hitzetara pasa duzuenak; zuzentzaile eta itzultzaileak, ilustratzaileak, maketatzaileak… Oso bastoak jende! Ta zuoi, irakurleoi! Plazer bat izan da. Liburua irakurrita ateratako konklusioa argi dago: Todavia hay kien resiste, resiste, resiste, resiste!

Eta oraindik ere zu, Gaztetxea, zer zaren argi geratu ez bazaio inori, benetan ezagutu nahi bazaitu, muinoko etxetik pasatzea besterik ez dauka. Zure ateak, beraz, zabalik ditugu! Bertan ikusiko garelakoan…

OKUPAZIOA ARDATZ, ASANBLADA OINARRI ETA AUTOGESTIOA IPAR-ORRATZ,

IZAN GAIZTO ETA SEGI HORRETAN!

EA EA EA GAZTETXEA!!!

 

Gure aldetik, bukatzeko, bakarrik egileari, Gaztetxeari, esatea gure uste apalean ez dela konstzientea oraindik ze lan aipagarri, baliogarri eta txalogarri egin duen (eta argitaratzea lehendabiziko pausua eta fruitua besterik ez dira, orain mamia ateratzeko bidea hasten da) eta hori denboraren poderioz ikusiko da. Ea, hainbestetan Gasteizko Gaztetxearekin gertatu zaigunez, berak idatzitako (h)istorioarekin bide berri bat iretkitzen den gure artean ezinbestekoa dugun belaunaldi eta borroka ezberdinen esperientzia transmisiorako. Hala bedi!!! Gora Gaztetxeko komungrafia!!!

 

 

 

 

 

Los desbordes desde abajo 1968 en América Latina (Raúl Zibechi. 2018)

 

En este mes que se cumple medio siglo del ‘Mayo del 68’, Raúl Zibechi nos sorprende una vez más con una mirada distinta a la del resto, y (auto)crítica: desde América Latina, e intentado evitar el error de su generación (“fuimos una generación rebelde pero eurocéntrica, que no fue capaz de romper con el colonialismo del saber, ni con los marcos teóricos legados, en particular, por la tradición marxista”) vuelve su catalejo de amplio alcance, primero hacia atrás, para analizar detalles de lo sucedido en torno a ese 1968, ponerlos en relación con lo que ha ido sucediendo desde entonces hasta ahora y, tras llegar al presente, con todo ello llenar una canasta de pistas y aprendizajes sobre aciertos y errores que nos faciliten avanzar en el camino hacia un horizonte radicalmente transformador.

Ese puede ser el resumen brevísimo de un nuevo texto de nuestro amigo Raúl Zibechi, titulado “Los desbordes desde abajo: 1968 en América Latina” (Ediciones desde abajo, Colombia 2018) Un libro centrado en lo sucedido en América Latina (pero con los necesarios contrastes con la “cultura política occidental” que tan bien conoce) que pone especial acento en sucesos históricos, personajes, luchas y planteamientos ideológicos en los que sus principales protagonistas son las gentes de abajo y a la izquierda, y que por ello mismo han sido en gran medida ignoradas o ninguneadas por la “intelectualidad académica u oficial” de acá y de allá. Pero, dando inicio ya a un resumen de lo que nos ha parecido más importante del texto, dejamos que sea el propio Raúl el que nos explique cuál ha sido su intención al escribirlo:

En las páginas que siguen pretendo mostrar los trazos colectivos de lo sucedido durante la revolución de 1968 en América Latina, mostrando hechos que nos permitan comprender y a la vez analizar. Para ello he optado por poner en juego las experiencias populares en las que se produjeron desbordes multifacéticos, que involucraron principalmente a los sectores populares urbanos y rurales, en los que destaca la gente común, aquellos varones y mujeres que hicieron la historia. No me conforma poner el foco en los dirigentes y en los intelectuales, aunque estos jueguen un papel destacado, porque no alcanzan para explicar las cosas tal como realmente sucedieron.

En el capítulo 1 abordo el concepto de “revolución mundial” y los cambios generados por el ciclo de luchas del 68, con base en los trabajos de los pensadores que crearon la teoría de los sistemasmundo. Nunca es suficiente enfatizar que no abordo sólo lo sucedido en el año 1968, sino que expando la mirada a todo el ciclo de luchas; y que no me limito a los hechos más difundidos y mediáticos, sino a los procesos que considero determinantes para los años posteriores.

En el capítulo 2 describo brevemente tres casos en los cuales los movimientos de campesinos, obreros y estudiantes desbordaron completamente a los aparatos estatales y, a la vez, a las propias organizaciones que los contenían. En la segunda parte del capítulo, me detengo en otras tantas experiencias de los años 70, que comenzaron a construir nuevas relaciones sociales para solventar las urgencias en materia de salud, educación, vivienda, seguridad y justicia, entre las más destacadas. En todos los casos he buscado detenerme en los procesos y en las organizaciones menos conocidas, como forma de tender puentes entre los activistas de los diversos países latinoamericanos.

El capítulo 3 está dedicado a los nuevos movimientos que surgieron a partir de 1968, en la mayor parte de los países de la región. Intenté darle prioridad a los movimientos más removedores, de indígenas, de campesinos y de las periferias urbanas. Combino la atención a los grandes movimientos, como el indígena ecuatoriano y el sin tierra de Brasil, con el abordaje de organizaciones más pequeñas, como Madres de Plaza de Mayo, que jugaron sin embargo un papel muy importante por su potente identidad y por haberse convertido en referentes de amplios sectores sociales.

Las nuevas ideas nacidas de la revolución de 1968 y los nuevos protagonistas de las cosmovisiones de abajo, son los ejes del capítulo 4. Intenté destacar los pensamientos indios y negros, porque considero que aportan la visión del subsuelo de nuestras sociedades, y, también, representan la crítica más profunda al eurocentrismo y a la modernidad capitalista. Un apartado dedicado al auge de la literatura latinoamericana, intenta observarla desde el lugar de los nuevos lectores, los jóvenes de los sectores populares que irrumpieron en el consumo de libros.

Por último, en el capítulo 5 trazo una breve síntesis de los cambios de larga duración que trajo la revolución de 1968, destacando los desafíos al patriarcado y a la vieja cultura política.

Esos contenidos algo más desarrollados son los que recoge el índice: Sigue leyendo

La situación en Santo Domingo: grandes retos para todo el barrio. Santo Domingo bizrik!!!

 

Hace un tiempo que no se presta atención en los medios a los grandes retos que está afrontando la calle Santo Domingo, y muchas pensarán que con el realojo provisional a parte de las familias vecinas de los números 40 y 42 la situación está solucionada: nada más lejos de la realidad. Y situaciones similares amenazan a gran parte del barrio.

 

La situación de las familias de los portales 40 y 42

Las familias, de entrada, a poco que intentemos ponernos en su lugar, están en una situación muy dura, pues no hay que olvidar que están fuera de sus hogares (algunas, las no propietarias, incluso en habitaciones de apartahoteles) con sus mobiliarios y enseres guardados en lonjas, con relaciones por construir con un vecindario nuevo y provisional y con una gran incertidumbre sobre qué va a ocurrir con sus hogares. Y se acercan ya al medio año en esta situación.

Aun en esas condiciones, han sido capaces no sólo de organizar la respuesta de urgencia para reclamar y exigir un realojo temporal digno, sino que durante este tiempo de “apagón informativo” han seguido trabajando y coordinándose entre ambos portales hasta conseguir presentar y hacer frente al pago del proyecto de obra que para afrontar la situación de sus hogares les exige la normativa.

Pero ahora, nuevamente se están dando de bruces con lo que supone los muros institucionales que funcionan al margen de la realidad. Porque si la situación no cambia (y nada indica que vaya a hacerlo) van a tener que hacer frente a un desembolso inicial de más de 20.000 euros por hogar para costear las obras iniciales (con el aviso previo de que, probablemente, al desarrollar las obras se descubran nuevas necesidades de intervención). A todo ello, y para cumplir con las normas, tendrán que ajustarse también al resto de obras que marque la ITE (Inspección Técnica de Edificios), lo que en un marco máximo de 5 años les supondría un nuevo desembolso de una cuantía similar. Todo ello sin olvidar que buena parte de las familias tienen que seguir pagando durante años la hipoteca de sus hogares. Sencillamente imposible. Más aún en las condiciones de unas familias socioeconómicamente muy limitadas, y que ya se las veían y se las deseaban para intentar subsistir todos los meses haciendo frente al pago de las hipotecas.

Eso por lo que se refiere a las familias vecinas propietarias de las viviendas (la mayoría en el caso de estos dos edificios). Porque por lo que respecta a las familias que se encontraban alquiladas, a día de hoy algunas siguen sin poder conseguir un alquiler de similares condiciones económicas al que tenían en Santo Domingo, el único accesible a sus posibilidades.

A todo ello la única respuesta que encuentran de la Administración no se basa en facilitarles ayudas que se adecuen a su situación y necesidades, sino en contestarles que si ellas no realizan las obras, el Ayuntamiento las llevará a cabo subsidiariamente y se las irá cobrando en cuotas mensuales. Prácticamente una segunda hipoteca en este caso a pagar al Ayuntamiento. Lo dicho, las normas municipales intentan imponer una situación que no se sustenta en la realidad. El Ayuntamiento lo sabe, pero intenta desentenderse, así que no queda otra que organizarse para obligarle a afrontar adecuadamente las salidas dignas que merecen las problemáticas de estas familias.

 

Un mal endémico que afecta a buena parte del barrio Sigue leyendo

Cámaras de vigilancia en el Casco Viejo: Si las cámaras son la respuesta ¿cuál era la pregunta?

 

Una vez más, como suele ser habitual cada vez que se aproximan elecciones, las propuestas más populistas comienzan a ser vertidas por los cazadores de votos. Y algunos parece que ya se ha puesto a ello. Nos referimos en este caso a la petición de instalación de cámaras de vigilancia en el Casco, una de las principales matracas populistas que más a menudo utiliza el PP:

Piden cámaras de vigilancia en el Casco Viejo para frenar la inseguridad

El Partido Popular de Vitoria ha pedido al Gobierno municipal que instale cuanto antes cámaras de videovigilancia en 14 puntos “estratégicos” del Casco Viejo de Vitoria para aumentar la seguridad en este barrio de la ciudad, como reclaman comerciantes, hosteleros y vecinos de la zona.

        http://nortexpres.com/camaras-vigilancia-casco-viejo/

(Nortexpres 12-03-2018)

Su principal “argumento” es el de siempre: ser el barrio donde se registran más delitos, intentando dar a entender de forma maniquea que esa delincuencia fuera producto de la acción de parte del vecindario, lo que causaría problemas de convivencia en el barrio:

En 2017, el Casco Viejo acumuló un total de 592 delitos según datos a año completo, de enero a diciembre, facilitados por la Policía Local de Vitoria. Una cifra que supone un aumento del 11,91% respecto al año anterior y que convierte al Casco Viejo en el barrio de Vitoria que más delitos acumula, al igual que ocurrió en 2016.

Como si al populista concejal popular se le olvidara el pequeño detalle de que el Casco, entre semana, es una de las zonas con menos delitos de todo Gasteiz y que lo que sucede es que los fines de semana, es la visita de varios miles de personas (vecinas de Gasteiz o turistas) la que provoca el incremento de esa delincuencia, algo que sucede en cualquier espacio de aglomeración pública. El problema no lo genera el vecindario del barrio, sino algunos de los que vienen a visitarlo… pero quienes sufriríamos a diario y en todo momento los recortes de nuestra intimidad, privacidad y un control permanente, seríamos el vecindario. Eso, sin entrar ahora (luego lo haremos) a la inutilidad de la medida para el objetivo que se dice perseguir.

Porque su desvarío le lleva al PP en esta ocasión a plantear convertir el Casco en una especie de “salón de estar del programa Gran Hermano”, donde hasta el mínimo movimiento en nuestro barrio sea captado por un montón de cámaras:

Hoy el concejal del PP Gustavo Antépara ha anunciado a pie de calle en el Casco Viejo, la propuesta de su grupo municipal de instalar 14 cámaras de vigilancia en “puntos estratégicos”, en concreto en las entradas por la Plaza de la Virgen Blanca a las calles Herrería, Zapatería, Correría; en las entradas por calle San Vicente a las calles Kutxi, Pintorería, Nueva Dentro; en Santo Domingo con Correría; en Cantón de las Carnicerías con Herrería; en Cantón de las Carnicerías con Correría; en Paseo de los Arquillos con Plaza de la Virgen Blanca; en Cantón de Anorbín con Cercas Bajas; en Cuesta de San Vicente con calle Las Escuelas; en San Ildefonso con Vicente de Paúl; y en Bueno Monreal con Cantón de Santa María. Sigue leyendo

Violencia contra las Mujeres y acumulación Capitalista (Silvia Federici) y Palabras de las Mujeres Zapatistas tras el encuentro internacional de mujeres que luchan.

 

Una conferencia de Federici que ya ha sido visionada por más de 100.000 personas y las conclusiones de un encuentro organizado por las mujeres zapatistas en el que participaron más de 8.000 mujeres, son dos datos más de cómo la lucha de las mujeres para, entre otras cosas, poner punto y final a todas las violencias contra las mujeres en cualquier parte del mundo, sigue avanzando imparablemente tras la tremenda demostración de determinación en sus objetivos de la huelga internacionald el 8 de Marzo. Hoy recogemos esas dos demostraciones de fuerza y convinción en ejemplos centrados en México, una de la zonas del mundo que más padece la violencia física y mortal contra las mujeres.

Violencia contra las Mujeres y acumulación Capitalista (Silvia Federici)

Que los análisis, reflexiones, críticas y propuestas de Silvia Federici desde hace ya años (de forma muy especial desde la publicación de su libro Calibán y la bruja. Mujeres, cuerpo y acumulación originaria ) sirven de alimento e impulso a muchísimas mujeres (y no pocos hombres) es algo conocido, pero probablemente no en toda su dimensión. Eso es al menos lo que nos sucede a nosotras cuando nos enteramos que para asistir a la “Conferencia Magistral” que bajo el título “Violencia contra las Mujeres y acumulación Capitalista” que tuvo lugar en Ciudad de México el pasado 10 de marzo se organizaron colas de espera para asistir a la charla ¡¡¡desde 5 horas antes de su inicio!!!. Pero con ser ello más que sorprendente, lo increible es que el video que recoge esa intervención y que hoy os acercamos (gracias a la labor de grabación realizada por Desinformémonos), en poco más de dos semanas ha tenido ya más de 104.000 visualizaciones.

Ello podría hablar de un cierto “mesianismo” en torno a Silvia, pero nada más lejos de la realidad. La “conferencia magistral” (terminología habitual en el contexto universitario mexicano, que es quien organizaba el acto) fue todo un ejercicio de acercar con palabras sencillas (y reflexiones y análisis accesibles a cualquiera) los orígenes de las violencias contra las mujeres y su desarrollo en la historia; las raíces comunes de esas violencias; las “razones” de la actual intensificación a escala mundial de esas violencias contra las mujeres, finalizando con diversas propuestas de por donde seguir la lucha para resistir y acabar con esas violencias. Todo ello lo podéis encontrar en la hora que va desde el minuto 22 a 1hora 23 minutos del video (lo anterior son espera y prolegómenos).

No sólo eso, sino que posteriormente, contestando a todas las preguntas e intervenciones del público (desde 1h 49m hasta el final, 2h 40m), Silvia Federici no rehuye ninguna cuestión, por conflictiva que sea, dando su opinión (o duda, cuando reconoce aún no tener clara una postura), y eso que aparecen buena parte de las grandes cuestiones más polémicas en torno al feminismo y las luchas de las mujeres. En KTT, discrepancias puntuales con ella incluidas, hemos disfrutado alimentándonos de sus palabras. Por eso es lo recomendamos.

 

 

 

Primer Encuentro Internacional, Político, Artístico, Deportivo y Cultural de Mujeres que Luchan (Caracol Morelia, Chiapas, México 8 a 11 de Marzo)

De qué otra forma que “increíble maravilla” podemos calificar el hecho de reunirse durante 3 días más de 8.000 mujeres luchadoras, dónde y en Chiapas, acudiendo a la llamada relizada por las mujeres zapatistas en forma de Primer Encuentro Internacional Político, Artístico, Deportivo y Cultural de Mujeres que Luchan.

La crónica de ese encuentro os recomendamos seguirla en LatFem (Latinoamérica Feminista) en su post Chiapas: la utopía feminista y zapatista. Aunque si lo que queréis es conocer las palabras pronunciadas por las mujeres zapatistas, os remitimos como en otras ocasiones a enlace zapatista, donde podreir encontrar tanto las palabras al inicio del encuentro como las palabras de las mujeres zapatistas en la clausura. Entre ambos momentos, la presentación de cientos de ponencias que abarcaron cuestiones que iban desde los feminismos indígenas o las realaciones entre los diversos feminismos, hasta el rol del amor en la política del conocimiento, o cuestiones relacionadas con el propio cuerpo.

Pero, además de ponencias y debates, hubo talleres, expresividad artística, deporte, fiesta y baile… y mucho más. Algunas de las participantes le ponen palabras de la mano de Radio Zapatista, SubVersiones y La Tinta :

Fueron tres días, del 8 al 10 de marzo, en que nos regalamos alegrías, miradas, palabras, bailes, poesías, pinturas y «cosas raras», dirían las mujeres zapatistas. Un fragmento de tiempo nos condensó en una misma latitud. Cada una con sus sentires y sus luchas viajó hasta allí y entregó sus dolores, sus sonrisas, su fuerza de ser mujer en cánticos y consignas que retumbaban en los corazones de quienes estábamos. Y se replicaban por el bosque que nos rodeaba hasta insospechados rincones del planeta. Tuvimos una certeza: desde distintas latitudes, todas juntas esos días, hicimos temblar el mundo.

Cientos de ponencias y sin embargo un chingo de oyentes – las ponencias abarcaron temas desde  los feminismos indigenas, las relaciones entre los diferentes feminismos, mujeres en sindicatos, el rol del amor en la política hasta el conocimiento del propio cuerpo y temas técnicos.

De las palabras al inicio del encuentro recogemos estos párrafos que probablemente os lleven a intentar conocer el resto:

(…) Y aunque no teníamos estudios, sí teníamos mucha rabia, mucho coraje de todas las chingaderas que nos hacen.

Porque viví el desprecio, la humillación, las burlas, las violencias, los golpes, las muertes por ser mujer, por ser indígena, por ser pobre y ahora por ser zapatista.

Y sépanlo bien que no siempre era hombre quien me explotaba, me robaba, me humillaba, me golpeaba, me despreciaba, me mataba.

También muchas veces era mujer quien así me hacía. Y todavía así hacen.

Y también crecí en la resistencia y vi cómo mis compañeras levantaron escuelas, clínicas, trabajos colectivos, y gobiernos autónomos.

Y ví fiestas públicas, donde todas sabíamos que éramos zapatistas y sabíamos que estábamos juntas.

Y ví que la rebeldía, que la resistencia, que la lucha, es también una fiesta, aunque a veces no hay música ni baile y sólo hay la chinga de los trabajos, de la preparación, de la resistencia.

Y miré que donde antes sólo podía morir por ser indígena, por ser pobre, por ser mujer, construíamos en colectivo otro camino de vida: la libertad, nuestra libertad.

Y miré que donde antes sólo teníamos la casa y el campo, ahora tenemos escuelas, clínicas, trabajos colectivos donde como mujeres manejamos aparatos y dirigimos la lucha, aunque con errores pero ahí vamos avanzando, sin que nadie nos diga cómo debemos hacer sino nosotras mismas.

Y miro ahora que sí hemos avanzado, aunque sea un poco pero siempre sí algo.

Y no crean que fue fácil. Costó mucho y sigue costando mucho.

Y no sólo por el pinche sistema capitalista que nos quiere destruir, también porque tenemos que luchar contra el sistema que les hace creer y pensar a los hombres que las mujeres somos menos y no servimos.

Y a veces también, hay que decirlo, mismo entre mujeres nos chingamos y nos mal hablamos, o sea que no nos respetamos.

Porque no sólo los hombres, también hay mujeres de las ciudades que nos desprecian que porque no sabemos de la lucha de mujeres, porque no hemos leído libros donde las feministas explican cómo debe ser y tantas cosas que dicen y critican sin saber cómo es nuestra lucha.

Porque una cosa es ser mujer, otra es ser pobre y una muy otra es ser indígena. Y las mujeres indígenas que me escuchan lo saben bien. Y otro cosa muy otra y más difícil es ser mujer indígena zapatista.

Y claro lo sabemos que nos falta mucho todavía, pero como somos mujeres zapatistas, pues no nos rendimos, no nos vendemos y no cambiamos nuestro camino de lucha, o sea que no claudicamos.

(…)

Entonces les decimos, hermanas y compañeras, que podemos escoger qué vamos a hacer en este encuentro.

O sea que podemos elegir.

Podemos escoger de competir a ver quién es más chingona, quién tiene la mejor palabra, quién es más revolucionaria, quién es más pensadora, quién es más radical, quién es más bien portada, quién es más liberada, quién es más bonita, quién está más buena, quién baila más mejor, quién pinta más bonito, quién canta bien, quién es más mujer, quien gana el deporte, quién lucha más.

Como quiera no va a haber hombres que digan quién gana y quién pierde. Sólo nosotras.

O podemos escuchar y hablar con respeto como mujeres de lucha que somos, podemos regalarnos baile, música, cine, video, pintura, poesía, teatro, escultura, diversión, conocimiento y así alimentar nuestras luchas que cada quien tenemos donde estamos.

Entonces podemos escoger, hermanas y compañeras.

O competimos entre nosotras y al final del encuentro, cuando volvamos a nuestros mundos, vamos a darnos cuenta de que nadie ganó.

O acordamos luchar juntas, como diferentes que somos, en contra del sistema capitalista patriarcal que es quien nos está violentando y asesinando.

Aquí no importa la edad, si son casadas, solteras, viudas o divorciadas, si son de la ciudad o del campo, si son partidistas, si son lesbianas o asexual o transgenero o como se diga cada quien, si tienen estudios o no, si son feministas o no.

Todas son bienvenidas y, como mujeres zapatistas, las vamos a escuchar, las vamos a mirar y les vamos a hablar con respeto.

(…) Queremos llegar a ser mayores de edad y poder decir que tenemos muchos años y que cada año quiere decir un año de lucha.

Pero para eso tenemos que estar vivas.

Por eso este encuentro es por la vida.

Y nadie nos va a regalar eso, hermanas y compañeras.

Ni el dios, ni el hombre, ni el partido político, ni un salvador, ni un líder, ni una líder, ni una jefa.

Tenemos que luchar por la vida.

Ni modos, así nos tocó a nosotras, y a ustedes hermanas y compañeras, y a todas las mujeres que luchan.

Tal vez, cuando ya acabe el encuentro, cuando regresen a sus mundos, a sus tiempos, a sus modos, alguien les pregunte si sacaron algún acuerdo. Porque eran muchos pensamientos diferentes los que llegaron en estas tierras zapatistas.

Tal vez entonces ustedes responden que no.

O tal vez responden que sí, que sí hicimos un acuerdo.

Y tal vez, cuando les pregunten cuál fue el acuerdo, ustedes digan “acordamos vivir, y como para nosotras vivir es luchar, pues acordamos luchar cada quien según su modo, su lugar y su tiempo”.

Y tal vez también respondan “y al final del encuentro acordamos volver a encontrarnos el año que viene en tierras de las zapatistas porque ellas nos invitaron otra vuelta”.